El tiempo ahora

El tiempo - Tutiempo.net

Los muchachos de Concordia siempre están : El “testaferro sin bienes” habló sobre el Amanzi Termal y una “cadena de errores”

Germán Buffa dijo que la contratación de Global Means SA para la publicación de avisos del Gobierno de Entre Ríos, se enmarcó en una “cadena de errores”. Contó cómo se convirtió en inversor en la provincia, cómo conoció al exministro de Cultura y Comunicación Pedro Báez y su esposa, Sofía Riquelme. También refirió a la autorización de manejo de Riquelme para un vehículo que era propiedad de Global Means; al allanamiento que hicieron en el domicilio de su ex suegro y asentó: “Si soy testaferro de Báez, lo soy sin bienes”.

Fue directo. De alguna manera validó con su declaración información que se difundió en una audiencia pedida por el propio Pedro Báez, solicitando la nulidad del allanamiento en el marco de la investigación por enriquecimiento ilícito. Declaró por poco más de 40 minutos. Está imputado porque la que era su empresa, Global Means SA, contrató espacios en el diario Agroempresario para el Gobierno de Entre Ríos, en 2011. Los fiscales acusaron que al momento de concretar ese negocio, su empresa no estaba constituida como tal y tampoco figuraba en el Registro de Medios de la provincia.

“Quiero ratificar mi declaración de la etapa preparatoria, todos mis dichos y sostener mi inocencia de la imputación. Vehementemente sostengo mi inocencia de lo que se me imputa”, dijo para abrir su relato. Después contó su historia personal y cómo se le abrió el camino para hacer negocios en Entre Ríos.

“Nací en Rosario del Tala. En 1993 me fui a Buenos Aires a estudiar y comencé estudiando traductorado de Inglés. Con el fallecimiento de mi padre me cambié de carrera y me recibí de Contador Público en 2001. Mientras estudiaba trabajé en casas de comidas, cadeterías y de data entry, hasta que entré al Ministerio de Agricultura de la Nación donde fui cadete. En 1999 la gestión me otorgó responsabilidad en una oficina donde tenía personal a cargo. Teníamos 3500 contratados, comprábamos insumos, gestionábamos viáticos y pasajes. Con ceremonial y protocolo organizábamos eventos donde recibíamos delegaciones de exterior, con prensa y comunicación planteábamos estrategias y hacíamos contrataciones de distintos medios. Lo hice unos 6 años. Dentro de la Secretaría de Agricultura tuve otros roles también, como encargado de Recursos Humanos”, describió, entre otras tareas.

“En 2001, paralelamente a mis estudios me recibí de contador público. Me convertí en funcionario. Comencé a desarrollar mi carrera profesional. Tuve administradoras de consorcios y actividad en comisiones del Colegio de Ciencias Económicas. Con un socio creamos una empresa de servicios empresariales integrales, con asiento especialmente en Bahía Blanca y Viedma. Hacíamos intermediación entre productores en el país y compradores en el exterior. Eso me llevó a tener contacto con mucha gente en el país. Nunca dejé mi actividad. Como mi exesposa también es de Rosario del Tala, nos radicamos ahí. Seguí con mi actividad. Cuando vine a Entre Ríos conocí a José Horacio Bechara de Concordia, con quien mantuve un vínculo profesional. Él me participó de un proyecto que tenía, inmobiliario, que se convirtió en proyecto turístico posteriormente. Ayudé a conformar cuatro cooperativas apícolas. Mi relación con Bechara y, por eso lo menciono acá, tiene que ver con que él decidió conformar una empresa. Lo orienté a que lo haga en Buenos Aires por diferentes razones. Primero porque me formé y tuve actividad mayormente en Buenos Aires, además porque allí conformar una empresa llevaba entre 30 y 40 días y en Entre Ríos llevaba de 6 meses a un año. Él tenía una base legal ahí, y la conformamos en Buenos Aires”, aseguró.

Amanzi Termal

Agregó que “en la documentación del expediente -judicial- aparece que fui apoderado de Innova Turismo, y al lado hay una mención al formulario de AFIP de autorización de trámite”. La empresa, inscripta en 2011, tenía como socios a Sofía Riquelme, María Anastasia Keuchguerian y José Horacio Bechara, éste último es quien presentó a Báez y Buffa. “Anastasia Keuchgueian, socia gerente de Innova, viajaba a Buenos Aires y le propuse hacer la gestión. Me emitió un formulario 83, que es el formulario de autorización. Lo que hice fue presentar la documentación de inscripción en la agencia de AFIP que correspondía por domicilio. Fui auditor externo de Innova. Auditaba documentación sobre el cierre de balances, para lo cual necesitaba independencia profesional”.

Buffa señaló tuvo reuniones para auditoría de la empresa Innova Turismo. Contó que los socios de Innova Turismo -que explota el Hotel Amanzi Termal en Villa Zorraquín, Concordia- eran “José Horacio Bechara, Keuchguerian y Sofía Riquelme, que después me entero que era esposa de Báez”. Aseguró de inmediato que “la primera vez que lo ví -a Báez- fue en el Howard Johnson, me lo presentó Bechara. Ahí tuve el primer contacto profesional con él, nada más que eso. No sabía quién era Pedro Báez. Mi relación fue profesional con los socios de la empresa donde no solo pasó Báez, sino varias personas que iban a entrevistarse con Bechara en esa reunión”.

Amanzi Termal, en Villa Zorraquín, a pocos metros del Hotel Itakú, donde en agosto murió el empresario Jorge Aguirre. 

Amanzi Termal, en Villa Zorraquín, a pocos metros del Hotel Itakú, donde en agosto murió el empresario Jorge Aguirre.

“A todo esto, nunca dejé de prestar el servicio profesional a productores. Paralelamente desarrollé actividades comerciales, puse un negocio de autopartes, cree una empresa de instalaciones domiciliarias de gas en Federal”. Al mismo tiempo, Buffa dijo que empezó a “generar distintas formas de comunicación, una Fan Page en Facebook que en esa época no eran muy usadas, también los blogs” para difundir su actividad personal, darse a conocer, una forma de intercambio, según declaró. “Generar micros de programas de radios que subvencionaba, lo asumía yo al costo de tener presencia en esos medios. En algún momento me puse a tratar de conseguir publicidades. Uno de esos medios o forma donde fui a solicitar fue a la provincia de Entre Ríos, en distintos organismos, todos me derivaban a Dirección de Información Pública. Me indicaron cuál era el trámite y me inscribí como Germán Buffa, con nombre de fantasía de Paper Consulting y presenté varias propuestas para tener publicidad en esos micros que desarrollaba”.

Global Means SA

Buffa afirmó que obtuvo su primer orden de publicidad en 2010. “Empecé a mantener contacto y generar trámites para la presentación de propuestas. Conforme iba creciendo mi actividad, decidí la conformación de una empresa en Bs As y surgió la idea de crear Global Means SA, que es la empresa por la cual estamos acá. En abril y mayo presentamos la propuesta para solicitar la reserva de nombres. Tuvimos cuatro propuestas y nos otorgó la Inspección de Justicia ese nombre y la autorización donde iba a ser ese el nombre de la empresa. Como quería canalizar la actividad de medios a través de esa empresa, decidí la preinscripción de la empresa, completé el formulario a través de internet. Me pidió el nombre, completé, imprimí, firmé y presenté. Toda la facturación y actividad de Germán Buffa fue a través de Global Means. No se emitieron más órdenes de publicidad a nombre de Buffa, fueron todas a Global Means. Dentro del ímpetu por generar cosas, presenté una propuesta en la Dirección de Información Pública, presenté una propuesta de comunicación a través del diario Agroempresario. Lo conocía desde que estaba en la Secretaría de Agricultura, porque estaba en todos los escritorios de los funcionarios. Es un diario dirigido al sector, se obtiene sólo por sistema de suscripción”, narró.

Añadió que el diario “tenía información de diversas actividades productivas y la publicidad de casi todas las provincias menos Entre Ríos”. “En la propuesta explico todo eso. Me emitieron orden de publicidad para dos publicaciones mensuales. En total eran cuatro avisos en dos meses, de media página. Eran 118 mil pesos por todo. A la propuesta la presenté en junio, con las formas habituales, que eran explicar todo y poner el precio. Cuando venía prestando la facturación como monotributista, en la Dirección de Información Pública se percataron que el importe presentado no aclaraba el Impuesto al Valor Agregado. Debía aclarar que el importe incluía el IVA. Entonces hice una modificación y por error, la fecha que puse a la propuesta fue del momento que hice la modificación”.

“Cadena de errores”

Acotó que la publicación se realizó. “Si no hubiera sucedido, no hubiera podido cobrar porque la certificación es presentando el original de las publicaciones”. “118 mil pesos fue el total. Dos períodos de 59 mil pesos dividido en dos por media página. Incluyó el IVA, Ingresos Brutos y el pago al proveedor del servicio. Mi comisión de agencia fue de 2500 pesos por aviso. Fue ínfima la comisión, porque la importancia era empezar a ofrecer esos medios”. Es decir, Buffa cobró en 2012 “10 mil pesos por los cuatro avisos”. “Es un importe bruto porque Global Means declaró impuesto a ganancias. Lo que veo acá es el ímpetu que tuve por desarrollar negocios y cuando me otorgaron la orden de publicidad, en el momento de continuidad de mi actividad personal que inscribí, hice la preinscripción de Global Means cuando no tenía Personería Jurídica”.

“Es un error administrativo generado por mí”, asumió y ahondó: “Hice la preinscripción y la Dirección de Información Pública me otorgó una orden de publicidad, y el error de haber hecho la modificación con la fecha de la modificación y no con la fecha original de la presentación de la propuesta. Quizás es una cadena de errores, pero no hubo un acuerdo previo para esa publicación. Eso es todo en ese punto, no tengo más para decir. Acá se están tratando de generar que hubo un acuerdo previo, dando a entender que hubo un acuerdo para que me den la orden de publicidad sin que esté constituida la empresa”.

“Luego se tuvo que emitir una factura para generar el cobro. Eso fue en octubre, para emitir facturación se inició un expediente de cobro y se efectivizó en abril o mayo del año siguiente. Tuve que pagar yo a la empresa para que haga las publicaciones, porque si no, no me hubiesen prestado el servicio”, acotó.

“Contacto permanente con Báez y abrupto final”

Buffa dijo que por esa época presentó “varias propuestas más, muchas”. “Me volví a contactar con todos los medios. Presenté diferentes propuestas y empecé a crecer. Había muchos medios en Buenos Aires y la provincia no publicaba. Tuve mucha actividad. Eso me llevó a tener un contacto permanente con Báez, que me llamaba todo el tiempo para exigirme que intercediera ante los medios, para que sacaran publicaciones referidas al Gobierno de Entre Ríos en distintas áreas. Gestioné la pauta y las publicaciones periodísticas de actividades gubernamentales. Así como tenía presión de los medios para obtener más pauta y servicio. Ni los medios publicaron todo lo que el ministro exigía, ni el ministerio otorgó todo lo que los medios pedían”, relató.

“Lo realice hasta mayo-abril de 2014 y tuvo un abrupto final esa relación, porque los medios me exigían tramitar actualización en tarifas y el Ministerio de Cultura no lo aceptaba la adecuación de tarifas. Insistí con la actualización, no fue aceptado por el Ministerio, seguí prestando servicio y, como en algún punto absorbía la actualización de tarifas, dejó de ser redituable. Dejé de ganar dinero y, si seguía, pasaría a subsidiar las publicidades del gobierno”, declaró. “En un momento le dije al ministro que no podía hacerlo más. Lo único que me dediqué a hacer desde la última orden de publicidad fue cobrar las publicidades que había prestado y pagado. Dejé de prestar el servicio y sólo me dediqué a cobrar los expedientes en gestión”.

Autorización de manejo de un auto

Buffa refirió después a la autorización para conducir un auto de Global Means, a nombre de Sofía Riquelme. “Paraná no es grande y todos nos conocemos, nos cruzamos en todos lados. Un día encontré a la mujer de Báez, me comentó que tenía que ir a ver un familiar por una situación de gravedad. Su marido estaba de viaje y por una cuestión humana le ofrecí el manejo de ese auto. Me acerqué a una Escribanía, le otorgué datos a la escribana y autoricé el manejo. Debido a la celeridad del caso. Si el auto hubiera estado con intención que lo usen permanentemente, hubiera emitido las tarjetas azules. Eso fue espontáneo, quedó en los registros y fue interpretado de modo distinto a lo que fue la realidad. Esto es usado para vincularme y justificar que existió un acuerdo previo de manejo de publicidad, una autorización de 2013, es de dos años posterior, intentan demostrar que tuve una relación personal con el ministro”, dijo. “No entiendo por qué me quieren vincular al ministro”, subrayó.

Refirió después al allanamiento en el domicilio “de mis exsuegros, en una causa que no tengo nada que ver, que es el enriquecimiento ilícito de Pedro Báez”. “Me secuestraron documentación y computadoras, diferentes cosas que usaron para vincularme al ministro. Esa causa creo que no tiene ningún tipo de movimiento. Jamás se pudo comprobar que sea testaferro de Báez, sino seré un testaferro sin bienes porque sólo tengo una moto y camioneta”.

“El allanamiento fue grave en varios sentidos, me afectó en lo personal en el negocio puntual que era Plantea Pizza, de mi exmujer, porque peyorativamente por todos lados me sindicaron como el empresario pizzero, perdimos clientela y tuvimos que cerrar la franquicia”, acusó.

Vicepresidente de El Diario

Por último refirió a su desembarco en El Diario. “Dicen acá que llegué a El Diario de Paraná como vicepresidente por el conocimiento que tenía con Báez. No es así. Mientras estaba en Buenos Aires también conocí y asesoré a Ramiro Nieto en una empresa que ellos estaban intentando comprar en Buenos Aires. Cuando Ramiro se enteró que yo estaba en Entre Ríos, me dijo que tenía intención de adquirir el paquete accionario de Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER) y me convocó para que forme parte del directorio. No tengo más nada para decir de esto”.

La otra estrategia

La jornada de este jueves fue la número 29. Empezó después de las 9.30 y terminó a las 11.15. Cabe recordar que está previsto que las jornadas duren hasta seis horas por día, algo que ocurrió muy poco desde que empezó el debate el 27 de septiembre último.

Los defensores habían citado para hoy al policía federal Alexis Mendoza que sí prestó testimonio. Pero también habían convocado al director General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Culto y Relaciones Exteriores, Víctor Malvota; y al arquitecto Guillermo Federik. Al inicio de la jornada desistieron de ambos testigos.

También habían anunciado el testimonio de un ciudadano bonaerense, Carlos Castillo, que presenció un allanamiento en CABA, en el marco de la investigación por presunto enriquecimiento ilícito del exgobernador Sergio Urribarri. Aseguraron que se resistió a testificar.

De ese modo, sólo declaró Buffa y testimonió Mendoza. El desperdicio de tiempo fue motivo de un llamado de atención por parte del Tribunal que componen José María Chemez, Carolina Castagno y Elvio Garzón. “Hacemos lo humanamente posible”, contestó el defensor Miguel Cullen. No está clara la razón de las dilaciones, ni tampoco la cantidad de testigos más que piensan citar los defensores. Puntualmente se los preguntó el presidente del tribunal, no lo respondieron.

El testimonio de Mendoza no aportó nada nuevo al debate. Contó que hizo un relevamiento de cartelería de campaña anticipada, en el marco de un expediente abierto en el Juzgado Federal 1 de Paraná. “El Juzgado Federal dispuso saber si había publicidades electorales y en caso que sí hubiera, sacar fotos”, dijo y reconoció fotografías de la campaña a presidente de Urribarri, en distintos lugares de Paraná.

Fuente: Análisis Digital
A %d blogueros les gusta esto: