Prostitución Vip en Corrientes: Se complica la situación de los acusados

Quedaron a un paso del juicio cuatro hombres acusados de trasladar a mujeres víctimas de trata para ser explotadas sexualmente en cabañas de Itá Ibaté.Un grupo de hombres acusados de regentear el comercio sexual con mujeres víctimas de trata en cabañas de pescadores de Corrientes quedó más cerca del juicio esta semana, luego de que la Justicia Federal ratificara los procesamientos en el marco del caso surgido en 2016 en la localidad de Itá Ibaté.

 

Gustavo Valentín Correa, Orlando Fabián Ferreyra, Leonardo García y Jorge Alberto Zorondo, vieron aún más complicada su situación este viernes, cuando se dio a conocer el rechazo del fiscal Carlos Schaefer y de la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes a las impugnaciones que presentaron contra sus procesamientos, dentro de la causa por la explotación sexual de víctimas de trata.

 

Los hombres son investigados por haber estado a cargo del traslado de mujeres desde la provincia de Misiones hasta los alojamientos “Cabañas Sapito” y “Jardines del Paraná” de Itá Ibaté, donde eran explotadas sexualmente, sobre todo, con clientes de origen brasileño que llegaban para pescar en el Paraná.

 

El caso surgió luego de los allanamientos realizados por la Prefectura Naval Argentina el 22 de septiembre de 2016, cuando fueron rescatadas 12 mujeres en situación de prostitución.

 

Afuera de “Sapito” fueron hallados Correa, García y Ferreyra, quienes según el expediente al que accedió El Litoral “efectuaban los traslados de las mujeres en remises o taxis de su propiedad, desde la ciudad de Posadas, hasta las cabañas u hoteles de localidades de Corrientes, donde se consumaba el comercio sexual.”

 

En tanto que Zorondo, a criterio del juez de primera instancia, se ocupaba “del ofrecimiento, la captación y el traslado” de las mujeres,  con rédito económico “o de otra índole”, según señala la investigación.

 

Este último, era perseguido por la Justicia y las fuerzas, hasta que fue descubierto en 2016 sobre la Ruta Nacional 12 al volante de un auto con cuatro mujeres que trasladaba a una de las cabañas.

 

En esta trama, las personas que supuestamente también formaban parte de la organización dedicada a la trata de personas con fines de explotación sexual son Rita de Cassia Zapf (51) -quien habría asumido un rol preponderante- y los dueños de los alojamientos, Gonzalo Damián Megines (36) y  Matías Santiago Aquere Seoane (35), también procesado y a quien Zorondo proveía de mujeres con el objetivo de ser ofrecidas para servicios sexuales.

 

Y asimismo, la acusación recae en Carina Beatriz Galdi (36), quien integraría la segunda línea de responsabilidades dentro de la red.

 

Así se desprende de las desagrabaciones de las escuchas telefónicas interceptadas en la investigación y que tomaron curso hasta la actualidad, en la que jueces y fiscales pusieron cerca del juicio a los responsables de los traslados de las víctimas.El Litoral