Todos contra Brasil: porqué todo el continente se unió para no cambiar las Eliminatorias para el Mundial 2026

«En los pasillos de la FIFA se comenta…». Por decisión unánime, las asociaciones nacionales que conforman a la Conmebol decidieron sobre las próximas clasificatorias para el Mundial y le harán una solicitud formal a FIFA

En Santiago de Chile, anoche, el Consejo de la Conmebol votó por unanimidad que le solicitará a FIFA que las próximas Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial 2026, que se disputará en Estados Unidos, México y Canadá, mantengan el formato de todos contra todos (que comenzó rumbo a Francia 1998). Sin embargo, y pese a la uniformidad en la votación, la elección fue un revés para el presidente de la entidad madre del fútbol sudamericano, Alejandro Domínguez, quien fomentaba la variación del formato y buscaba lograrlo para afianzar su poder político del fútbol mundial.

Uno de los puntos claves para ese malestar es que el Mundial 2026 será el primero con 48 equipos por lo que la Conmebol contará con dos boletos directos más con relación a los que tuvo para Qatar 2022. Para pasar en limpio: de las diez selecciones sudamericanas seis tendrán boleto directo y una buscará su lugar en un Repechaje. Solo tres quedarán sin nada y eso hace que la competencia no sea muy exigente, lo que a priori va a traer más que un problema a la hora de que los clubes europeos accedan a ceder a los futbolistas.

Conmebol le pedirá a la FIFA que las Eliminatorias sigan con el mismo formato: el comunicado

«El Consejo de la CONMEBOL, reunido en Santiago de Chile, resolvió por decisión unánime solicitar a la FIFA que las Eliminatorias para la Copa del Mundo del 2026 conserven su actual formato, con partidos de idea y vuelta y en la modalidad de todos contra todos. Después de Catar, la Copa del Mundo pasará a contar con 48 selecciones participantes», expresó Conmebol en un comunicado.

Brasil fue el único que intentó cambiar el formato de la Eliminatoria

La única federación que buscó un plan B y presentar alternativas al formato finalmente confirmado fue la Confederación Brasileña de Fútbol. Con su presidente Ednaldo Rodrigues a la cabeza, la selección que dominó la última Eliminatoria Sudamericana para el Mundial Qatar 2022 planteó una clasificación con dos grupos de cinco equipos cada una. Serían menos partidos y habría espacios para que las selecciones puedan tener fechas libres para aspirar a jugar con países europeos.

Cuando puso esta idea de formato en la mesa ante los otros nueve presidentes solo Claudio Tapia, el presidente de AFA, le dio el visto bueno, aunque después se bajó de la idea cuando hubo que dejar clara su postura. En la votación de ayer hubo unanimidad. Hasta la propia CBF, al verse superada en los votos, terminó confirmando la continuidad del todos contra todos en dos rondas.

¿Cuál era el motivo por el cuál se pensó un plan B? Porque la superioridad deportiva mostrada por Brasil y Argentina en la última Eliminatoria hace que en este panorama de más boletos directos se clasifiquen con muchas fechas de anticipación. Un dirigente de la cúpula de la CBF le dijo a A24.com tras la decisión votada por Conmebol: «El gran problema que tenemos en Brasil es que si nos clasificamos con anticipación después es todo un problema. Tanto en lo deportivo para que nos cedan a los jugadores, como para los derechos de TV que valen menos porque no interesan como antes».

Para tener una idea de ese poco interés que genera en Brasil el proceso clasificatorio solo vale recordar la reciente Eliminatoria Qatar 2022. El equipo dirigido por Tite se clasificó cinco fechas antes del final y los dirigentes buscaron mandar un equipo B a jugar «por los puntos» en Sudamérica y vender amistosos más atractivos con el equipo titular en esa misma fecha. No lo hizo porque tanto FIFA, como Conmebol, se negaron a la propuesta.

El otro tema apuntado por Brasil es la ya controvertida cesión de jugadores por parte de los clubes europeos. Si bien la pandemia de COVID-19 dificultó mucho el tema de los viajes de los jugadores sudamericanos ante cada fecha FIFA, en Conmebol saben que la poca competencia que puede llegar a haber si la lógica de los resultados se da (Argentina y Brasil clasificados con mucha antelación) va a dificultar que los grandes equipos de Europa cedan a los jugadores para partidos en los que no hay nada en juego.

Las Eliminatorias Sudamericanas seguirán siendo todos contra todos: el motivo

El motivo es claramente por el dinero. Simplemente ese. Varias de las asociaciones ya habían vendido sus derechos televisivos (Chile y Argentina, por ejemplo) con este formato y muchos de ellos esperan para recibir a Argentina y Brasil para hacer diferencias económicas. Para la gran mayoría de las federaciones cambiar el formato no solo les haría perder dinero, sino que se arriesgarían a sufrir demandas de parte de las empresas que compraron los derechos de transmisión con el formato de dieciocho partidos.

El enojo de Alejandro Domínguez con los presidentes de las asociaciones

«Vayan ustedes a hablar con FIFA y cuentenlé que quieren dejar todo como está», se escuchó decir en la reunión del Consejo de Conmebol anoche. Su interlocutor fue el muy enojado Alejandro Domínguez. El presidente de la Conmebol es el gran perdedor de esta decisión política del Consejo sobre el formato de la Eliminatoria. El paraguayo se cansó de esperar otras opciones y entendió que a las federaciones les quedaba cómodo sostener el todos contra todos.

Para el mandamás de la Conmebol es un revés político porque esta definición le corta la posibilidad de dar un paso más en su alianza con la UEFA: incluir a los seleccionados sudamericanos en la Nations League para que tengan rodaje con selecciones europeas. Ese era uno de sus grandes objetivos, casi personal, para seguir demostrando su poder de negociación con Alexander Ceferin, el presidente de la UEFA.

Distanciado de Gianni Infantino, el paraguayo reconoce que el haber dado el visto bueno al Mundial de 48 equipos propuesto por FIFA fue un error político de Conmebol.  y este sistema de competencia deberá ser aceptado en Zurich. Sabe que para él no cierra ni deportiva, ni económicamente. Pero en esta ocasión tuvo que dar el brazo a torcer ante la necesidad de casi todas las federaciones que forman su confederación.

%d bloggers like this: