Quedan sólo tres autos 0 km por menos de $5.000.000 (sin sobreprecios)

Compartir esta información

Comprar un auto nuevo es cada vez más difícil para la mayoría de los argentinos.

Para comprar un auto 0 km en la Argentina ya se necesitan más de cuatro millones y medio de pesos. En este contexto, hablar de autos nuevos y adjetivarlos como “baratos” puede sonar contradictorio, pero, a fin de cuentas, hay un listado de vehículos que sí pueden catalogarse como los menos costosos.

Según las listas de precios oficiales de las automotrices para junio, son los siguientes:

  1. Toyota Etios: a partir de $4.638.000 (no se incluye la versión utilitaria Aibo de dos asientos)
  2. Chevrolet Joy y Joy Plus: a partir de $4.932.900
  3. Citroën C3: a partir de $4.946.100
  4. Fiat Mobi: a partir de $5.247.300
  5. Nissan Versa: a partir de $5.691.100
  6. Toyota Yaris: a partir de $5.643.000
  7. Fiat Cronos: a partir de $5.835.500
  8. Volkswagen Polo Track: a partir de $5.867.400
  9. Chevrolet Onix y Onix Plus: $5.912.900
  10. Fiat Argo: a partir de $6.343.300
Chevrolet Joy. Foto: GM.
Chevrolet Joy. Foto: GM.

En todos los casos mencionados, el precio corresponde a la versión más accesible y, por ende, la menos equipada de cada modelo. No se contemplan los posibles sobreprecios que incluyan los concesionarios, en un contexto de falta de stock por la restricción a las importaciones. Tampoco están incluidos los gastos de flete y patentamiento.

Una pick up argentina tope de gama ya cuesta $22.000.000

Como consecuencia de la constante inflación que castiga al bolsillo de los ciudadanos, para comprar una pick up mediana tope de gama en la Argentina ya se necesitan más de 22 millones de pesos, sin considerar sobreprecios ni gastos adicionales.

Según las listas de precios de las automotrices en junio, las pick ups medianas tienen estos valores:

  • Volkswagen Amarok: entre $11.158.750 y $22.218.900
  • Toyota Hilux: entre $8.866.000 y $21.840.000
  • Ford Ranger: entre $10.073.000 y $17.293.000
  • Nissan Frontier: entre $10.372.300 y $19.270.500
  • Renault Alaskan: $16.745.100
  • Chevrolet S10: entre $10.909.900 y $15.980.900 (es la única de este listado que se produce fuera de la Argentina)

De un mes a otro, hubo modelos que aumentaron casi $2.000.000. La Amarok tope de gama pasó de $20.540.250 a $22.218.900. La Hilux GR-S (es la Hilux más cara), por su parte, subió de $20.411.000 a $21.840.000.

Una oferta “limitada”

Los concesionarios reconocieron que, por las condiciones actuales de importación, la oferta de modelos 0 km en los salones de venta es “limitada”.

“En nuestros locales hacemos un gran esfuerzo para emparejar los modelos disponibles a la intención de compra de los clientes, que hoy visualizan la oportunidad que se presenta si se adaptan a lo disponible”, explicó el presidente de la Asociación de Concesionarios (Acara), Sebastián Beato.

Por su parte, el secretario general de la entidad, Ricardo Salomé, agregó: “Vamos a continuar con una oferta limitada pero que responde, con modelos nacionales, a una demanda que seguirá sostenida”.

Hoy por hoy, el 64 por ciento de los patentamientos corresponden a modelos de producción nacional. “Esta tendencia va a continuar durante lo que queda del año, más allá de cuestiones cambiarias y electorales”, avisó Salomé.

Ocurre que, por las trabas a la importación que impuso el Gobierno de la Nación, conseguir un auto nuevo fabricado fuera del país es una tarea muy difícil.

Pese a los reiterados esfuerzos por conseguir divisas para importar, las automotrices reconocen que “el año está perdido”. Al igual que ocurrió en buena parte de 2021 y en todo 2022, habrá escasez de vehículos fabricados en el exterior.

Compartir esta información