VIDEO y OPINION : La triste realidad de Concordia, un debate abierto siempre

La otra cara de la miseria instalada en Concordia.

Se sucede, año tras año. La comunidad mira sorprendida la ubicación en los primeros lugares del “ranking “que la posiciona como ciudad con los mayores índices de desocupación y pobreza.

Se dice habitualmente que es muy fácil describir las cosas con el diario del lunes, es tan indignante observar tanta miseria en la propia ciudad, como en el presente video realizado por un medio capitalino, que si bien centra su desarrollo principalmente en aspectos de una juventud apagada de Entre Ríos , haciendo énfasis en Concordia,  video que seguramente muchos políticos hoy no quisieran ver, por estar mas preocupados en asegurar un voto que les haga perdurar su “estándar de vida” sin  trabajar responsablemente por atender el verdadero problema social que vive la ciudad primera en desocupación y pobreza del país.

Por ello desde este espacio nos atrevemos humildemente a reflexionar sobre él; alentando al menos en las redes como  medios responsables, al sano debate que seguramente seguirá abierto por mucho tiempo, el cual alentamos a sostenerlo .

 

 

 

Los comienzos de la pobreza estructural

Esta miseria estructural instalada en esta ciudad responde a diversos factores, siendo el político como el principal gestor desde 1979 año donde culminaba la construcción de la Represa de Salto Grande.

Salto Grande como toda obra de envergadura requería mano de Obra que no contaba esta ciudad y fue allí cuando una vez culminada la obra, esta masa de población externa no regreso a sus lugares de origen, debiendo quedar asentados en una ciudad que tuvo que atender de alguna forma esas necesidades.

do_widget “Bloque”

Hasta transcurridos los 80,  regreso de la democracia, se sostenía una producción estable proveniente principalmente de los sectores, agropecuario, citrícola y forestal con una demanda laboral medianamente satisfecha, en la actualidad todos estos vectores de posible desarrollo se encuentran seriamente comprometidos, sin perspectivas de cambio.
Además son sectores que no requieren una mano de obra muy calificada, por ende se prestan a muchos abusos sectoriales.

El factor Político

Con el regreso de la democracia, se sucedieron distintas gestiones de un mismo signo político, haciendo uso de esta miseria, como un coto de caza, a sabiendas de no poder cumplir las expectativas creadas falsamente y precisamente en los más “desposeídos” arraigados en una pobreza estructural sin futuro posible.

Falta de educación

Las ciudades en su mayoría y en casi todo el interior del país poseen un sistema educativo (nivel secundario) que siempre responden a la necesidad de su demanda laboral, dada por su realidad económica, productiva local y regional.
Para el caso de Concordia, nunca pudo satisfacer dicha demanda, en principio por ser escasa y no promovida, ya que siempre fue “bombardeada” por corrientes “migratorias” que buscaron en ella un refugio superador de su critica realidad de procedencia,  principalmente de  localidades cercanas  u otras provincias, llegando anoticiados de que – en Concordia concurrís al municipio y con algo te ayudan –  dadiva solventada por contribuyentes  “solidarios” .

 Salud

Toda esta población “ migratoria “ que pasa a formar parte de la ciudadanía empieza a demandar atención sanitaria que se ve sobrepasada en su disponibilidad desmejorando obviamente su  calidad de infraestructura y prestación ya que salas de primeros auxilio  carecen  de insumos y medicamentos.

A ello se le debe sumar una alimentación deplorable basada en principalmente en harinas y azucares que en nada contribuyen al mínimo necesario equilibrio.

La drogadicción ha calado de forma exponencial, con consecuencia de agravada violencia y desprecio por la vida.

Posibles soluciones

Esta realidad expone a Concordia, como sociedad que debe exigir permanentemente, a quienes asumen la responsabilidad de gestionar, que se hagan cargo de una planificación seria, adulta, sin mezquindades de orden partidario ya que el futuro por lo que hoy representa es muy incierto y puede tener un efecto “bumerang”.
Todos los posibles vectores de producción y servicio, deben tener un abordaje apropiado que contemple una planificación consensuada, seria y sostenible en el tiempo.
También debería contemplar mecanismos de alerta cuando se observen desvíos en los propósitos originales, algo difícil que debe ser cumplido por el bien de todos.

Análisis Litoral