Último adiós : Colombi, Chieno y Castañeda despidieron a Eduardo Galantini con sentidos mensajes

En horas del mediodía de este martes 4 de mayo, en el predio de la Estación del Este, se llevó a cabo el último adiós al Ex Intendente de la Ciudad de Monte Caseros y Ex Vice Gobernador de la Provincia de Corrientes, Dr. Eduardo “Botón” Galantini.

Durante la ceremonia de despedida, sus amigos y colegas expresaron emotivas palabras ante los presentes, quienes acompañaron en este difícil momento a sus familiares.

El fallecimiento del dirigente conmovió a todo el arco político y a la localidad. En la ceremonia estuvieron presentes entre otros, Ricardo Colombi, actual senador provincial y ex compañero de fórmula de Galantini en la gobernación en el periodo 2001-2005, sus amigas y colegas María Elena Chieno y la Dra. Graciela Castañeda de Brommer quienes hicieron uso de la palabra.


“Querría contar la infinidad de saludos de distintos puntos del país para “Botón”, son interminables. Un tiempo político termina en Monte Caseros y empieza otro”, expresó Cérsar Silva.
“Los amigos que de alguna forma lo acompañamos en la vida política y también en la vida social están como él hubiese querido que estén todos”.

“Su mamá me decía, vamos a pasearlo por el pueblo, el pueblo que él tanto amó siempre. Por y para muchos que creíamos en la forma de hacer política en nuestra ideología, nuestro ombligo siempre es Monte Caseros y “Botón” era un fiel representante de eso”, dijo muy emocionado.

Tras ello invitó a Ricardo Colombi, quien llegó a la ciudad exclusivamente para despedir a su amigo

“Realmente es muy difícil poder inhalar unas palabras. Vengo a despedir a mi amigo, mi amigo del alma y de la vida. Hace más de 45 años que nos cocimos, desde nuestra vida de estudiantes secundarios y nuestras vidas universitarias. Una amistad que forjó después también el punto de vista político”. Expresó con emoción Colombi

“Ese anhelo y deseo que teníamos de jóvenes lo fuimos concretando paso a paso. Tuvimos a partir del 2001 una difícil tarea, Botón era una persona íntegra, leal, valerosa, fuerte, con principio, hoy nos deja este legado a todos nosotros, a sus familiares, sus hijos. Nos quedaron cosas inconclusas”.

“Hace poco menos de un mes estábamos en mi casa y siempre estamos proyectando algo para beneficio de la comunidad, donde cada uno de nosotros vivimos. Que este legado que hoy, mi amigo Eduardo “Botón” Galantini nos deja se permanentemente puesto en reconocimiento, no solo por la comunidad de Monte Caseros, sino de la provincia”. sostuvo

“Y como mejor homenaje no se olviden, que en año 2001 con mucho sacrificio, con mucho convencimiento, con muchos valores, comenzamos juntos a trabajar por esta provincia”

“A sus familiares, su mamá, sus hijos, los más sentidos pésames, que tengan resignación. Descansa en paz querido amigo, ya nos vamos a encontrar”, finalizó el Senador dando lugar a la Dra. Maria Elena Chieno

“Es muy difícil despedir a un amigo, no se lo puede despedir a “botón” Galantini, porque nos embarga hoy a todos es una sensación de gran orfandad”.

“Eduardo fue mi amigo y mi colega, nos conocimos trabajando desde la medicina en Buenos Aires y él me invitó a venir a trabajar a su pueblo como él decía, porque así lo sentía y así lo ha vivido durante sus 60 años de vida”, contó.

“Es muy duro tener que despedirlo, pero sé que no lo despedimos, todo su trabajo y su obra queda en Monte Caseros, nos queda a nosotros, los compañeros a los que supimos entender, de su convicción política, de su convicción filosófica de vida, que nos enseñó a todos nosotros que podíamos cambiar la realidad y que la política era una herramienta para cambiarla. De la mano de él y a su lado logramos algunas cosas, no todas, quedó mucho pendiente, pero logramos hacer cambios mentales en nosotros y en todos los que los pudimos acompañar”.

“No me despido de Botón, él sigue acá. Botón Galantini presente” dijo.

Culminado con los discursos de despedida a Eduardo Galantini, la Dra. Graciela Castañeda le dedicó unas sentidas palabras, “se va un grande con mayúsculas, nos deja un espacio vacío muy difícil de llenar”.

“Hablar de la trayectoria de Eduardo, es muy extenso, pero sin duda vino a este mundo a dejar lo mejor de sí. Fue un buen hijo, un buen padre, amaba a sus hijos como a nadie, un gran compañero en la política y en la profesión, un hacedor de acciones. Quizás lo más importante es el legado que nos deja, el de trabajar incansablemente, de su honestidad y sobre todo y lo más importe, lo que a mí me convocó a trabajar siempre con él es su solidaridad, esa mano tendida al que menos tiene, el de ponerse en el lugar del otro”

“Trabajaremos por ese legado sin cansarnos y él siempre va a estar al lado nuestro, guiando nuestro camino, no te vamos a defraudar. Chau querido amigo”, se despidió.

Y para finalizar la Dra. Chieno agregó, “es importante que recalquemos, que esa solidaridad lo llevó hasta el final, hasta el último minuto siguió ayudando a otros. Sus órganos hoy están dando vida a otras personas de la provincia que lo necesitaban, hasta ese punto era y es solidario nuestro Bontón Galantini”.

Fuente : Monte Caseros on.line