Todo se termina cocinando, con mucho aceite.

La casta política provincial acaba de confirmar el GAP ( Gran Acuerdo Provincial). El rechazo in limine por razones formales del pedido de juicio político al procurador general fue la excusa para que el Justicialismo y la oposición ratifiquen el acuerdo sobre el cual se administra la pobreza entrerriana.

El interés de todos los políticos, oficialistas y opositores, es mantener la “caja”, con eso no se jode, comen de ahí. Así es como funciona la política, “la Legislatura banca” como los bancó a Busti, Urribarri, Bordet y como lo va a bancar a Frigerio, si no fíjense el autoaumento de 3.500 millones de la Legislatura con la complicidad de los bloques que encabezan Vitor (PRO), Cusinato (UCR), Zacarias (MSE) Navarro (PJ) y Varisco (MUR); es la necesidad de oficialismo y oposición, mantener la caja primero y después la libertad.

Pero claro está que la cobija no es corta para todos. En esta provincia es tan escandalosa la pobreza como la desigualdad. La ley no es pareja, no todos somos iguales ante ella. La magia política, mediática y judicial cuida a los suyos. Por esa razón algunos encumbrados personajes del poder judicial son obligados a jubilarse y otros zafan reiteradamente de reiteradas denuncias.

Al escándalo protagonizado por la fiscal anticorrupción Cecilia Goyeneche, que fue tomado por los medios nacionales, le siguió el silencio stampa del acuerdo con el procurador general.

Goyeneche en complicidad con Rosario Romero se metió con la principal caja de la política, instruyendo la causa judicial más importante de la historia por la cual podían ir presos Busti, Urribarri, Bordet, Guastavino, Lauritto, Bahl, Cáceres, Giano, Allende, Stratta, Lara, Navarro, etc.

El destino de Goyeneche esta escrito y más le conviene buscar trabajo que continuar una guerra perdida. García es garantía de que no habrá avances en la causa en su fase II; Bordet celebra su libertad y Frigerio podrá disponer a gusto de contratos para todas y todos.

Como dijera un filósofo: Los valores sagrados de la Casta política provincial son la Libertad y los Contratos.