La justicia investiga otra estafa: Un abogado compraba ganado con cheques sin fondos

Un empresario metalúrgico, dedicado a la instalación de servicios agropecuarios, fue estafado por una cifra millonaria en el año 2020. La justicia avanzó en la investigación y acusó a un abogado santafesino identificado como Martín Lombardo. Según el relato de las víctimas, este hombre que parecía todo un caballero de palabra, terminó siendo un lobo

 

Un empresario metalúrgico, dedicado a la instalación de servicios agropecuarios, fue estafado por una cifra millonaria en el año 2020. La justicia avanzó en la investigación y acusó a un abogado santafesino identificado como Martín Lombardo. Según el relato de las víctimas, este hombre que parecía todo un caballero de palabra, terminó siendo un lobo con piel de cordero.

 

Lombardo (en la foto) habría usado el mismo modus operandi para engañar a varias personas y hoy enfrenta una causa penal por estafas que se inició tras haber sido denunciado por haber emitido cheques sin fondo por una cifra  aproximada a  2,7 millones de pesos en el  marco de un negocio agropecuario. El letrado ya tenía otras denuncias y causas por hechos esemejantes n Chaco y Entre Ríos.

Bichos de Campo consultó a Hernan Albrecht, abogado santafesino que representa a uno de los damnificados, para conocer más detalles de esta denuncia. “La causa sigue en espera, pues la Fiscalía da prioridad a otros hechos como violaciones o crímenes, y esto al ser una estafa está en un  proceso más lento. Pero creemos que va a llegar una resolución favorable  hacia mi representante”, comentó  el letrado.

La denuncia había sido archivada en su momento por el fiscal Federico Grimberg, pero el abogado presentó un escrito de disconformidad ante el fiscal regional Carlos Arietti, y el jefe de los fiscales santafesinos decidió revocar la resolución de Grimberg y remitió las actuaciones al fiscal Carlos Lacuadra. Por eso la investigación sigue su curso.

Albrecht contó que todo empezó cuando su representado conoció en 2017 a Lombardo  y establecieron una buena relación como vecinos, ya que compartían el mismo domicilio en la torre III del complejo Puerto Amarras en el dique 2 del puerto de Santa Fe, un lugar parecido a Puerto Madero. Ese vínculo se intensificó cada vez más y la relación de vecinos terminó en una amistad.

 

En mayo del 2020, Lombardo le hizo una propuesta a su “amigo” y lo tentó a realizar una inversión para adquirir hacienda que él luego iba a revender, reintegrando el monto invertido con más un 15% en el plazo de 30 días mediante la entrega de cheques de pago diferido que, sostuvo, eran del cliente que iba a comprar la hacienda.

Según este relato, el denunciante quiso realizar pagos con esos cheques a terceros, pero no pudieron cobrarlos. Por eso el damnificado tuvo que cubrirlos con ahorros personales.

Cuando el damnificado contactó al abogado Albrecht y le contó la mala jugada que Lombardo le  había hecho, el abogado le contó que ya conocía al tramposo  y que además otro colega suyo lo había puesto al tanto de un fraude realizado en la provincia de Chaco.

“A Lombardo  lo conozco hace años, y me fue sorprendiendo cada vez que me lo encontraba porque ostentaba un alto nivel de vida. Lo único que sabía  que estaba metido en la política, y mirá como son la cosas ahora llevo una causa en su contra”, afirmó Albrecht entre risas.

Bichos de Campo tuvo acceso a la denuncia y allí figura un listado de cheques emitidos entre el 26 de junio y el 16 de noviembre del 2020. Los primeros cheques en vencer fueron cubiertos, por lo cual se repitió la operatoria; pero  fue después de esta segunda entrega de dinero que los cheques comenzaron a rebotar.

Los cheques que utilizaba Lombardo eran de una empresa ganadera  llamada Don Mateo SRL, con domicilio fiscal en Güemes al 1300, de la ciudad Federal, provincia de Entre Ríos. También otros de la empresa Alimentagro Argentina SRL, con el mismo domicilio fiscal que la anterior. Ambas firmas sería n controladas por el letrado.

 

La mayoría de las veces esos cheques fueron rechazados por falta de fondos. En la denuncia se detallan algunos de ellos por una suma total de 2.381.000 pesos.

Consultada la central de deudores del Banco Central de la República Argentina (BCRA), las empresas de Lombardo  acumulan una deuda de cheques rechazados por más de 60 millones de pesos.

FUENTE : BICHOS DE CAMPO