SAN CARLOS, UN PARQUE PARA MUY POCOS

Por Guillermo Peñalver

Hace cinco años, los concordienses, no hace un siglo, se dio por finalizada una Consulta Ciudadana, para determinar el destino que se le iba a dar al Ex. Boliche bailable “Hostal de Río”. El 72% de los votos se inclinaron por la creación de un “multiespacio” que contemplaba la utilización del histórico edificio como un lugar que conjugue la recreación familiar, el paseo turístico, el arte, la observación de la naturaleza y la exposición de artesanías regionales, entre otras posibilidades.

Teniendo en cuenta los resultados de aquella “Consulta Ciudadana” al día de hoy podemos decir, que ese lugar emblemático y lleno de gratos recuerdos para muchas generaciones de concordienses, se transformó en una muestra de nuestra propia desidia y falta de memoria para con aquellas autoridades del año 2017. Ni más ni menos en aquella “consulta ciudadana” se jugó con la gente, de un multiespacio se hizo un pelotero que poco tiempo funciono.

¿HAY TRANSPARENCIA EN LAS CONSULTAS CIUDADANAS POR INTERNET? 

En el 2021 surgió una segunda y dudosa consulta ciudadana, se trató sobre qué hacer con el Parque San Carlos. Las opciones eran: “Circulación Administrada, Circulación Vehicular Al Castillo y Circulación Irrestricta”.

Los votos, convenientemente, aprobaron la propuesta del ejecutivo “circulación administrada”, en la práctica se permite el ingreso con vehículos solo para personas con movilidad reducida, discapacidad, turistas y/o bus turístico. En el mismo orden el acceso al Hotel San Carlos y a Obras Sanitarias ahora es por calle Avenida Chajarí.

¡Dudoso! Mi grupo familiar realizó la encuesta, había que colocar algunos datos personales, sin embargo, me llamó poderosamente la atención la posibilidad de votar ilimitadamente desde la misma computadora. El “error en el sistema” de votación lo convirtió en una ridiculez.

Me pregunto, ¿con un padrón electoral en mano y tiempo disponible se podía inclinar la votación para el sentido conveniente? 

Pero más allá de esta irregularidad, la idea del ejecutivo era restringir el acceso al parque San Carlos; sin embargo, les recuerdo que en democracia el pueblo gobierna por medio de sus representantes. Por eso hubiera sido mejor tomar la decisión antes que esconderse detrás de una “encuesta” poco transparente.

LA IDEA SE QUISO NATURALIZAR

Esta idea de hacer un parque para pocos, se empezó a gestar cuando comenzaron a proliferar los desmanes y destrozos en los monolitos que posee el Parque San Carlos. Ante esto se deslizo la idea de cobrar la entrada, se intentó poner rejas en todo el lugar y hasta se llegó a pedir presupuestos para tal fin, lo cual no se hizo porque la cifra que arrojaba el cerramiento de todo el predio era astronómica.

Pero casi como anillo al dedo llegó la pandemia y fue la excusa perfecta para cerrarlo y de este modo “evitar la concentración de gente”.

O sea, primero intentaron cerrar el predio como hizo Macri-Larreta con casi todos los espacios públicos de Capital Federal. Aunque en Concordia no llegamos a concretarlo porque somos una ciudad pobre, pero desde lo ideológico no nos faltó nada de nada.

PROBLEMAS ESTRUCTURALES QUE SE PRETENDEN SOLUCIONAR CON MEDIDAS COERCITIVAS  

Varios son los conflictos enraizados a nivel social y se pretende solucionarlo con el cierre de un parque. Ejemplo: el motivo sobresaliente para cerrarlo fue el vandalismo que habrían provocado los “jóvenes”. Ni siquiera se analizó:  el por qué tienen ese tipo de conducta para con lo público?

Ante esa realidad innegable se me ocurren ideas a remarcar para un posible análisis: es innegable el ataque que producen los centros de poder, a través de los medios de comunicación, hacia la política y todo lo que tiene que ver con “ser dirigente político”, la denostación es permanente y es por ello que la mayoría de la sociedad internalizó que la política, los políticos son mala palabra y culpables de todos nuestros males.

Es ahí, donde la dirigencia debe hacer un mea culpa por la deficiencia en la comunicación, que no debe centrarse en un cúmulo de noticias que no generan ni dicen nada, solo son burdos intentos de posicionar a alguien, como si fuera el dirigente, un producto comercial.

ENTONCES, ¿DE QUIÉN ES LA CULPA?

Circunscribiéndonos en nuestra querida Concordia, aparte del fogoneo constante proponiendo la anti policita, no será que los ciudadanos estamos cada vez más anoticiados que a los cargos públicos, de la índole que sea, no llegan los mejores. Que llega un nuevo intendente y de la nada surgen empresas constructoras, a la vista de todos, donde sus miembros jamás tuvieron contacto con el cemento, amigos del poder que se vuelven prestadores de servicio del estado sin experiencia alguna en la actividad de la que prestan labores, funcionarios que del día a la noche aparecen con novias nuevas y a esas las paga el pueblo. Apellidos y parientes que se repiten hasta el hartazgo como empleados públicos cuando uno de ellos pelecha algún cargo de relevancia.  Obras que se anuncias mil y una veces, funcionarios que aparecen a la sociedad solo en vísperas a las elecciones. Funcionarios que jamás los vez mezclado con el pueblo, como por ejemplo comiendo una pizza con su familia en los parque públicos, sentado en la playa nebel tomando unos mates al atardecer, disfrutando del Lago de Salto Grande en una playa publica junto al ciudadano común etc etc. Es paradójico, gobiernan una ciudad que no viven ni disfrutan.

PARA ALGUNOS UNA TRISTE REALIDAD !!!

Hoy por hoy tenemos un Parque San Carlos, que era orgullo para el concordiense y lugar de esparcimiento si los hubo, completamente cerrado. Donde mi hijo de 4 años no lo conoce y debido a su edad no puede acceder caminando, al menos hasta que pueda caminar más de una cuadra sin pedir ¡upa!. La visita de Antoine de Saint Saint-Exupéry, autor de El Principito, al castillo San Carlos se lo contare en abstracto como si describiese la llegada del hombre a la luna.

Nos prohibieron la vista a Salto Chico y para ello debemos ir a la ciudad Salto o tener una lancha y desde allí apreciar las cascadas.

He leído entrevistas de funcionarios y concejales donde se explayan que al estar cerrado el parque se recuperó el pasto en las lomadas y que hubo retorno de algunas especias etc etc. Eso es innegable, pero no deja de ser menos ciertos que si cierran las puertas que va a los fondos de sus casas por dos años, de seguro van a surgir todo tipo de especies de animalitos y alimañas que antes no estaban.

Si el objetivo es conservar nuestras selvas en galería y que retornen las especies, deberían preocuparse por los predios que hay al sur del paraje la Tortuga Alegre, donde fueron y son “cedidos” a quien tenga llegada al poder y ahí se produjeron desmontes, emprendimientos turísticos, clubes, camping etc etc etc. Me pregunto y me imagino la respuesta, quien controla la flora y fauna en esos lugares?. Esto trajo consigo la privatización de la llegada al rio.   

Por cierto Sr. Francolini, los monolitos están intactos y relucientes, no se para quien, pero misión cumplida !!!