PR cuestionó ubicación de nueva terminal de Concordia

A raíz de la decisión que tomó el oficialismo de accionar para la construcción de la nueva terminal en la ciudad de Concordia, equipos técnicos de Políticas para la República se pronunciaron con respecto a este suceso, detallando la visión de ciudad de escala humana y proponiendo una alternativa que tenga al ciudadano como centro de todas las políticas públicas.

El equipo de profesionales que trabaja en problemáticas urbanísticas en diferentes lugares de la provincia de Entre Ríos viene realizando una investigación sobre cómo solucionar un gran problema que tiene la ciudad: la terminal de ómnibus. El análisis fue realizado por miembros de PR Concordia, Rogelio DalzottoMarcos Pizzio y Lucky Charlie Dos Santos, en conjunto con equipos técnicos de Políticas para la República. Según ellos resulta complejo continuar en la ubicación actual ya que “debido a las dimensiones de las estructuras edilicias, se generan en la actualidad algunas dificultades operativas y situaciones de inseguridad para los usuarios, los peatones y conductores que eventualmente circulan por el lugar”. Además agregaron: “es una necesidad en el mediano plazo plantear su reubicación, porque en la situación actual, además del riesgo operativo antes mencionado sería inviable a nuestro entender poder ampliarla más allá de lo que ya se intervino con las modificaciones de mejoras incorporadas durante la pandemia, en el momento que los servicios de transporte de larga distancia se encontraban suspendidos”.

Desde hace tiempo, la terminal de ómnibus en Concordia presenta diferentes aspectos que se vinculan al déficit funcional y su ubicación. Lo que provoca que tenga que haber un traslado edilicio para subsanar las constantes demandas de los ciudadanos. En el 2006 se realizó un concurso que proponía reformular la zona urbana de la ex estación Concordia Norte, un terreno valioso para la comunidad, que estaba abandonado. El equipo ganador propuso reubicar a la terminal en ese lugar permitiendo maximizar las prestaciones del predio y respondiendo a las problemáticas planteadas, a través de una estación multimodal. Sin embargo, a la hora de accionar no se terminó concretando por la falta de decisión política.

Ahora el oficialismo propuso ubicar la nueva terminal en frente al autódromo a unos 6 Km del centro de la ciudad, desalentando, según los miembros del partido, la intermodalidad, es decir, poder trasladarse hasta la terminal “nueva” a través de la mayoría de las líneas de colectivo urbano, caminando, en bicicleta u otro tipo de transporte no motorizado. Además entienden que va a ser más complicado para los usuarios trasladarse hacia la zona de la terminal ya que queda fuera del radio urbano.

En la investigación se pudo constatar que estas ideas de terminales de ómnibus fuera de las ciudades se vienen concretando en varias localidades entrerrianas como, por ejemplo, Villaguay, Feliciano y actualmente se impulsa la reubicación de la terminal de Diamante. Sobre este hecho se pronunciaron, diciendo: “parecieran obras pensadas más bien en la disponibilidad del terreno y las empresas de transporte y no centradas en el ciudadano para facilitarle su traslado, debiendo acudir al servicio de remises para movilizarse permanentemente cuando sabemos que el transporte público si es eficiente es el mejor medio y más sustentable, como lo observamos en las grandes ciudades de nuestro país como CABA, Santa Fe, Rosario, Córdoba, etc, donde con accesos mejorados y rápidos, combinado con un transporte público eficiente, se disminuye el uso de autos particulares tornando el sistema mucho más ambientalmente sustentable”.

En el documento que Políticas para la República dió a conocer se destaca que “el centro de la discusión deben ser los vecinos de a pie, los usuarios y el tipo de ciudad que queremos, y no la capacidad de tal o cual lugar para que “quepa” la nueva terminal, o poner como argumento prioritario al vehículo por sobre la necesidad de las personas”. Por esta razón, proponen la multimodalidad como concepto primario, recalcando que “la multimodalidad del transporte busca ordenar y hacer más funcional, ágil y dinámica toda la movilidad urbana de la ciudad”. Y explican el porqué de esta propuesta: “el sector de la Ex-Estación Norte resulta un punto estratégico para desarrollar allí una estación multimodal, ya que cuenta con buena accesibilidad desde las periferias y ciudades aledañas y en particular una posibilidad de articulación directa con la autovía General Artigas (a través de Ruta 4), se dispone de amplios espacios “vacantes” de dominio municipal y la presencia de los ramales ferroviarios que se vinculan y forman parte de la línea del ferrocarril General Urquiza”.

Políticas para la República viene trabajando en la búsqueda de solucionar los problemas a la gente en el ámbito transporte y la movilidad en toda la provincia. Esta visión multimodal centrada en facilitar el acceso al ciudadano a los medios de transporte, de una manera más eficiente y sustentable, partió desde la misma visión que se ha trabajado en Paraná en un proyecto de ordenanza denominado Plan Director de Movilidad que los concejales del Bloque en el Concejo Deliberante de la capital entrerriana presentaron hace más de dos años. El documento de base en esa ocasión fue un informe emitido por el BID, recomendando este tipo de terminales multimodales como existen en las grandes ciudades de diferentes partes del mundo. Al fundamentar su propuesta sostienen que, “resulta también estratégica la ubicación debido a que en la actualidad varias líneas del transporte público de pasajeros provenientes de diferentes barrios de la ciudad pasan por las inmediaciones del lugar y también existe la posibilidad de acercar otras líneas de colectivos urbanos ofreciendo al ciudadano una mayor variedad de opciones de desplazamiento según sus necesidades”.

Luego de la investigación y diagnóstico, los profesionales especializados en la materia del partido concluyeron, argumentando: “lo urbano no se limita al aspecto infraestructural, sino que condiciona las oportunidades de los vecinos de vivir una vida plena, digna y asegurando a las futuras generaciones un ambiente saludable y sustentable. Vemos falencias en el proyecto actual y consideramos que la ubicación en la cual se quiere emplazar la nueva terminal no es la adecuada, por todos los argumentos antes mencionados. Entendemos además que la construcción de una nueva terminal de ómnibus para Concordia no es la máxima prioridad, la ciudad está necesitando que se resuelvan cuestiones fundamentales que hacen a las necesidades básicas de las personas. Sí vemos la necesidad de mejorar el sistema de transporte a un mediano plazo, pero que como venimos diciendo, se debe poner en el centro a la persona y no al vehículo”.