“Mbappé me decía que nos iba a matar”: Enzo Fernández contó el polémico gesto del francés en la final del Mundial y quién fue el “soldado” que lo defendió

Compartir esta información

El volante de la selección argentina ofreció un extenso reportaje a pocos días de cumplirse el primer aniversario de la coronación en Qatar

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

La selección argentina despidió 2023 tras la victoria ante Brasil en el Estadio Maracaná, pero se acerca una fecha muy especial para el público de la Albiceleste en vísperas al primer aniversario del logro alcanzado en el Mundial de Qatar. La final del 18 de diciembre pasado ante Francia en el Estadio Lusail aún permanece vigente en las retinas de los fanáticos y uno de los héroes de aquella gesta reveló el detrás de escena de aquel duelo con Kylian Mbappé como protagonista.

La charla íntima de Alexis Mac Allister con Messi tras ser campeón y su espina clavada en el Mundial de Qatar: “Me arrepiento”

Te puede interesar:La charla íntima de Alexis Mac Allister con Messi tras ser campeón y su espina clavada en el Mundial de Qatar: “Me arrepiento”

El ciclo de entrevistas lanzado por Star+ bajo el nombre de Campeones, un año después tuvo a Enzo Fernández en la primera entrega y una de las revelaciones del equipo liderado por Lionel Scaloni contó una disputa mantenida con Kiki, quien tuvo una polémica reacción contra sus rivales pasando sus dedos a lo largo de su cuello: “Hubo jugadas que nosotros festejábamos, como en una pelota dividida, y él nos hacía un gesto como que nos iba a matar. Se la agarró conmigo, no sé por qué”.

En ese preciso instante, un compañero salió en su defensa para no dejarse intimidar por la estrella de los Galos: “Ahí, Cuti (Romero)… Tengo un soldado atrás que me defiende. Cuando hacemos el tercer gol, Cuti se lo grita en la cara a Mbappé, está loco”. “Mbappé me decía como que nos iba a matar, que ellos iban a ganar la final”, insistió frente a la repregunta del conductor, Sebastián Vignolo.

El mediocampista del Chelsea fue consultado por un extraño momento antes de que Lionel Messi ejecutara el penal del 1-0 en Qatar. Allí, Olivier Giroud y Aurélien Tchouaméni intentaron evitar que observara el remate de la Pulga: “No me dejaban verlo. Una locura. Me puse entre medio de los dos, se empezaron a cerrar y querían empujarme hacia atrás. ¿Cómo no me vas a dejar verlo?”. Vignolo se sorprendió con su contestación sobre por qué se había alejado de ambos para contemplar el disparo: “Pensé que los querías primerear por si había rebote…”. Enzo le sacó las últimas dudas que le quedaban en un relato a pura risa: “Cómo va a haber rebote si esa pelota iba adentro…”.

Te puede interesar:La respuesta del hermano de Garnacho a un ídolo del Manchester United que acusó a Messi de “borrar” al joven en sus redes

Por otro lado, Fernández revivió la premiación, donde ganó la estatuilla a Mejor Jugador Joven, y bromeó al observar cómo se habían quedado Emiliano Dibu Martínez (mejor arquero), Messi (mejor jugador) y Mbappé (máximo goleador) en el escenario para cumplir con el trabajo de los fotógrafos: “No me habían esperado para la foto. ¿Qué estaba haciendo? Ah, me había ido porque subí primero y me habían echado de la ceremonia, ja. Estaba enojado Mbappé, se fue enojado”.

En un extracto de la nota, al volante de 22 años se le dibujó una sonrisa al mirar su primer gol en la Celeste y Blanca ante México en el Mundial: “Qué locura… Vivirlo no tiene precio. Un desahogo porque faltaban cinco minutos y había mucho nerviosismo. Leo me había dicho ‘acercate a jugar’ para tenerla ahí. Me acuerdo que, cuando Leo me la da, me queda el defensor de frente. Dije ‘lo encaro y tiro el centro’, pero cuando tiré la bicicleta para salir a un costado pensé que el defensor iba a ir para un lado y fue para el otro. Ahí, abrí el pie. Desde atrás, ya sabía que el arquero no llegaba”.

Te puede interesar:Escándalo en el Mundial Sub 17: denunciaron la mala inclusión de un jugador de Francia y piden la expulsión de la selección

“Después de ser campeón del mundo tenía 500 mensajes fácil entre amigos, familiares, conocidos… Iba respondiendo, traté de responder a todos y me tomé un tiempo porque mucha gente me acompañó en mi camino y es importante hablar con ellos”, expresó. Y añadió que aún no se hizo el tatuaje de la Copa del Mundo: “Lo tengo pendiente. Ya lo armé, me lo voy a hacer en la pierna y estoy esperando el momento porque es un lugar donde no puedo jugar con dolor”.

La emoción dominó la narración de Enzo Fernández, hasta el punto de estar al borde de las lágrimas después de ver un video con palabras de aliento de sus padres: “Me voy a poner llorar… Mis viejos son todo para mí. Mi mujer, mi hija y mis viejos… Ese es mi equipo. Siempre digo lo mismo. Me acuerdo que me levantaba cuando lo escuchaba levantarse a mi viejo y veía cómo se iba a trabajar en bicicleta a las seis de la mañana”. “Ahora los ayudo, siempre estoy para lo que necesiten y saben que pueden contar conmigo en todo momento”, manifestó.

Por último, se refirió a los futbolistas mejor lookeados de la selección argentina luego de que Vignolo le soltó que había aparecido un competidor de “primer nivel” a Rodrigo De Paul por la vestimenta del entrevistado. “No, no, Rodri está allá arriba. Es Top. El ranking es De Paul, (Leandro) Paredes y, mi amigo, Ota (Nicolás Otamendi). ¿Dibu pelea el descenso? Está abajo de todo, último. ¿Malvestiti? Sí, ja”.

MÁS DECLARACIONES DE ENZO FERNÁNDEZ

Cómo se enteró de su convocatoria al Mundial: “Estaba por dormir la siesta en mi casa de Lisboa (en ese momento jugaba en Benfica) cuando llegó un mensaje de voz de un integrante del cuerpo técnico avisándome que estaba en la lista. Sabía que en esos días iba a salir, tenía una ansiedad terrible, no me podía dormir por la noche. Enseguida abrí el mensaje cuando escuché que vibró el celular. Lo escuché y, por suerte, fue la noticia que tanto esperaba”.

El inesperado problema que surgió por ese mensaje: “Una vez que lo escucho, lo quise reenviar y tenía una configuración predeterminada que se borraban los mensajes. Se borró a las tres horas que se había enviado”.

Su debut en Mundiales en la derrota contra Arabia Saudita: “Fue un golpe anímico muy fuerte porque sabíamos que era importante empezar ganando en el primer partido. El grupo no se lo esperaba, veníamos con mucha confianza, pero se demostró la grandeza y unión del grupo. Después de eso, hubo una reunión y se dijo que, a partir del segundo partido, eran todas finales para nosotros. Así las jugamos”.

La obligación de ganar ante México: “Era un partido difícil porque dependíamos del resultado para seguir en la copa. Sabíamos que era un partido muy importante para nosotros desde lo anímico. Por suerte, apareció Leo con su zurda mágica para abrir el resultado y pudimos ganar”.

Su primera titularidad en la Albiceleste ante Polonia: “Lo tomaba como una oportunidad para demostrar, para marcar una presencia porque el cuerpo técnico había confiado en mí para ponerme dentro de los once. Lo hice bien, di una asistencia. Más allá de eso, el grupo siempre me dio la comodidad y la confianza. Eso fue lo más importante”.

Cómo vivieron la eliminación de Brasil a manos de Croacia: “Estábamos viendo la tanda de penales. Me acuerdo que, cuando queda afuera Brasil, gritamos, nos pusimos contentos y Scaloni vino para decirnos: ‘¿Qué hacen, boludos? Tenemos que jugar un partido ahora’. Sabemos la rivalidad que hay, además son equipos muy fuertes, pero pensamos en nosotros mismos. Faltaban 10 minutos para que arrancara el partido ante Países Bajos, y nosotros festejando. Fue un buen golpe anímico para nosotros que Brasil se haya quedado afuera porque es un rival directo y juega muy bien”.

Enzo Fernández protagonizó un picante diálogo con Kylian Mbappé (Dan Mullan/Getty Images)Enzo Fernández protagonizó un picante diálogo con Kylian Mbappé (Dan Mullan/Getty Images)

El después de ser campeón del mundo: “Me cambió la vida completamente. Me dio la oportunidad de venir al Chelsea, el cariño en Argentina es muy diferente ahora. Es un mimo al alma ser campeón con la Selección. No tiene precio. Ahora que estoy lejos, siempre quiero ir a la Argentina cuando vuelvo. Extraño todo el tiempo. Se siente de otra manera el cariño”.

Las dudas por su porvenir en plena pandemia de COVID-19: “Siempre tuve en claro mis objetivos y me mantuve fuerte de la cabeza. Eso fue algo importante. Mi familia siempre me sostuvo, pero es una virtud mía estar fuerte de la cabeza porque en ese momento estaba en la Reserva de River y no sabía qué iba a pasar en mi futuro hasta que llegó el llamado de Marcelo (Gallardo) diciéndome que estaba la oportunidad de ir a Defensa. Era una gran oportunidad para mí”.

La resistencia de su entorno a irse de River a préstamo a Defensa y Justicia: “Cuando se los comuniqué a mis amigos y mi familia, me decían que me quedara en River, que ya me iba a llegar la oportunidad, pero sentía que era mi chance para ir a un club de Primera, demostrar con gente profesional y, en ese momento, River tenía un plantel muy grande de muchos chicos. Fue lo mejor ir a Defensa”.

Compartir esta información