“No van a buscar fideos”: los dichos de un intendente que provocaron el repudio de quienes cruzan la frontera para comprar en Entre Ríos

n grupo de vecinos de Paysandú movilizados desde hace varias semanas en reclamo de políticas de frontera, que permitan disminuir la brecha cambiaria que se tiene entre Uruguay y Argentina, manifestaron su repudio a las declaraciones del intendente de ese departamento, Nicolás Olivera, quien el domingo en entrevista con El País señaló que muchas veces el paso a Argentina no se da “solo por fideos”.

“Uno instintivamente piensa en el comestible: la harina, la sal y el fideo. Pero no es solo eso. Yo el otro día vine de Buenos Aires y cuando cruzaba para Paysandú veía los supermercados llenos, y hay autos y camionetas buenas. No van a buscar fideos. Cruzan, comen barato, compran alguna cosa en ópticas o farmacias, que están muy baratas, a la vuelta llenan el tanque y clavan un surtido. Van hasta al odontólogo allá. ¿Y cómo frenás eso? ¿Restringiendo la libertad de circulación? Eso no se va a hacer. Todos hemos reclamado, pero también soy consciente de que es difícil tomar una medida. No digo que me resigné, pero estoy concentrado en lo que puedo hacer”, declaró Olivera.

Según el comunicado emitido por el grupo de vecinos, estas declaraciones del intendente reflejan un “absoluto desconocimiento de la realidad socioeconómica” del departamento; el comunicado añade que esos dichos “significan una tremenda falta de respeto a la población”.

“Muchos sanduceros si no cruzan el puente no tienen chances de llegar a fin de mes y parar la olla. La gente necesita autoridades con sensibilidad y no dirigentes que están más preocupados con sintonizar con determinados centros de interés”, reza el comunicado.

El grupo reclama la libre circulación en el puente internacional, la eliminación de los requisitos exigidos en el tránsito de mercancías o la de declaraciones juradas para el tránsito vecinal. Los vecinos proponen la instrumentación de un carril de cruce rápido para las personas domiciliadas en las localidades fronterizas o integrantes de familias binacionales, estudiantes o trabajadores. El grupo está movilizado desde hace un mes y logró recolectar 4.000 firmas.

El cuestionamiento a Olivera también llegó de parte del exintendente de Paysandú, el frenteamplista Guillermo Caraballo, quien apuntó que los dichos de su sucesor fueron “despreciables”.

“Su visión despectiva de aquellos que de alguna manera buscan recuperar el poder de compra que tenían antes de este gobierno, su gobierno, el gobierno de los malla oro que él defiende, realmente indigna. Molesta por su insensibilidad, porque cuando el bagayo es de los grandes, no lo vemos tan suelto de lengua. No hay vuelta, fiel a su cabeza herrerista”, escribió en su cuenta personal de Facebook.

Reclamos

Días atrás, Olivera le había reclamado al Ministerio de Relaciones Exteriores que podría haber “actuado más” para mitigar el impacto de esta diferencia cambiaria a nivel local. En ese mismo sentido había ido el intendente de Salto, Andrés Lima, quien apuntó contra el presidente Luis Lacalle Pou por “haberse lavado las manos” en este tema.

“Le falta liderazgo al tema. Cada uno de nosotros nos acostamos pensando en algo que tenemos que resolver. No sé si hay alguien hoy pensando en resolver esto, con herramientas, con competencia para resolverlo”, apuntó en su reclamo el intendente de Paysandú en diálogo con Desayunos Informales (Canal 12).

Ante los dichos, desde Cancillería, el director general para Asuntos de Frontera, Limítrofes y Marítimos, Carlos Mata, aseguró a El País que “no falta liderazgo” desde la cartera. Además, indicó que “existe un evidente error conceptual” al querer atribuirle a la Cancillería una “eventual omisión en la fijación de la política cambiaria” con Argentina.

En esa línea, precisó que el Banco Central de Uruguay (BCU) es un ente autónomo que establece la política cambiaria y monetaria. “De manera complementaria” -continuó- es el Ministerio de Economía y Finanzas “quien tiene atribuida por ley la política macroeconómica del país”. En ese marco, y “dejando de lado otros aspectos”, es “precisamente (en este tema) donde Cancillería no debe intentar fijar pautas al respecto”, comentó.

Fuente: Diario El País de Montevideo