Otra promesa incumplida y Bordet mira para otro lado

Los puentes a Uruguay siguieron cerrados durante el fin de semana extra largo a pesar del anuncio del gobernador .

El sitio oficial del gobierno de Entre Ríos titulaba con bombos y platillos el martes 5 de octubre: “Bordet hizo saber que es inminente la apertura de los tres pasos fronterizos que unen Entre Ríos y Uruguay”. Especificaba que el nombrado anticipó que era inminente en los próximos días la apertura de los tres pasos fronterizos que unen Entre Ríos con la República Oriental del Uruguay, para lo cual ha intensificado sus gestiones con el gobierno nacional. Se ultiman detalles de los protocolos que regirán. Lo hizo saber el mandatario junto a la vicegobernadora Laura Stratta y el presidente de la CTM, Luis Benedetto, durante la apertura de la Exposición Salto Grande, en el Museo de Casa de Gobierno.

En ese marco, se decía, Bordet viene llevando adelante una serie de gestiones ante el gobierno nacional, entre ellas un planteo formal al jefe de Gabinete, Juan Manzur, a quien solicitó que desde “el Poder Ejecutivo Nacional se disponga la apertura de los tres pasos fronterizos terrestres que unen la República Argentina y la República Oriental del Uruguay, más precisamente aquellos tres que involucran a la provincia de Entre Ríos”.

Se trata de los siguientes pasos: Puente Internacional Gral. San Martín, Gualeguaychú (Argentina) – Fray Bentos (Uruguay); Puente Internacional Gral. José Gervasio Artigas, Colón (Argentina) – Paysandú (Uruguay) y Puente Internacional Represa Hidroeléctrica de Salto Grande, Concordia (Argentina) – Salto (Uruguay).

Eligió el momento propicio: antes del fin de semana extra largo.

Pero el que anda mal anda mal. No hay nada que hacer. Está “orinado por los perros”. Este pomposo anuncio generó falsamente una expectativa muy favorable para las vapuleadas arcas de los y las comerciantes de las ciudades fronterizas (Concordia, Colón, Gualeguaychú). Esperaban dinero fresco, personas extranjeras que vengan a consumir desde la otra orilla. Pero una vez más le salió mal. Terminó el fin de semana largo y los puentes siguen cerrados.

Haciéndose el desentendido, los mandó a los Cresto (Mayda y Enrique) a protestar en contra del Gobierno nacional, mientras tanto sigue haciendo lo que mejor le sale: la plancha. Dando otro motivo más (de los miles) para votarle en contra al oficialismo, circunstancia  que en el fondo disfrutaría .