El tiempo ahora

El tiempo - Tutiempo.net

La ONU acusa a Rusia de usar bombas racimo y niega que Ucrania tenga armas biológicas

Moscú convocó este viernes una sesión del Consejo de Seguridad para tratar sus acusaciones a Kiev

El Consejo de Seguridad de la ONU volvió a servir este viernes de escenario de la guerra de información que agita Rusia alrededor de su invasión de Ucrania. La delegación rusa convocó una reunión para tratar sus acusaciones a Ucrania sobre preparación de armas biológicas con apoyo de EE.UU.

«La ONU no tiene conocimiento de la existencia de ningún programa de armas biológicas», aseguró en su presentación inicial Izumi Nakamitsu, alta representante de la ONU para asuntos de desarme, en una declaración que fue un jarro de agua fría en el relato ruso.

Antes de Nakamitsu compareció Rosemary DiCarlo, subsecretaria general de la ONU para asuntos políticos y mantenimiento de la paz, que detalló los abusos de Rusia en su agresión a Ucrania y denunció «bombardeos de áreas residenciales y un número creciente de civiles muertos o heridos».

También aseguró que se han producido 26 ataques a centros hospitalarios y que hay «informes creíbles» del uso de bombas de racimo por parte de Rusia. «Condenamos estos ataques sin ninguna reserva», dijo DiCarlo.

«Operación de falsa bandera»

Los informes de la ONU no hicieron cambiar la narrativa del embajador ruso, Vasili Nebenzia, que insistió en que su Gobierno ha encontrado «pruebas de un programa militar biológico implementado por Kiev con el apoyo del Departamento de Defensa de EE.UU.». No compartió esas pruebas con el resto de países miembros, pero aseguró que «en un futuro próximo» distribuirá un documento al respecto al Consejo de Seguridad.

«Rusia pidió esta reunión con el único propósito de mentir y de propagar desinformación», replicó la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, que desmintió las acusaciones rusas.

«Nos tememos que que la convocatoria de esta reunión es una operación de falsa bandera», dijo. «Tenemos preocupaciones serias de que Rusia pueda estar planeando el uso de agentes químicos o biológicos contra el pueblo ucraniano», añadió en una advertencia que ha hecho EE.UU. desde que Rusia presentó sus acusaciones. También se refirió a ello este viernes el presidente de EE.UU., Joe Biden, que advirtió a Moscú que «pagará un alto precio» si usa armas de ese tipo.

China, aliado firme de Rusia en la crisis, se puso del lado ruso: exigió que sus acusaciones «sean estudiadas de forma apropiada» y exigió pruebas a EE.UU. de que lo que dice Rusia no es falso.

A %d blogueros les gusta esto: