Reportan un nuevo caso de una “ameba come cerebro”: ¿Qué es?

El microbio suele estar presente en aguas dulces e infecta ingresando al cuerpo humano a través de la nariz, tal como el caso mortal ocurrido en Corea del Sur.

Las autoridades sanitarias de Corea del Sur acaban de reportar el primer caso en el país de una enfermedad conocida como “ameba come cerebro”, técnicamente Naegleria fowleri. La Agencia de Prevención y Control de Enfermedades de Corea (KDCA) confirmó que la persona murió tras un viaje a Tailandia.

La infección se informó por primera vez en los Estados Unidos en 1937 y, para 2018, se habían notificado 381 casos en todo el mundo.

En este caso, el hombre de unos 50 años regresó a Corea el 10 de diciembre después de una estadía de cuatro meses en el país asiático y fue ingresado en un hospital al día siguiente. Murió el martes de la semana pasada, informó la agencia local Yonhap News.

A pesar de que la infección es muy rara, Naegleria fowleri es una ameba que se encuentra comúnmente en lagos, ríos, canales y estanques de agua dulce de todo el mundo.

¿Qué es la “ameba come cerebro”?

La Naegleria es un microbio vivo unicelular cuya única especie que infecta a las personas es la Naegleria fowleri, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

 

Se sabe que no es posible infectarse por tomar agua contaminada y las ocasiones en las que agua de piscinas inadecuadamente tratadas con cloro o agua contaminada ha entrado por la nariz, son extremadamente raras.

 

Tampoco se demostró que Naegleria fowleri se difunda vía vapor de agua o gotitas en suspensión.

 

Según los CDC, la infección se da en casos en los que el agua con la ameba entra al cuerpo a través de la nariz, generalmente al nadar o bucear en lugares de agua dulce templada, como lagos y ríos.

 

La Naegleria fowleri causa meningoencefalitis amebiana primaria (MAP), lo que provoca la destrucción del tejido cerebral. Los primeros síntomas aparecen unos 5 días después de contraerla, incluyendo: dolor de cabeza, fiebre, náuseas o vómitos.

 

Luego de la aparición de los síntomas, la enfermedad evoluciona rápidamente y suele causar la muerte en unos 5 días.

 

De hecho, la tasa de mortalidad es superior al 97%.

 

Por ejemplo, en Estados Unidos, entre 1962 y 2020 sobrevivieron solo cuatro personas de las 151 que se infectaron.