Una familia necesita $345.000 por mes para no ser pobre

Compartir esta información

Según el INDEC, la canasta alimentaria para una familia tipo ascendió a $160.000 en octubre y los gastos totales para no ser pobre subieron a $345.000 por mes.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

El costo de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 8,6 % en octubre y una familia conformada por dos adultos y dos hijos menores necesita ingresos mensuales por $160.603 para no caer en la indigencia, mientras que la Canasta Básica Total (CBT) subió 8,1% y el mismo grupo familiar necesita contar $345.295 por mes para no caer debajo de la línea de la pobreza. Lo informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La inflación minorista durante octubre ascendió al 8,3%, por debajo del 12,7% de septiembre y el 12,4% de agosto. El rubro Alimentos y Bebidas mostró una suba menor al índice general, con un 7,7 %.

La Canasta Alimentaria, que mide la evolución de los precios de productos alimenticios necesarios para cubrir necesidades básicas de nutrición, y que marca el umbral por debajo del cual se cae en la línea de indigencia, acumuló un incremento de 139% en los primeros 10 meses del año, contra una inflación general del 120%.

En tanto la Canasta Total, que mide los ingresos necesarios para pagar alimentos y bebidas, indumentaria y servicios de una familia tipo, subió 126,4 % entre enero y octubre.

La diferencia entre una canasta y otra radica esencialmente en que las tarifas de los servicios públicos y el transporte tuvieron menores aumentos que los alimentos.

Hasta el primer semestre del año, última medición disponible del Indec, el 40,1% de los habitantes del país estaban bajo la línea de pobreza, de los cuales, el 9,3% era indigente.

De esta manera, sobre una población de 46 millones de personas, 18,4 millones se encuentran en la pobreza y una de cada cuatro de ellas es indigente.

Además, la pobreza se hace más fuerte en los menores de 16 años donde el porcentaje alcanza al 60%, según cifras del Indec.

Los datos de mediados de este año superaron al 39,3% de pobreza con que cerró el 2022, y 8,1% de indigentes.

Compartir esta información