Protesta salarial de policías en Misiones: el gobierno nacional envía 160 gendarmes de Rosario a Posadas

Compartir esta información

“Buscamos todos los medios para abrir el diálogo con el gobierno pero éste no se ha pronunciado, entonces seguimos acá”, dijo un vocero policial en la capital misionera, donde sigue el reclamo de uniformados, médicos y docentes. El viernes el gobierno dispuso un magro aumento del 15 por ciento tildado de “irrisorio”. Nación envía federales a pedido del “comité de crisis”

El reclamo salarial de los policías de Misiones continuaba este fin de semana con protestas y el diálogo entre los efectivos y el Ejecutivo provincial seguía cortado. En ese marco, trascendió que alrededor de 160 efectivos de Gendarmería que están apostados en Rosario serán trasladados a Posadas por disposición del “comité de crisis” formado por el gobierno de Javier Milei.

En diálogo con Radiópolis (Radio 2), el periodista del diario El Territorio Carlos Cardozo dijo que el canal de diálogo entre los representantes policiales y el Ejecutivo del gobernador Hugo Passalacqua seguía cerrado. También se registraban encendidos reclamos docentes y de médicos.

Ayer por la tarde, la provincia dispuso “unilateralmente” un magro aumento del 15 por ciento en el sueldo policial y penitenciario, el cual fue tildado de “insuficiente” y hasta de “irrisorio” por los voceros de la protesta, refirió el periodista Cardozo.
 “Con este aumento un agente de menor rango que cobra 406 mil quedaría en 460 mil pesos”, explicó. El reclamo apunta a recomponer la canasta básica, que este mes ronda los 830 mil pesos. En rigor, se reclama un aumento del ciento por ciento.
Gentileza Natalia Guerrero/El Territorio
Este viernes durante el clima de tensión en Posadas se vio una postal atípica. El juez de Instrucción de turno, Ricardo Balor, trató de mediar entre las partes, sin éxito. El judicial llegó acompañado por personal de Gendarmería con una orden de desalojo para disipar la protesta que por supuesto fue desoída.

La sede de la protesta es la capital Posadas, más precisamente en la base del Comando Radioeléctrico, ubicada en una de las principales avenidas de la ciudad, la Uruguay.

Lejos de apaciguarse, con el correr de las horas el conflicto escalaba. De hecho, se esperaba en esa ciudad la llegada de policías del interior de la provincia para bancar el reclamo salarial.

“Buscamos todos los medios para abrir el diálogo con el gobierno pero éste no se ha pronunciado, entonces seguimos acá”, dijo este sábado a El Territorio Ramón Amarilla, suboficial mayor retirado de la Policía de Misiones, uno de los voceros del mundo azul.

Los retirados y los familiares de los uniformados son las caras visibles aunque hay efectivos que se muestran con barbijos o la cara tapada para evitar futuras sanciones o represalias.

“Nuestro reclamo es netamente salarial. Acá no pedimos la cabeza de nadie. No tenemos intereses políticos, sólo queremos sueldos dignos y por eso vamos a continuar acá hasta las últimas consecuencias. Esto se va a terminar cuando el gobierno vuelva a dialogar con nosotros”, añadió Amarilla a la prensa local.

Además sostuvo que el Comando no está tomado, sino que continúa prestando servicio con normalidad. El tránsito sobre la avenida Uruguay continuaba interrumpido, con cubiertas desparramadas por el asfalto y al menos 10 móviles policiales que activan sirenas cuando se suman más colegas.

Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación indicaron que 160 efectivos de Gendarmería Nacional del Destacamento Móvil 2 de Rosario fueron trasladados a Misiones a pedido del “comité de crisis” dispuesto por el gobierno de Javier Milei.

“Son 160 de un Destacamento Móvil que no están en Seguridad Ciudadana y no son los del Plan Bandera”, señaló un vocero de Seguridad a este diario sobre el envío de efectivos federales al norte del país.

Compartir esta información