El tiempo ahora

El tiempo - Tutiempo.net

Italia estrecha el cerco sobre Scherezade, el misterioso superyate custodiado por el servicio secreto de Putin

Una investigación de la Fundación Navalni apunta que el gigantesco y lujoso barco, valorado en 641 millones de euros, que se encuentra en aguas de Marina de Carrara es del presidente ruso

 

Una investigación de la Fundación Navalni, el activista opositor de Putin condenado este martes a nueve años más de cárcel, apunta que el gigantesco y lujoso yate Scherezade, valorado en al menos 641 millones de euros, que se encuentra en aguas de Marina de Carrara, es del presidente ruso Vladímir Putin. Esta localidad balnearia en la costa norte de la región de Toscana está junto a Forte dei Marmi, uno de los destinos favoritos de los oligarcas rusos, con mansiones también en Toscana, y se encuentra también muy cerca de la Costa Smeralda, muy frecuentada también por los multimillonarios rusos.

Desde hace días el yate está en el punto de mira de la Guardia de Finanzas. Miembros

de esta policía financiera italiana y probablemente de los servicios de inteligencia subieron a bordo para recoger documentos. Ahora, una nueva investigación de la Fundación Anticorrupción Alexei Navalni publica nueva documentación que parece demostrar que el presidente ruso es el verdadero beneficiario final del yate. Navalni es el activista ruso adversario de Putin, que fue envenenado y después encarcelado en una prisión del este de Moscú.

Todos rusos

El yate Scherezade, de 140 metros, de seis pisos, con dos plataformas para el aterrizaje de helicópteros, y todo tipo de lujos a bordo, tiene toda la tripulación compuesta por rusos excepto el primer capitán, que es británico. Diversos medios italianos destaca que un punto decisivo para señalar que el yate pertenece al presidente ruso: «Más de la mitad de la tripulación son agentes del FSO, el Servicio de la Guardia Federal de Rusia, el servicio secreto presidencial especial que se encarga específicamente de la seguridad del presidente del Kremlin». El número dos del yate se llama Sergei Grishin, registrado como Sergei G de la FSO. «Es la nave de Putin», llegaron a afirmar algunos miembros de la tripulación.

Una investigación del ‘New York Times’, publicada a inicios de marzo, señaló que el yate podría ser de Vladimir Putin. La información fue confirmada posteriormente al NYT por los servicios de inteligencia de Estados Unidos. Según estas fuentes, las «primeras pistas» sobre la propiedad del yate conducen al presidente ruso. Pero la policía financiera italiana actúa con pies de plomo y sigue investigando el Scheherazade. Palacio Chigi, sede de la jefatura del gobierno, ha enviado a los medios de comunicación diversas notas especificando la confiscación de yates y diversos bienes de los oligarcas rusos. Hoy mismo, mario Draghi, ha manifestado que se han congelado bienes a los rusos en Italia por valor de 800 millones de euros. Pero, hasta el momento, palacio Chigi, no ha hecho ningún comentario sobre las informaciones que atribuyen la propiedad del yate Scherezade al presidente Putin.

A %d blogueros les gusta esto: