Urribarri se fue sin pagar de un hotel de Mar del Plata, declaró un testigo

El empresario Jorge Nigro, titular de PuntoArt, declaró este martes sobre la difusión de los cuatro spots publicitarios contratados por el gobierno de Entre Ríos a fines de 2014, en el marco de la Cumbre del Mercosur, realizada en Paraná.Entre otras cosas, contó que la familia Urribarri se alojó en el Hotel Costa Galana de Mar del Plata, famoso por los grandes eventos que allí se realizan y por ser el que elige Mirtha Legrand para transmitir su programa en verano, tras una intermediación que hizo él en persona con el hotel. Agregó que cuando concluyó la estadía, la familia salió sin pagar y la deuda fue cargada a su empresa: remarcó que esa factura nunca fue abonada y que la deuda es equivalente a 36.000 dólares.

Asimismo, contó a los jueces del tribunal que, de todos los imputados, en el megadebate solo conoce a Urribarri, con quien dijo hablar en alguna oportunidad por teléfono.

“Tuve durante 17 años la agencia de publicidad PuntoArt Comunicación. La empresa es de acciones mixtas, hace convenciones, presta servicios variados. Yo era el presidente. Fui creador de la compañía y mi función eran los números, estar en la parte operativa, mirando qué se generaba. Hay más socios, los hermanos Caris, y después incluimos a Martín Ortiz que era director general de esta agencia. María Ferraro estaba a cargo de parte administrativa”, describió.

Nigro dijo que años atrás tuvo contacto con la empresa Nelly Entretaiment, de Jorge “Corcho” Rodríguez -que obtuvo una probation en el marco de este legajo-. Aseguró que ese vínculo fue a raíz del pedido de Rodríguez para “ver si podíamos coordinar la planificación y compra de medios. Comprar medios significa tener las herramientas, los contactos y el crédito para comprar en canales de aire. Hay que tener vuelta, años, negociaciones, haber pagado para estar ahí”, explicó. Puntualizó que tuvo una reunión con rodríguez y los contactos continuaron después con el contador Osvaldo Gandini, que asesoraba a Nelly Entretaiment. “Nos comunicaron si teníamos la posibilidad de compra de medios a nivel nacional para la pauta del gobierno de Entre Ríos. Lo complicado de la contratación eran las fechas porque era fin de año, y todo está sobrevendido”, recordó.

“Nos pidieron básicamente cobertura. Tener los programas y canales con más audiencia. Los spots salieron en los cuatro grande canales de Buenos Aires: Telefé; El Trece, América y El Nueve. También en TN y C5N en capital. Se compraron canales en Córdoba, Rosario, y en el sur del país”, detalló y ahondó: “Era en los programas del prime time, es decir el horario de más audiencia en la televisión. La compra de Telefé la hizo solo Nelly, nosotros no intervenimos ahí. Nosotros nos encargamos del resto de los programas. Eran todos canales con mucho rating, los noticieros de noche desde las 21, 22 y hasta las 23”. Agregó después que cuando comenzaron las negociaciones para contratar con los canales, debieron anticipar pagos: “No teníamos espalda para financiar eso. Los canales, lo que viene de pauta de gobernación de provincias, lo toman como político y no hay financiamiento”.

Nigro dijo que la producción de los spots estuvo a cargo de una agencia de Palermo que recordó como “el buey perdido, el buey algo”. Se refería a “El buey Solo”, un nombre que fue refrescado por el fiscal Badano. Justamente el titular de esa agencia, Guillermo Berger, debía testimoniar también este martes. “Casi no tuvimos contacto con ellos, solo telefónicamente”, acotó.

Cuando se le preguntó por los montos de la contratación, Nigro señaló: “Fue una contratación en montos que se habla de política, en comparación a los montos que manejábamos con nuestras marcas, era una buena contratación, no mucho más”.

Más adelante fue indagado por el costo del espacio en televisión. “Hay mucha diferencia entre el prime time y otro horario. Hoy un segundo puede salir 60, 70, 80 mil pesos y en el prime time puede costar 300 mil pesos”.

Al final de su relato, el testigo reconoció que Urribarri y su familia se alojaron en el Hotel costa Galana de Mar del Plata, en enero de 2015. “Hice la gestión porque el gobernador quería habitaciones que no estaban disponible y el Costa Galana es cliente nuestro, hacemos eventos ahí, así que le pudimos reservar esas habitaciones”.

–¿Quién se contactó por esto con usted? ¿El gobernador? –preguntó el fiscal Badano.

–No recuerdo pero puede ser que haya sido Sergio Urribarri –contestó.

–¿Qué tipo de habitación reservó?

–No me acuerdo. Sé que había una que era tipo suite. Pero el resto no me acuerdo.

–¿Y ese alojamiento recuerda quién lo abonó?

–Urribarri cuando termina se va de Mar del Plata y el Hotel Costa Galana nos reclama a nosotros, así que entiendo que lo pagamos nosotros.

–¿Era más de una habitación?

–Me parece que era más de una habitación.

Después se le exhibió un correo enviado por personal del hotel marplatense a Nigro. Le pasaban un resumen final por la reserva entre cuatro y cinco noches para varias personas de apellido Urribarri, incluido su hijo Bruno -jugador de fútbol- y una persona llamada Sebastián Otero. La categoría de las habitaciones eran superior, lujo y presidencial. El monto total fue de 200 mil pesos primero y 84 mil pesos después, según pudo leer el testigo en el correo electrónico.

–En algún momento se contactó por teléfono con algún miembro de la familia Urribarri? –consultó el fiscal.

–En su momento me llamó, entiendo que era Bruno, pero la verdad no me acuerdo los nombres de los chicos, sé que alguien me llamó.

–¿Por qué lo llamó?–

–Entiendo que era verano y necesitaban entrar a algún bar, a algún boliche, alguna cosa así.

–¿Con Sergio Urribarri recuerda haber hablado?

–Sí, con él hablé una vez, quería ir a pescar.

–¿En algún momento le devolvieron este dinero del Costa Galana?

–No.

Fuente: Análisis Digital