Milei: “No hay plata, si no hacemos el ajuste fiscal, nos vamos a la híper, 95% de pobres y 70-80% de indigentes”

Compartir esta información

En una entrevista que le concedió al periodista Alejandro Fantino, el futuro mandatario pronosticó que la inflación seguirá “entre 18 y 24 meses” y contó que en su reunión con Alberto Fernández se declaró “inquilino” de la Quinta de Olivos. Negó que vaya a privatizar la educación, criticó a Sergio Massa y dijo que los gobernadores “no deben temer” por la Coparticipación.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

El lunes, muy temprano, Nicolás Posse inició la negociación informal en Seguridad. Fue el área donde empezó la transición bilateral, luego de la cumbre de Milei con Fernández en Olivos.

Javier Milei activó, a doce horas de ser electo presidente, la transición en un área que considera especialmente sensible: Seguridad. El lunes, muy temprano, el futuro jefe de Gabinete libertario, Nicolás Posse, mensajeó a Aníbal Fernández para iniciar la negociación sobre ese ministerio. Apareció, en esa conversación, un tema adicional: la custodia del presidente electo, algo que se terminó de resolver en una charla de dos horas que mantuvieron, este martes, Posse y Fernández, y de la que también participó Guillermo Francos, futuro ministro del Interior, y autoridades de la Policía Federal.

La reunión fue la primera que se acordó entre funcionarios del gobierno entrante y del saliente. Se pactó, con día y hora, incluso antes de que Milei y Alberto Fernández fijen el punto de encuentro que finalmente, tras alguna chiquilinada libertaria sobre pedir “zona neutral”, fue la quinta de Olivos. Por este encuentro, la reunión sobre Seguridad, convocada en el despacho de Aníbal Fernández, se demoró y arrancó cerca del mediodía.

Un primer dato que llamó la atención fue que a la reunión fueron Francos y Posse, y no participó ni la vice electa Victoria Villarruel ni su colaborador en materia de Seguridad, Guillermo Montenegro. En LLA dijeron que fue, hasta acá, una cuestión operativa y que la decisión de Milei fue que las conversaciones, al menos las iniciales, las lleven adelante Francos y Posse, este último que acompañó al presidente electo al encuentro con Fernández en la quinta de Olivos.

Igual fue llamativo a raíz de tres hechos. Uno se produjo el lunes al atardecer cuando luego de reunirse con Milei, Villarruel se retiró del hotel Libertador, donde está alojado el libertario, y ante las consultas de la prensa referidas a la transición, dijo que ella solo sería “vicepresidente”. Generó intriga porque hasta ahora siempre se especuló, a partir de declaraciones del propio jefe libertario, que la vice sería la encargada de manejar, no en persona pero si conceptualmente, las áreas de Seguridad y de Defensa.

Pero no estuvo en la reunión de transición donde, además, se produjo otro hecho significativo: se anunció que el comisario general Luis Alejandro Rolle sería el futuro jefe de la Policía Federal. Es, dicen en Seguridad, un uniformado respetado por la fuerza y las fuentes lo consideran una “buena elección”. ¿Qué urgencia tenía Milei de anunciar al jefe de la Policía Federal cuando, todavía, no nombró al ministro del área?

En la reunión, Posse y Francos, no dieron nombres sobre quien reemplazará a Fernández. En el equipo de MIlei aseguran que Villarruel tiene injerencia en el área pero que no está definido si el ministro Seguridad, que bendiga Milei, será un nombre propuesto por ella o no

Compartir esta información