Paginas vistas

  • 120.414 Análisis Litoral

Vuelve la Bidú Cola y sueña con dar batalla en el mercado de las gaseosas

Fue muy famosa y hasta compitió con las grandes marcas. Los hermanos Monti, inspirados en el éxito de Coca-Cola, crearon su propia receta de la bebida que años más tarde desapareció del mercado. Ahora, una pyme nacional apuesta por el “recuerdo colectivo” y anunció su relanzamiento con nuevos sabores

La historia de la gaseosa argentina Bidú

Genesio y Abramo Monti, llegaron a Lujan, provincia de Buenos Aires desde Lombardía. Ambos italianos e inmigrantes, trataban de tener un futuro mejor en Argentina invirtiendo para crear la fábrica que se llamaría Unión Italiana Hermanos Monti.

Los hermanos, inspirados en el éxito de la gaseosa estadounidense Coca Cola, inventaron su propia receta a base de hierbas, azúcar y otros ingredientes naturales disueltos en agua carbonatada envasada a baja temperatura a la cual nombraron Bidú.

Con los ahorros que tenían, crearon su fábrica de bebidas en 1888 y diez años más tarde, la sociedad de los Monti firmó el primer contrato de distribuición de cerveza Quilmes. 

En 1940 la Bidú Cola se lanzó al mercado y ganó popularidad con sus icónicas publicidades en las que hacían referencia a las marcas rivales. Incluso, un programa de radio de preguntas y respuestas llevó su nombre: “Bidú a todo o nada“. La compañía marcó un antes y un después en la era comercial de Argentina, ya que invirtió mucho esfuerzo en publicidad gráfica, televisiva y radial.

Con la publicidad “la morena rebelde”, que se convirtió en el slogan histórico de la marca, Bidú logró tener presencia internacional en países latinoamericanos como Venezuela, Perú y Ecuador.

Sin embargo, los hermanos Monti dejaron a un lado la producción de gaseosas en 1950, cuando comenzó a fabricarla The Orange Crush Co, que luego dejó de envasarla en 1963 y en 1974 se dejó de producir por completo.

La salida se oficializó con la compra de Crush por parte de Coca-Cola en 1998. De esta manera, Bidú Cola desapareció del mercado, primero en Buenos Aires y tiempo después en el interior del país.

Actualmente, la empresa familiar sigue en pie con el nombre Casa Monti, que es distribuidora oficial de Cervecería y Maltería Quilmes en Luján.