Análisis Litoral

  • 89.493 Paginas vistas

Instagram

No se encontró ninguna imagen en Instagram.

Puentes para la diversidad

Harris y Erman viven a escasos minutos de distancia, pero para verse deben hacer media hora de trayecto y enseñar su pasaporte en el check point para cruzar al otro lado de la Nicosia (uno al sur y otro al norte). Ambos se encuentran de vez en cuando en Home for Cooperation, un espacio dedicado a crear puentes entre ambas partes de Chipre ubicado en la línea verde o buffer zone de la capital, adonde acuden con asiduidad auspiciados por la organización LGTBI de la cual forman parte.

Erman es presidente de Queer Cyprus Association, la entidad a favor de los derechos de la comunidad LGBT del norte de la isla, la parte turcochipriota. Suele asistir allí para unir fuerzas con la del sur, la cual goza del apoyo del gobierno grecochipriota y de libertades similares a las del resto de la Unión Europea, mientras que la suya sobrevive como puede a base de donaciones (la República Turca del Norte de Chipre no despenalizó las relaciones homosexuales hasta 2014, 16 años después que lo hiciera la República de Chipre). A pesar de haber recibido varios ataques, Erman y sus compañeros no se rinden y defienden sus derechos en la zona norte, invadida por Turquía en 1974 como represalia al golpe de estado financiado por Grecia.

Incluyendo ambas realidades, la tercera isla más grande del Mediterráneo alcanza un 31% de puntuación en el Estudio anual de la situación de los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales 2021 elaborado por Rainbow Europe (ILGA Europe), en el que se recoge una misma isla con dos realidades distintas. Este hecho también ocurre entre países vecinos: mientras Grecia alcanza el 47%, Turquía no llega al 4%. En esta misma línea, Asher & Lyric elabora anualmente un índice en el que evalúa los países más y menos seguros para el colectivo teniendo en cuenta aspectos relacionados con el turismo y la promoción de los viajes LGTBI-friendly, pero también otros que no tienen relación directa con este sector, como pueden ser la protección de los trabajadores o el reconocimiento a la adopción. Aparte de analizar las decisiones políticas que afectan a la comunidad, los cambios legales o los actos de violencia y prohibiciones a los que se enfrentan, el estudio también pretenden ser una ventana para mostrar cómo en destinos populares, como pueden ser Egipto, Malasia y Jamaica, la homosexualidad sigue siendo ilegal. 

De hecho, según un informe de ILGA Europe elaborado en 2020, todavía hay 69 países en los que la homosexualidad se criminaliza con la pena de muerte o de cárcel. Otros, com Hungría y Polonia, recientemente han modificado las leyes para quitar libertades y eliminar de la educación todo aquello que tenga que ver con la homosexualidad o la transexualidad. En la otra cara de la moneda, hay un número cada vez mayor de países que adoptan una legislación que mejora sus derechos en la que se incluye explícitamente la “orientación sexual” o la “identidad de género”. Destacan Canadá, Países Bajos, Suecia y Malta, que encabezan el listado de Asher & Lyric de este año.

Existen lugares que se han convertido en una especie de meca para el colectivo, donde conocer su historia y su cultura. Nueva York es uno de ellos. Hace más de medio siglo que el bar Stonewall Inn se convirtió en uno de estos lugares emblemáticos tras vivir uno de los capítulos más oscuros de la historia LGTBI: los disturbios de Stonewall. Ahora, cada 28 de junio celebra un acontecimiento al que asisten miles de personas coincidiendo con el mes del Orgullo. Recientemente, la relación entre Nueva York y la comunidad LGTBI ha dado un paso más allá gracias a American LGBTQ+ Museum, el mayor museo de la ciudad dedicado a la historia y a la cultura del colectivo, abordadas desde toda su complejidad y diversidad.

Pero no hace falta ir tan lejos para encontrar lugares de memoria histórica de tal relevancia. Un acontecimiento similar al de la gran manzana colocó a Torremolinos en la cúspide del movimiento LGTBI en España. Ya lo fue en los años 60 cuando era frecuentada por Waldo de los Ríos, John Lennon, Masiel o Sara Montiel y se equiparaba con ciudades como Madrid, Barcelona y Sitges. Cincuenta años después del triste episodio del Pasaje Begoña, el día 24 de junio de 2021 Torremolinos y Sevilla conmemoraron los acontecimientos y dieron el pistoletazo de salida a la reapertura de este espacio con los neones originales de los bares de antaño. Esa jornada también sirvió para remarcar la importancia del pasaje como destino de memoria histórica y presentar nuevas rutas turísticas que permiten conocer ese capítulo de la historia.

Cada vez son más las empresas que apuestan por promocionar un turismo inclusivo, en el que los tours pasan por los lugares emblemáticos, casas de personajes históricos o barrios míticos de la cultura LGTBI. De este trabajo se encargan empresas que, aparte de rutas monumentales y turísticas enfocadas a la historia, aportan seguridad.

Este año, Fitur LGBT+ ha celebrado su décimo aniversario bajo el lema “Destinos por la diversidad” en un estante que abre las puertas a expositores que dan respuesta a la creciente demandad de destinos, empresas, hoteles, aerolíneas y touroperadores que quieren centrarse en el segmento LGTB que, según informa Fitur en su página web, supone el 10% de los turistas a nivel mundial. Para hacerlo, la inclusión es lo más importante.

De hecho, es necesario crear espacios seguros y diversos, sobre todo en países con leyes que protegen poco o nada a las personas LGTBI (aunque hay que tener en cuenta que, al viajar, muchas veces se tienen privilegios con respecto a las personas locales). También son necesarios los lugares de memoria histórica y las empresas turísticas que día tras día luchan para hacer del viaje y del mundo un espacio más igualitario, inclusivo y diverso, como al que acuden Erman y Harris cada vez que necesitan crear alianzas.

Meritxell Batlle Cardona
Meritxell Batlle Cardona
Periodista de Viajes National Geographic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *