Las princesas volvieron a brillar en su XI edición

El binomio paranaense conformado por Katia Dellizzotti y Romina Sánchez fueron las ganadoras de la XI edición del Rally de las Princesas. La competencia que año tras año convoca a binomios de mujeres de todo el país, este fin de semana con 40 autos inscriptos cumplió con un exitoso desafío.

Como cada año, el Club de Automóviles Antiguos y Clásicos de Entre Ríos (CAACER), organizó una nueva edición de este tradicional rally de regularidad en el cual las mujeres son las únicas protagonistas.

La actividad comenzó el viernes pasado con una presentación en el hotel Howard Johnson Mayorazgo en horas del mediodía, luego tuvo continuidad con una prueba especial y exposición de los autos en la Costanera baja.

En tanto que el sábado cuando recién se empezaba a movilizar la ciudad, una importante cantidad de personas presenciaron de la largada frente a la Catedral Metropolitana con los 40 vehículos y una presentación sobresaliente. Con tramos muy bien diagramados en la hoja de ruta, las protagonistas además de la competencia pudieron disfrutar de un espléndido día por los caminos y rutas de la región.

Terminada la última prueba y con el ingreso de los autos a las instalaciones de Pur Sang (fábrica de réplicas y recreaciones de vehículos históricos en Paraná), luego de algunas horas se conoció el clasificador general de la prueba en donde a bordo de un MB 500 Coupé, Dellizzotti y Sánchez se consagraron como las princesas 2021. Segundo término ocupó el binomio integrado por Mariela Vitali y Valentina Laguisquet y completaron el podio de la general Carolina Perriere y Malena Balbi.

 

EL RALLY.

Cabe destacar que en un rally de regularidad, a diferencia de una competencia normal, aquí lo importante no es la velocidad, sino mantener el ritmo según los tiempos del cronómetro y no está permitido el uso del GPS, por lo que las participantes deben guiarse por las referencias que encuentren en el camino y en el mapa que recibieron.

En ese sentido, las competidoras el sábado por la mañana antes de comenzar con el recorrido, recibieron la “hoja de ruta” que debieron tener en cuenta para llegar al destino establecido, en este caso Diamante, y volver luego al punto de partida.

Katia Dellizzotti y Romina Sánchez fueron las ganadoras de la XI edición.

En esta oportunidad el recorrido pasó por las localidades de Villa Fontana, Racedo, Crespo, Diamante y su regreso a Paraná.

Vale aclarar, que el evento no se trata de una competencia en la que importa quién llega primero, sino quién tiene menor diferencia horaria entre las diversas postas del camino. Los autos participantes correspondieron a modelos desde el año 1942 hasta 1985 en las cuatro categorías de antiguos y clásicos.

TESTIMONIOS.

EL DIARIO acompañó en esta edición como en otras oportunidades al rally de las princesas y estuvo en lo que fue la premiación con una cena y un show musical con números locales que se hicieron presentes en la fabrica de Bugatti y Alfa Romeo, ubicada sobre avenida Almafuerte.

Uno de los binomios más jóvenes en competir conformado por Dellizzotti y Sánchez que se quedaron con la clasificación general, expresaron su alegría luego de consagrarse ganadoras.

“En la carrera nunca sabemos cómo nos va porque tampoco nunca sabemos cómo le va al resto, pero veníamos a una diferencia de unos dos segundos. No habíamos tenido complicaciones de que se nos pasara algún cartel o alguna referencia, entonces íbamos atentas y acá es cuestión de segundos pero hasta que no sale el clasificador final no sabemos nada” expresaron.

Consultadas sobre el entrenamiento previo a una carrera de regularidad, Romina comentó que estudiaron bastante más que nada la parte teórica. “Salimos como tres veces a practicar en la ruta con carreras anteriores que teníamos y mas que nada la parte teórica”.

Para cerrar las jóvenes que ganaron esta edición agradecieron a quienes las acompañaron en este desafío, que para Dellizzotti (volante) fue su primer rally de regularidad y para Sánchez (navegante) con un poco más de experiencia fue el cuarto.

Otro de los binomios que participó fue el de Belén Moyano y María Anadón que también hablaron con EL DIARIO y expresaron su alegría de poder volver luego de la suspensión del año pasado por la pandemia y el aislamiento.

“El club estaba extrañando demasiado reunirnos”, expresó Anadón que prácticamente se crió durante toda su vida entre los autos clásicos y antiguos. Y agregó: “Este año estrené mi propio auto y es otra manera de correr porque lo conocía y es algo diferente”.

Por su parte, Florencia Moreno, una de las encargadas de toda la organización del evento, expresó su satisfacción una vez que finalizo la competencia, por haber podido cumplir con lo que se habían propuesto.

“Uno cuando ve que todo termina bien, para nosotros ya está la misión cumplida. Las chicas muy felices, muy linda carrera sin mayores inconvenientes, y otra edición cumplida que no es poca cosa con esta pandemia que hemos vivido”.

En el caso de Florencia, comenzó a correr en el Rally de las princesas hace cinco ediciones y en esta oportunidad se dedicó directamente a mirarla desde abajo, dedicándose a toda la parte organizativa.

-¿Cómo nace en su momento la idea de subirte a un auto clásico / antiguo?

-Me lleva una amiga muy apasionada Claudia Levitt, que me plantó la semillita hasta que me logró convencer y me enamoré de este evento. Es una cosa maravillosa, una pasión y los autos son una cosa divina.

 

PARTICIPANTES.

Esta edición contó con la participación de 80 mujeres, la gran mayoría de la ciudad de Paraná y el resto de diferentes puntos del país.

“Hemos recibido chicas de Mendoza, Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Santa Fe y otras provincias. Lamentablemente en esta oportunidad no hemos podido recibir chicas de países limítrofes por la pandemia”, señaló Moreno.

“Ojalá y nos podamos mantener así luego de esta pandemia para poder hacerlo el año que viene. En esta oportunidad hubo una ansiedad muy grande que cuando se habilitó el protocolo con 40 cupos para este evento, antes de los 25 días ya estaba todo lleno”, concluyó.