INCALIFICABLE :Frederic dijo que Rosario tiene una “situación grave”, pero no mandará más fuerzas federales

La ministra de Seguridad de la Nación habló tras el envío de 160 agentes y sostuvo que buscan aumentar la “efectividad” de los uniformados que ya se encuentran en la ciudad. Argumentó que esa decisión se basa en que los recursos humanos “son escasos” y que en Capital Federal aumentó la tasa de homicidios por encima del promedio porcentual que registra Santa Fe.

La ministra de Seguridad nacional Sabina Frederic consideró que en Rosario hay una “situación grave” con respecto a la ola de violencia y homicidios afirmó este miércoles que no mandará más agentes federales tras el envío de 160 uniformados esta semana. Argumentó que los “recursos humanos son escasos” y agregó que en la Ciudad de Buenos Aires subió un “22 por ciento la tasa de homicidios en 2020”, un porcentaje superior al que aumentó en Santa Fe.

Sobre la situación de Rosario, Frederic sostuvo en Radio 10 que “realmente es una situación grave y que se ha agravado en los últimos días”. Añadió que durante la gestión de Alberto Fernández “se duplicó la cantidad de fuerzas federales que había” en Santa Fe, y subrayó que la mayor parte de los uniformados están en esta ciudad.

Consultada sobre el posible envío de más agentes, dijo: “Más que hacer crecer la cantidad de efectivos, que son cuatro mil prestando colaboración en la calle, estamos trabajando para mejorar el despliegue. O sea, optimizar los recursos humanos, que son escasos“.

En sintonía con Frederic, Luis Morales, subsecretario de intervención Federal del Ministerio de Seguridad nacional, señaló este miércoles en el programa AM PM (Radio 2) que pretenden “aumentar la efectividad en los operativos”.

Morales indicó que ya están operativos los 160 agentes federales que llegaron a Rosario y remarcó que este miércoles “se readiagramaron los operativos tanto en el centro como en intervenciones que se van a hacer en los barrios”.

La llegada de más fuerzas federales se había decidido hace aproximadamente una semana, pero los seis homicidios ocurridos entre el lunes y el martes pasado aceleraron el proceso de arribo.