Análisis Litoral

  • 89.223 Paginas vistas

Instagram

No se encontró ninguna imagen en Instagram.

Sorpresiva separación de Horacio Rodríguez Larreta y Bárbara Diez, tras 20 años de matrimonio

El Jefe de Gobierno porteño y la organizadora de eventos son padres de Manuela, Paloma Serena.

Una sorpresiva separación sacudió al mundo de la política y la farándula, tras la ruptura de Horacio Rodríguez Larreta (53) y Bárbara Diez (49), luego de 20 años de matrimonio. El Jefe de Gobierno porteño y la organizadora de eventos dejaron de convivir bajo el mismo techo hace tres semanas, cuando Larreta se mudó a un departamento en la Ciudad.

Por su parte Diez, quien además es traductora técnico científico literaria, viajó a Miami en los últimos días. La noticia fue confirmada por el propio dirigente de Juntos por el Cambio a la revista Caras.

Padres de Manuela (23) y Paloma (17), en enero de 2016 además fueron papás de Serena.

En una reciente entrevista con la revista Noticias, Bárbara Diez había descripto su relación con Horacio Rodríguez Larreta: “Nosotros somos una pareja pareja, somos pares de verdad. Es un laburador incansable, pero me llama todos los días a la mañana y a la tarde, almorzamos todos los miércoles juntos, llueva, truene o llame el Presidente o el Papa. Tenemos nuestros momentos sagrados que no se negocian”.

En cuanto a la posibilidad de que Horacio Rodríguez Larreta se lance a competir por la presidencia en 2023, Bárbara Diez había reflexionado sobre su eventual rol de primera dama: “No me sentiría cómoda en una jaula de oro, donde mis hijas tuvieran una vida diferente de la de cualquier joven. Además, no creo en la figura de la primera dama. Me parece un concepto anticuado y machista. Un presidente es ante todo un servidor público a disposición del pueblo que lo votó. No encuentro relación entre esto y elevar a su mujer en un pedestal como si tuviera algún mérito por sobre el resto. Habiendo dicho todo esto, Horacio sabe que estaré a su lado toque lo que toque. Cómo sé que él estará a mi lado también. Los trabajos vienen y van, pero al amor que se le ha dedicado tiempo, esfuerzo y trabajo, si Dios lo quiere, queda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *