“Pasar de la queja a la participación”. Juntan firmas para un nuevo partido político en Concordia

no es ingeniero electricista, laboral, especialista en ingeniería ambiental y ejerce también la docencia. El otro es Profesor de Filosofía, Pedagogía y Psicología, Licenciado en Pedagogía Social y Diplomado en Desarrollo y Liderazgo de la Comunidad. Ambos son esposos y padres de familia, pero hay algo más que los une: han resuelto “pasar de la queja a la participación”, impulsando el surgimiento de un nuevo partido político en Concordia.

El ingeniero Rogelio Dalzotto y el profesor Marcos Pizzio no disimulan su entusiasmo por el paso que han dado y que han decidido hacer público. Ambos integran Políticas para la República, cuyo ideal se resume -explican- en tres palabras: “Ética, saber y voluntad”.

“Hemos tomado la iniciativa de promover el reconocimiento formal a nivel municipal de Políticas para la República acá en Concordia, como ya lo estamos haciendo en Hasemkamp, Crespo, Federación y en Diamante. Tenemos la proyección de llegar a ser partido provincial y nacional”, contaron, en diálogo con el programa Despertá con Nosotros, por Oíd Mortales Radio y Radio 12.

“Políticas para la República” fue fundado el 9 de Noviembre del año 2005, en la ciudad de Buenos Aires, por impulso de Milan C. Jelic. En las elecciones del año 2019, el partido logró dos bancas en el Concejo Deliberante de Paraná.

 
“Salí de las cavernas de Platón”

“Soy uno de los tantos -explica Pizzio- que estamos cansados y salí de la caverna de Platón y me di cuenta de que en realidad me estaban engañando y que la política en sí misma es otra cosa y es mucho más linda de lo que nos pintan, o del modo en que la han prostituido y hemos dejado que la prostituyan. Pasé de la queja a la participación en un lugar en el que me siento cómodo, Políticas para la República, como que fue fundado a mí medida, a la medida de mi constelación de valores”, dice.

-¿Te preguntó alguna de tus hijas por este paso que has dado de participar en política? ¿Qué has respondido?

-Sí, de manera implícita y explícita. Hasta me han preguntado si es necesario que vaya a los medios. De alguna forma quiero responder también a hijos y nietos ajenos. Siento el llamado a servir. Como lo hablamos con mis alumnos cuando damos sociología de la educación. Llegamos a un punto en el que intercambiamos posturas sobre ciertos temas y decimos ‘estas decisiones se toman más arriba, nos estamos peleando a ver quién acarrea el balde, quién trapea, mientras el aula se inunda y nadie sube al techo a ver el grifo que está abierto a propósito para inundarnos’. Y ahí queremos llegar, al poder estrictamente hablando. A mis gurisas les estoy diciendo que llegó la hora de poner las manos en el arado, por lo menos para mí.

“Pasando las cinco décadas -confiesa Dalzotto- uno se pregunta algunas cosas. El 2015 fue un quiebre, de estar cómodo en la situación y no preocuparme demasiado por las cuestiones de la política, me dije ‘si no participo, nada va a cambiar, hay que salir de la zona de confort’. Hay mucha gente que esperó el cambio tantos años y no se va a dar si la gente no se involucra. Así que empecé a participar de algún partido tradicional y no me sentí cómodo, hasta que una prima me contó de la existencia de este partido y cuando escuché me dije ‘esto es lo que estaba esperando, cincuenta años esperando esto, transparencia, honestidad, austeridad’, valores que se ven muy poco en la política actual, y el ciudadano como destinatario del bien común, que el dinero público se maneje en función de las necesidades de la gente y apuntando al ciudadano”.

– A esas palabras, ética, austeridad, bien común, también las usan los dirigentes convencionales de la política. ¿Qué vieron en Políticas para la República que los animó a creer que va en serio?

Dalzotto: -Vino el fundador, nos conocimos, participé de las jornadas nacionales del partido en Paraná, así que conocí más gente. Realmente me reflejaron que lo que predican es así, total austeridad, compartir hasta los gastos del evento.

– ¿Cuál es la ideología del partido? ¿Es de izquierda, centro, derecha?

Pizzio: – El norte es el bien común y la persona humana, el vecino como centro destinatario de las políticas públicas. Eso de la derecha, la izquierda, el centro, es una discusión bastante filosófica, pero para explicarlo y que se entienda fácil: una calle a la que hay que hacerle mantenimiento, no importa si el mantenimiento es de izquierda, derecho o centro. La infraestructura hay que hacerla y punto, no tiene ideología. En cuanto a la visión que compartimos, es la del preámbulo de la Constitución Nacional. Estamos en una República, en un sistema democrático, o en lo que queda de él. Apuntamos a alinearnos con eso.

Entendemos que las ideologías son visiones sesgadas, recortadas de la realidad. Las respetamos, por supuesto, pero entendemos que son visiones sesgadas y, por ende, y per sé son un llamado a la división, porque uno mira del lado izquierdo y el otro del lado derecho… Pero la realidad es una sola.

Avanzar en el conocimiento es un pilar. No nos creemos sabiondos. Dialogando con todos y con todo podemos caminar y avanzar en el conocimiento, por ejemplo, en el cuidado del ambiente. Pensemos que hace unas décadas no se tenía la sensibilidad que hoy se tiene.

– Están tramitando la personería jurídica, la aprobación del partido a nivel municipal. ¿Cómo se hacen de los recursos para llegar a la gente?

Pizzio: -Por un lado, una de las cosas que a mí me terminó de definir para decidirme a participar del partido es que no hay un padrino político. Incluso le pregunté al fundador, Milan C. Jelic, en la reunión que tuve con él hace un par de años, de quién es el partido. Él me respondió “Políticas para la República no es mío, no tiene un dueño. Y por otro lado no tenemos padrino económico”. El folleto que traje a esta entrevista lo imprimí en casa, y así nos movemos, con lo que tenemos y con lo que somos, que es lo más importante. Es el casa a casa, puerta a puerta, cara a cara con los vecinos, decirles que venimos a plantear otra opción, que también como ellos estamos cansados y pasamos de la bronca, el reproche, andar repartiendo memes a la acción, desde la política entendida como lo que es y no la poliquería del puesto.

-¿Políticas para la República conforma frentes o alianzas electorales?

Pizzio: – Nosotros como política interna tenemos algo que me terminó de empujar: no hacemos alianza ni frente con ningún partido. Nos han invitado. Nosotros dialogamos, podemos hacer un proyecto juntos, apoyar incluso una iniciativa de otros si la consideramos favorable al bien común, pero no somos un rejunte pre electoral. Hace 17 años como partido venimos haciendo este camino, de hormigas, chiquito, pero vamos hacia el poder, porque es lo que queremos.

-¿Prefieren preservar una identidad clara antes que apurar los tiempos mediante alianzas para llegar al poder?

Pizzio: – El fundador del partido lo dice clarísimo. Con las alianzas electorales, en algún momento terminás negociando, rifando, licuando tus valores y es lo que nosotros no queremos. Por eso no conformamos frentes y hacemos este camino largo. Ahora estamos en proceso de reconocimiento de la Junta Electoral, necesitamos 200 firmas. Vamos a empezar a hacer recorridas por los vecinos y conocidos, para el reconocimiento provisorio como partido en Concordia. Después, necesitamos 500 huevos.

– ¿Cómo es eso?

– Cuando pedís jamón con huevo duro, el cerdo está involucrado ciento por ciento, puso todo, murió para eso. El huevo es distinto. La gallina puso el huevo y anda tomando mate muy tranquila. Nosotros necesitamos 500 afiliaciones para el reconocimiento definitivo. No son 500 personas que deben involucrarse con el partido. No. Sólo que nos den el sí para la afiliación. No quiere decir que todos deban trabajar en el partido. Eso lo hará quien así lo desee.

Hay tres grandes mitos sobre la afiliación, tres temores que la poliquería instala. Primero, no tenemos que apoyar económicamente al partido al que te afilias. Segundo, en el padrón aparecerán tus datos y dirá que estás afiliado, pero no aparece el partido al que te afiliaste. Hay personas que trabajan en el Estado y me han dicho ‘no, yo tengo miedo’. Esto los tranquiliza, porque en el padrón no aparece el nombre del partido. Y tercero, no tenés por qué militar en el partido al que decides afiliarte. Tengo un conocido que me dijo ‘yo me afilio pero no quiero saber nada’. Un cuarto punto es que desafiliarte no es nada complicado, sólo hay que mandar un telegrama gratuito y a los tres días estás desafiliado.

– Han hecho pública una postura respecto de una futura reubicación de la terminal de ómnibus de Concordia. ¿De qué se trata?

Dalzotto: -Tiene que ver con la visión que tenemos de ciudad, centrada en el ciudadano. ¿Para quién es la terminal, para la mayoría de la población o para los que vienen eventualmente? Investigando lo hecho años anteriores, cuando se hizo un concurso, coincidía con lo que nosotros pensábamos, la necesidad de tener la nueva terminal accesible a la mayoría de las personas. Nos parece descabellado sacarla fuera de la ciudad, porque complicaría el tránsito, el desplazamiento de las personas, el costo. Quizá podría haber una terminal más chiquita sobre la autovía para quienes viajan larga distancia, sería más aceptable, pero la terminal principal debería estar acá, accesible a la mayoría.

Desde el punto de vista de nuestra idiosincrasia como partido, pensamos que el mejor lugar es la Estación Norte, que es el estudio que se había hecho, mejorando aquel concurso que se hizo allá por el 2006, hace unos cuantos años.

– ¿Podrían mencionar, a modo de títulos, algunos otros temas que estén siguiendo con particular atención vinculados a la realidad de Concordia, que los ocupe?

Pizzio: – Seguimos trabajando como se hizo en Paraná en un plan director de movilidad. También nos ocupa la cuestión de la raíz de la pobreza, que entendemos que es la desigualdad, entre otras cosas que alimentan ese gran drama. Y ligado a eso, todo lo que tiene que ver con el desarrollo humano, el cuidado del ambiente.

– ¿Juega un rol importante la formación en este camino que han resuelto emprender?

– Sí. Incluso tenemos en el partido un curso para formación de los afiliados. Es muy iluminador cuando, desde cuestiones técnicas, específicas, vamos entendiendo la gran oportunidad que tenemos. Me parece que esto de la política y consolidar este partido en Concordia no es una posibilidad como que compro un número de mil de una rifa. No, acá tenemos los mil números. La capacidad la tenemos, es cuestión de sacudirnos, sacarnos los temores, y si no te sentís llamado a participar en política, está perfecto, pero danos una mano. Porque sin tu apoyo no vamos a poder hacer nada.

No tenemos la posibilidad esporádica de llegar. Lo vamos a hacer. Le pasó a la selección, le pasó a Messi y nos va a pasar a nosotros, a Concordia, porque la queremos ver florecer, despegar. Nos toca inflar la goma del avión, barrer la pista o servir el café o ser los pilotos, no importa. En eso estamos, queremos que Concordia, Entre Ríos y Argentina despeguen y si no esto no tendría sentido.

Para comunicarse con Políticas para la República:

https://politicasparalarepublica.org.ar/
https://instagram.com/politicasparalarepublica?igshid=OGQ2MjdiOTE=
https://www.facebook.com/politicasparalarepublica
concordia@politicasparalarepublica.org.ar

Fuente: El Entre Ríos