Senado: jura la mujer de Bahl en un clima de tensión, en medio del escándalo por sus hijos

Compartir esta información

Este jueves a las 11 sesionará la Cámara de Senadores para aceptar la renuncia de Hugo Maín (PJ – Paraná) y tomar juramento a la esposa del ex intendente de Paraná, Adán Bahl. Claudia Silva, que sería empleada del Senado designada por su esposo cuando era vicegobernador, asumirá en su banca con algunas resistencias por parte del peronismo, especialmente en el seno del bloque al que debe integrarse, y en medio del escándalo por la anulación de las designaciones de dos de sus hijos en la Cámara de Diputados por no concurrir a trabajar. También está previsto que se conformen las comisiones.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

La renuncia de Maín, electo por el departamento Paraná, ingresó por la mesa de entradas de la cámara alta el 29 de diciembre. Ahora, según el artículo 28 del reglamento, deberá ser tratada por el pleno del cuerpo y para su aprobación bastará con la mayoría simple. En la misma sesión, previa comunicación formal a la Secretaría Electoral, se tomará juramento a Claudia Silva, que fue en la boleta como suplente de Maín.

Si bien Maín adujo problemas de salud para su apartamiento, lo cierto es que en las últimas semanas, según distintas fuentes, el ex intendente de María Grande habría admitido que se trató de un pedido concreto de Bahl formulado en una reunión en su domicilio.

Cuando se produjo, la dimisión causó malestar en el peronismo, al entrever una maniobra para que accediera a una banca la esposa del ex candidato a gobernador lo cual, por acuerdo o por salud, se producirá este jueves. Según pudo saber este medio, esa tensión no se ha disipado, sino más bien al contrario.

“Sigan tirando de la cuerda y el divorcio con la gente será irreconciliable”, publicó en su momento el senador por Villaguay, Juan Pablo Cosso. La advertencia recibió apoyo virtual del presidente del bloque, Martín Oliva, y de otras figuras del peronismo entrerriano.

En esa bancada desembarcará Silva que, por fuera del acompañamiento a su marido, no tiene ninguna experiencia política. Además, sería empleada de planta permanente del Senado, designada en tiempos en que su esposo era vicegobernador y ella renunció a un puesto en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para pasarse a la Legislatura. 

La situación tiene algún parecido con la de otro miembro del bloque, Víctor Sanzberro (Victoria), que fue senador y empleado de planta al mismo tiempo. La superposición culminó con su renuncia semanas atrás al cargo legislativo en el que había sido designado por su aliada política Laura Stratta. En su rol de vicegobernadora, Stratta en el mismo acto le concedió licencia para que continuara ejerciendo como concejal en su ciudad, por lo que nunca tomó posesión del puesto en cuestión.

A la par, semanas atrás se conoció a través de ANÁLISIS la noticia de que uno de los hijos del matrimonio Bahl – Silva, Joaquín Emanuel, había sido designado en la Cámara de Diputados por el ex presidente Ángel Giano, pero no se había presentado a trabajar, por lo cual fue removido por disposición del actual titular del cuerpo, Gustavo Hein. Y la semana pasada este medio reveló una irregularidad similar respecto de otro hijo de la pareja, Franco Tomás. Una situación escandalosa, que se expandió cuando ambos jóvenes reclamaron su reincorporación. Joaquín Bahl a través de un recurso de amparo y Franco Bahl mediante un recurso administrativo de revocatoria.

Las revisiones de las designaciones, además de las anulaciones con su consecuente exposición pública, develan acuerdos políticos y personales de todo tipo en el seno de un sector del peronismo y un uso de los cargos legislativos como herramienta para el pago de favores con un volumen y cantidad nunca antes vistos. Los firmantes son Stratta y el ex presidente de la Cámara de Diputados, Ángel Giano, pero por fuera de los acuerdos propios, incluso desde el entorno de ambos se señala al ex gobernador Gustavo Bordet como autor de buena parte de los pedidos.

En los hechos, la situación opera casi como un silenciador de la principal fuerza de oposición, que critica la Ley Ómnibus y al presidente Javier Milei, pero nada dice de los temas provinciales. Es que quien no firmó una designación, es uno de los designados, o tiene un hijo designado o de alguna manera se ve salpicado. 

La crisis desatada por las designaciones y su revisión llegó a tal punto que, según pudo saber ANÁLISIS, quienes no tienen que ver con estos nombramientos expresan indignación y en uno de los bloques legislativos del peronismo hay miembros que analizan presentar un pedido de informes para solicitar la lista de los favorecidos en 2023.

Con la puesta en funciones de Silva, el cuerpo quedará completo para tratar los proyectos enviados por el Poder Ejecutivo que están siendo analizados en la Cámara de Diputados. Se trata, hasta el momento, de la Ley de Transición de Gobierno, el Reglamento de Acceso a la Información Pública y la eliminación de las pensiones vitalicias para ex gobernadores y vices, más la nueva estructura de la Policía de Entre Ríos. Y también para los que ingresaron al Senado en las últimas horas: la  declaración de la emergencia pública en materia educativa y otro que prevé reformas en el Código Fiscal y la Ley Impositiva de Entre Ríos. 

Para la sesión de este jueves también está prevista la conformación de las comisiones permanentes de la Cámara de Senadores.

Compartir esta información