Análisis Litoral

  • 89.493 Paginas vistas

Instagram

No se encontró ninguna imagen en Instagram.

Protagonistas de la historia: Se cumple un nuevo aniversario de la hazaña de la Prefectura Naval Argentina en la Guerra de Malvinas

Protagonistas de la historia

Se cumple un nuevo aniversario de la hazaña de la Prefectura Naval Argentina en la Guerra de Malvinas

Como cada 22 de mayo, los argentinos recuerdan la actuación de los héroes de la Autoridad Marítima nacional en la contienda del Atlántico Sur y el combate del guardacostas GC-83 Río Iguazú.

La Prefectura Naval Argentina, como Autoridad Marítima del país, tuvo un rol protagonista en la Guerra de Malvinas, consiguiendo el fuerte reconocimiento de todos los argentinos y el eterno agradecimiento a los héroes de la Institución que dieron todo, incluso su vida, para defender a la Patria.

En 1982, la Prefectura destacó personal y medios marítimos, aéreos y terrestres para recuperar las Islas Malvinas y ejercer su rol de policía de seguridad de la navegación y de los puertos, la salvaguarda de vidas y bienes transportados por buques y sus demás funciones como Autoridad Marítima argentina.

Todos los años, el 22 de mayo, se homenajea la actuación de la Fuerza en la contienda del Atlántico Sur y se conmemora el combate aeronaval del guardacostas GC-83 Río Iguazú contra dos aviones ingleses.

 

La proeza de los guardacostas

El 13 de abril de 1982, los guardacostas GC-82 Islas Malvinas y GC-83 Río Iguazú arribaron a las islas, luego de recorrer más de 360 millas náuticas en condiciones meteorológicas adversas y consiguiendo romper con el bloqueo militar británico.

Entre las misiones que cumplieron, acompañaron buques de bandera argentina, llevaron adelante acciones de practicaje de buques nacionales a través de la zona minada en el acceso a Puerto Argentino, realizaron tareas de apoyo y logística, patrullajes y búsqueda y rescate, especialmente de los pilotos que se eyectaban de sus aviones y caían al mar.

El 1º de mayo, el guardacostas Islas Malvinas fue el primero en entrar en combate, cuando repelió un ataque, con una ametralladora y mientras estaba fondeado en la bahía de la Anunciación, de un helicóptero inglés, que sufrió averías.

Por su parte, el 22 de mayo, el guardacostas GC- 83 Río Iguazú zarpó con destino a Puerto Darwin, en una misión de transporte de personal del Ejército Argentino y piezas de artillería.

Luego de más de tres horas de navegación, fue atacado por dos aviones Sea Harrier ingleses, librándose un nuevo combate: el entonces cabo segundo José Raúl Ibáñez, maquinista, ascendió a cubierta y observó que su compañero, el cabo Julio Omar Benítez, yacía muerto al pie de una de las dos ametralladoras que tenía el barco, luego de haber intentado repeler el ataque enemigo.

En ese momento, Ibáñez tomó el puesto de su compañero, apuntó contra los atacantes y disparó incansablemente, consiguiendo derribar uno de los aviones. Por esa acción, fue condecorado con la máxima distinción existente hasta ese momento, la cruz “La Nación Argentina al Heroico Valor en Combate”.

De esta forma, los hombres de la Prefectura protagonizaron los primeros combates aeronavales de la historia contemporánea argentina, convirtiéndose en héroes del país y recibiendo múltiples condecoraciones.

 

El despliegue terrestre y aéreo

El 16 de abril, con emoción y compromiso, se inauguró la Prefectura Islas Malvinas ubicada en Puerto Darwin. Por primera vez en la historia, personal de Prefectura izaba el pabellón nacional y el distintivo de las Anclas Cruzadas.

Integraban su dotación las tripulaciones de los mencionados guardacostas y cinco suboficiales de la Agrupación Albatros, quienes realizaron patrullajes, tareas de seguridad y asistencias en la zona.

El 10 de mayo, el entonces marinero Jorge Eduardo López, integrante de la nueva dependencia, falleció a bordo del buque “Isla de los Estados”, que fue atacado y hundido mientras navegaba por el Estrecho de San Carlos.

Por otro lado, el Servicio de Aviación de la Prefectura también tuvo un rol muy importante en la guerra, realizando tareas de apoyo aéreo, tanto en el continente como en las islas: a bordo de aviones y helicópteros, los efectivos realizaron vuelos de control, brindaron apoyo aéreo a los guardacostas, trasladaron personal, víveres y municiones e hicieron tareas de búsqueda y rescate.

Además, la valiente intervención de los pilotos de la Prefectura en el campo de batalla fue confirmada por las misiones extremadamente riesgosas que consistían en vuelos rasantes para detectar barcos ingleses, rescates de aeronaves argentinas y barridos de radar para descubrir blancos enemigos.

Sin lugar a dudas, estos héroes de la Prefectura fueron, y son, protagonistas de la historia de la Argentina. Todos los argentinos y argentinas les rinden homenaje a todos los veteranos de guerra y recuerdan a Julio Omar Benítez y Jorge Eduardo López, que dieron su vida defendiendo el suelo argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *