Castrillón habló del STJ y apoyó el DNU de Milei

Compartir esta información

El expresidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilio Aroldo Castrillón, habló de su salida, en 2021, del Poder Judicial en medio de un proceso de juicio político en su contra, aunque afirmó que “no me fui mal con nadie porque estaba en La Paz cuando me avisaron que estaba jubilado, pero no me sentaría a hablar con Susana Medina, pero sí con (Bernardo) Salduna por ejemplo, es un gran señor”.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Respecto del próximo presidente del STJ, Leonardo Portela, contó que “fue secretario, era amigo de (el ex vicegobernador Pedro Guillermo) `Pemo` Guastavino”. En tanto, respecto de la electa  vicepresidenta del alto cuerpo, la vocal Mariana Laura Soage la consideró “muy buena jueza en Concordia. Como profesionales sé que la doctora es buena jueza, son gente potable, ahora pedí que me habiliten mi matrícula,  pero querían que suspenda la jubilación”.

Luego y en el plano político sostuvo que “no hablo con (el exgobernador Gustavo) Bordet, nunca hablé con él de mi situación, no soy kirchnerista o los que eran chupamedias de Kirchner me miraban de costado. No lo soy ni lo voy a ser. El peronismo debería ser conducido por alguien de cuarenta y pico de años que sienta la política, que no tenga rencor y pueda unir pedazos deshilachados del PJ, que les cuesta reconquistar el poder. Y en la oposición por ejemplo Emanuel Gainza, perseguido y acusado en su momento hizo una gran elección en Paraná y es un elemento de recambio importante. El (ex) intendente Pedro Sarubi (La Paz) se recibió de abogado y fue concejal y después intendente y ahora diputado, pero se nota que falta renovación en el peronismo, aires nuevos con gente nueva”.

Remarcó que “militaría políticamente para algún joven que necesite que lo ayude podría ser, pero por mí ya no, se necesita una renovación, hoy no veo renovación en el peronismo, entonces estoy con Milei o Frigerio, estoy en la vereda de enfrente”.

“En el departamento La Paz el único que quedó haciendo política es (el intendente de Santa Elena) Domingo Daniel Rossi, y quienes lo acusaban hoy son chupamedias. En su momento los únicos que lo acompañaron a declarar fuimos (el titular de UPCN, José) Allende y yo, por eso digo que el peronismo hasta Busti tuvo jefe, después no hubo más jefe, le falta líder al peronismo, el recambio podía venir con Enrique Cresto pero perdió las elecciones. Roguemos que a Frigerio le vaya bien y que Milei la emboque”, analizó.

Respecto del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que dictó el presidente Javier Mile, dijo que a través de esa medida “me da una sensación de querer hacer, de querer arreglar algo que se venía emparchando, esto ya se vivió en el gobierno de Menem, los gremios postergaron esa readecuación de números y se va peloteando pero en algún momento alguien tiene que tomar la decisión. Milei lo pensaba en serio y va a ejecutarlo. No tenía otra opción, el momento justo donde hace la transfusión de sangre, la oposición gobernó y regaló hasta llegar a las elecciones emparchando. Lo cierto que con un dólar atrasado, déficit, emitiendo, utilizando plata de la Ansés, una provincia o un país donde viva del déficit y gaste más de lo que entra, no es viable”.

Castrillón sostuvo que “en el gobierno de Menem ya pasó lo de las privatizaciones, se controlaron mal los aviones, los trenes, el Estado nunca dejó las coimas, una cosa es dar el servicio a un privado y controlarlo sin coimas. Y acá la Caja de Jubilaciones de la provincia es deficitaria, porque en la provincia las mujeres y los hombres no se jubilan a la misma edad. Si tienen lo que ha tenido Milei, se va a arreglar (es decir decisión política), si se toman las medidas en serio tienen que entender que hay que tener una estabilidad, por estuvieron corriendo para ver de dónde se consigue la plata, la gente también tiene que hacer un parate y decir que no se puede seguir con un consumismo eterno”.

En este sentido agregó que “es una cuestión de conciencia y confiar, la gente confió en Milei, el otro sistema no le dio una solución que lo haga visible en el tiempo, éste cambio lleva un costo y hay que asumirlo, si la asistencia llega bien para los caídos podemos zafar”.

Compartir esta información