Tras el pedido de elevación a juicio oral de la causa por enriquecimiento, la defensa de Urribarri habló de “persecución”

Compartir esta información

Uno de los abogados defensores del exgobernador Sergio Urribarri, Miguel Cullen, cuestionó la decisión del Ministerio Público Fiscal de pedir la elevación a juicio oral de la causa por enriquecimiento que llevan adelante en su contra y dijo que se está “transformando este proceso en una persecución contra Urribarri que viene desde hace ocho años”.La causa se inició en 2015 a partir de una denuncia de los abogados Rubén Pagliotto y Guillermo Mulet, y no había podido avanzar porque en casi todo el tiempo Urribarri ocupó cargos públicos.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

«La causa en la que se investiga el patrimonio del ex gobernador Sergio Urribarri se encuentra en una etapa recursiva en la cual no es técnicamente posible pedir una elevación a juicio e incluso los propios fiscales pidieron hace poco más de dos semanas más plazo para continuar con la investigación. Evidentemente, dedicaron ese tiempo a preparar esta presentación y es difícil no pensar una vez más que de lo que se trata es de llenar los medios de titulares de este tenor en pleno proceso electoral”, planteó Cullen.

El Ministerio Público Fiscal pidió la remisión a juicio oral de una tercera causa por corrupción que involucra al exgobernador Sergio Urribarri. El dos veces titular del Poder Ejecutivo ya fue condenado a 8 años de cárcel en el marco del megajuicio; y tiene pedido de remisión a juicio en una causa por coimas, con una solicitud de pena de 10 años de cárcel.

Ahora, los fiscales Patricia Yedro y Gonzalo Badano remitieron la causa por enriquecimiento con un pedido de condena para Urribarri de 5 años y 6 meses de cárcel. En tanto, para el empresario Diego Armando Cardona Herreros, implicado en esa investigación, los fiscales solicitaron 5 años de prisión de cumplimiento efectivo. En tanto, para Rubén Ángel Martínez, 3 años de prisión de cumplimiento condicional.

La causa se abrió en 2015 y por eso el exgobernador entienden que se han vencido los plazos para avanzar con la investigación y ha planteado la prescripción.

El exgobernador Sergio Urribarri negó la existencia de una pericia contable que dé cuenta de un crecimiento sin justificar de su patrimonio, y alegó que los números que ha difundido el Ministerio Público Fiscal parten de un informe que ha hecho un «empleado» de la Procuración, en directa referencia al contador Héctor Enrique, «La pericia no está terminada y no existe la cifra exorbitante y mentirosa que difundió Fiscalía”, aseguró.

La imputación fiscal sostiene que desde el 1º de enero de 2008 y hasta el 31 de diciembre de 2015 «periodo en el que Sergio Daniel Urribarri se desempeñó como funcionario público (Gobernador y luego Diputado de la provincia de Entre Ríos), incrementó de manera desproporcionada su patrimonio, en relación a los ingresos percibidos, por un monto de $11.546.772,05, u$s 7.245.441,02 y €16.300,00, conforme surge del informe pericial contable de Romina V. Stepanic Pouey y Cristián Dumé y de la evidencia colectada en el legajo.

Declaraciones de la defensa de Urribarri

«En esta causa, como ya hemos explicado, hay una pericia que da cuenta claramente que faltan datos de importantes ingresos de miembros de la familia Urribarri. Sin embargo, la fiscalía hace caso omiso. Tampoco escucharon ni buscaron corroborar las clarísimas y contundentes explicaciones que dio Urribarri al declarar. Una vez más se violan garantías constitucionales y se rompe la objetividad que debe mantener el Ministerio Público Fiscal, transformando este proceso en una persecución contra Urribarri que viene desde hace ocho años”, agregó el letrado.

“La pericia no está completa porque resta incorporar documentación sobre los ingresos de todos los integrantes de la familia del ex gobernador. Con esos elementos se podrá comprobar que no hay ninguna inconsistencia y que son mentira las cifras exorbitantes que la fiscalía insiste en difundir vaya a saber con qué fines», remarcó. “Esto ha sido reconocido por los propios fiscales quienes solicitaron al juez de Garantías -y éste lo autorizó- que envíe un exhorto internacional para conocer los ingresos que tuvo el hijo de Urribarri futbolista profesional. Y sin esperar esta información que ellos mismos consideraban importante nos encontramos hoy con esta presentación que no atiende los derechos de nuestro defendido porque no se lo escuchó”, acotó.

«Esta causa estuvo un año y medio paralizada. Actualmente son más los años de investigación que de pena. Y ahora la reflotan en medio de las elecciones. En esta y en todas las causas Urribarri estuvo y estará siempre a disposición para brindar todas las explicaciones y pruebas necesarias para que las investigaciones avancen y se llegue a la verdad. En este caso puntual el patrimonio del ex gobernador y de su familia fue investigado hasta con pedidos de informes a Netflix a ver cuántas cuentas tiene para ver series. Y no se encontraron yates, ni cuentas en el exterior, ni grandes extensiones de tierra, ni departamentos en otros países ni nada por el estilo», precisó Cullen.

«Se detienen los fiscales en viajes y otros movimientos que involucran a la familia de Urribarri y dan a publicidad listas de pasajes y compras a nombre de los hijos de Urribarri, pero no quieren incorporar los ingresos de esas personas. Es evidente que solo quieren estigmatizar y no conducir una investigación seria”, expuso.

«Nosotros estamos a disposición para lo que sea necesario, iremos a todas las audiencias y responderemos y probaremos todo, como hemos hecho siempre. Pero no vamos a dejar que avasallen los derechos de nuestro defendido vaya a saber en razón de qué intereses y que usen su figura para enrarecer el clima político», concluyó.

Compartir esta información