INCONCEBIBLE: DETIENEN A UN PERIODISTA Y LO SOMETEN A TORTURAS

En la madrugada del sábado, el periodista y dirigente gremial Eduardo Emilio Irigoyen, fue detenido en un control de tránsito, se lo sometió a un control de alcoholemia y sin mediar ningún tipo de delito o de resistencia, es detenido ilegítima y violentamente por un efectivo de la comisaría 1ra. de Chajarí, en la provincia de Entre Ríos.

Una vez en la dependencia policial, es vejado, golpeado y sometido a apremios ilegales por tres efectivos, con el conocimiento del jefe policial, Comisario Walter Domínguez.

Comisario Walter Domínguez

Comisario Domínguez, responsable de la Comisaría 1ra. de Chajarí
La comisaría 1ra. de Chajarí depende de la Departamental Federación que se encuentra a cargo del Comisario Mayor Fabio Ariel Noya quien fuera imputado por vejaciones y severidades, por la omisión de denunciarlas, en el año 2020. La instrucción de la causa la llevó a cabo la Fiscal Josefina Penón de Busaniche.

Comisario Mayor Fabio Noya.

Domínguez fue puesto a cargo de la comisaría de Chajarí por el cuestionado Noya quien además de ser imputado y conservar el puesto incurrió en el delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

En esa ocasión, tres de sus subordinados fueron imputados por “privación ilegítima de la libertad” en perjuicio de Emilio Ricardo Monzón a quien también golpearon en dependencias policiales. Esa vez, el juez Rondoni Caffa allanó la Jefatura Departamental y detuvo al personal que violó los derechos humanos del detenido.

Ahora, con una nueva causa judicial y por los mismos delitos, tal vez sea hora de que sea apartado de su cargo y sometido a un proceso penal.

El art. 144 bis del Código Penal argentino en su inciso 2do. reprime “..con prisión de 1 a 5 años al funcionario que actuando en cumplimiento de sus funciones sometiere a un detenido a vejaciones o apremios ilegales…”. Además, como se puede apreciar en el video, a prima facie, le podrían endilgar el delito de privación ilegítima de la libertad.

Eduardo Irigoyen es periodista, exdirector de la Revista Lectobar, exdirector de Diario Paraná y vicepresidente en ejercicio de la Asociación de la Prensa Digital Argentina. (APDRA).

APDRA, acompañará a Irigoyen en la ampliación de denuncia y solicitará medidas de prueba, cautelares y ser admitida como parte querellante porque —teniendo en cuenta que la laceración de los derechos del periodista se cometieron en dependencias policiales— es necesario resguardar la prueba y apartar a la policía provincial de la investigación.

El periodista luego de salir de la comisaría. Las marcas de las torturas.
Yo como presidente de APDRA me pondré en comunicación con Asuntos Internos y con la cúpula provincial de la policía de Entre Ríos para solicitar se abra un sumario administrativo contra los policías implicados en un hecho preocupante para la Libertad de Expresión y los Derechos Humanos.

APDRA, redobla su compromiso para defender la integridad y los derechos de las y los periodistas digitales de Argentina, sea donde sea que se encuentren dentro de nuestro territorio nacional.

Instamos a la Ministra de Seguridad y Justicia, Rosario Romero y al Gobernador Gustavo Bordet para que articulen las medidas necesarias para desarticular esta banda de delincuentes que se amparan en el Estado para cometer delitos repudiables.

Los delitos mencionados ut supra, corresponden al fuero provincial pero los que no mencionamos y que se encuentran implícitos que violan derechos consagrados por la Constitución y los tratados internacionales suscriptos, corresponden a la jurisdicción nacional.

Pablo Ceccarelli, presidente de APDRA.

Nota original de Confirmado.