El lunes sangriento cerró con otro hecho de violencia en el que un nene de 4 años terminó en el hospital. Desde una moto, balearon su casa cuando estaba adentro y los disparos lo hirieron en los brazos. En la casa encontraron seis vainas servidas.

Su papá lo llevó inmediatamente al hospital de Niños Zona Norte. En el lugar encontraron seis vainas servidas de 9 mm.

“Un tiro le atravesó los dos bracitos. Estaba dentro de su casa, jugando, en la mesa”, dijo en Radiópolis (Radio 2), María, tía del nene.