La Justicia rechazó el pedido de sobreseimiento de Smaldone en la causa por coimas, fraude y cohecho en el Estado

Compartir esta información

El exministro de Trabajo y extitular del Tribunal de Cuentas Guillermo Smaldone, hijo del Juez Juan Ramón Smaldone, que también llegó de la mano de Urribarri y Stratta, está imputado en el proceso penal junto al exgobernador Sergio Urribarri, al empresario paraguayo Diego Armando Cardona Herreros y otros funcionarios o exfuncionarios públicos por supuestas “coimas” o “dádivas”.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

El exministro de Trabajo y extitular del Tribunal de Cuentas, entre otros cargos públicos que ocupó Guillermo Smaldone, sufrió otro revés de la Justicia que le rechazó el pedido sobreseimiento en la causa por supuestas “coimas” o “dádivas”.

El juez de Garantías Julián Vergara rechazó este lunes el pedido de sobreseimiento del exministro de Trabajo y expresidente del Tribunal de Cuentas, Guillermo Smaldone.

Smaldone, hijo del juez Juan Ramón Smaldone, que también llegó de la mano de Urribarri y Stratta y hoy jubilado con más de 4 millones de pesos, está imputado en el proceso penal junto al exgobernador Sergio Urribarri, al empresario paraguayo Diego Armando Cardona Herreros y otros funcionarios o exfuncionarios públicos.

En la causa por presuntas negociaciones incompatibles, fraude y cohecho, los fiscales Gonzalo Badano y Patricia Yedro, investigaron contrataciones millonarias del Estado provincial durante las dos gestiones de Urribarri a empresas que dirige Cardona, y detectaron presuntos retornos de dinero a funcionarios públicos y privados.

Smaldone hijo se presentó emiércoles 21 de febrero ante el juez Vergara para reeditar un planteo que viene formulando. “En todas las instancias previas me contestaron que el momento oportuno para interponer esta petición es este”, dijo y subrayó que Fiscalía “tiene los plazos fenecidos para ejercer la acción pública”, citando el denoinado “fallo Cozzi”.

El ex funcionario precisó que desde el 5 de diciembre de 2017 se encuentra “imputado informalmente”. Entendió que pesa sobre su persona un “estado de sospecha permanente de antaño”, que consideró “injusto”. Añadió que en octubre de 2017, por una denuncia del abogado Rubén Pagliotto contra una serie de funcionarios públicos que prestaban funciones en el Ministerio de Economía, ya no estaba en la función pública, puesto que el 10 de junio de 2016 había renunciado a todos los cargos que prestó en el Estado.

Smaldone criticó que “el precoz interés” de Fiscalía respecto de su presunta participación en un solo hecho, el último de los seis que se investigan en la causa por la contratación de un sistema de software para la Administración Pública, no se sostuvo durante los siete años de proceso en los que casi no hubo movimientos destinados a producir nueva evidencia. En su crítica añadió que Fiscalía utilizó en su contra evidencia que se obtuvo en otra causa que investiga en presunto delito de Enriquecimiento ilícito del ex gobernador, Sergio Urribarri y Diego Armando Cardona Herrero.

El Ministerio Público Fiscal, con la firma de los fiscales Patricia Yedro y Gonzalo Badano, remitieron a juicio la causa con un adelanto de la penas que solicitarán durante la realización de las audiencias orales y públicas. Solicitan para Sergio Urribarri 10 años de prisión de cumplimiento efectivo, inhabilitación absoluta perpetua, multa de $540.000; para Diego Armando Cardona Herreros, la pena de 9 años de prisión de cumplimiento efectivo, inhabilitación absoluta perpetua, multa de$540.000; y para el exministro de Trabajo, Guillermo Smaldone, la pena de 5 años de prisión efectiva, inhabilitación especial perpetua, multa  de $90.000.

Compartir esta información