Paginas vistas

  • 116.187 Análisis Litoral

Imputaron a un empleado municipal que habría presionado y amenazado a la menor que denunció a Benedetto

Horacio Goyeneche, fue imputado por el Ministerio Público Fiscal, luego de que la Justicia recibiera una denuncia contra su persona por parte de la madre de la menor que acusó a Benedetto, por “abuso sexual”.
A las cuatro denuncias iniciales contra el ex director del Parque San Carlos de Concordia, Luis Maximiliano Benedetto, se le han sumado causas conexas, en las que se investigan presuntas maniobras ilegales que habrían sido perpetradas con el claro propósito de beneficiar al acusado.Una de ellas trascendió entre el lunes y el martes de esta semana, cuando el médico policial Alcides Eduardo Marcogiuseppe fue imputado por “abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público”, al constatarse que habría quebrantado los deberes que le competen como auxiliar de la Justicia, actuando en cambio cual si fuera un asesor de la defensa de Benedetto. También se lo acusó por algo aún más grave: “falso testimonio y falsificación de instrumento público”, bajo la premisa de que habría confeccionado un certificado médico trucho dando cuenta de una inexistente infección por Covid.

En las últimas horas, vino a sumarse una nueva denuncia, esta vez contra Horacio Goyeneche, quien en el sitio web de la Municipalidad de Concordia figura como empleado mensualizado de la Dirección de Electrotecnia, legajo 5778.

La madre de la menor que acusó a Benedetto por “abuso sexual” fue quien se presentó en tribunales a denunciar formalmente a Goyeneche. La mujer contó que el empleado municipal la contactó a ella y a su hija para pedirles que modificaran la declaración testimonial. También “recomendó” que cambiaran de abogado querellante. Además –siempre según la denuncia-, el hombre le habría ofrecido trabajo y dinero. Más precisamente, 300 mil pesos, un auto y una moto, o un puesto de trabajo.

La mamá de la menor contó otro pasaje de la conversación con Goyeneche, que vivenció como una amenaza. Fue cuando el empleado municipal le dijo que la causa iba a terminar en nada, o, en el peor de los casos, Benedetto dentro de dos años volvería a la calle. En todo momento, el hombre habría procurado hacer sentir a la mujer el “poder” al que se enfrenta, al litigar contra Benedetto.

Tras recibir la denuncia de la madre de la menor, la Justicia dispuso allanar la casa de Horacio Goyeneche. Al momento de realizar el operativo, el hombre no se encontraba en su domicilio. Tras ser contactado por un familiar, se apersonó pero, llamativamente, sin su teléfono celular, que hasta el momento no pudo ser localizado. El móvil podría contener información clave para la investigación.

En la requisa de su vivienda, la policía encontró un revolver no declarado, por lo que Goyeneche quedó detenido por tenencia ilegal de armas.

En la audiencia de este miércoles, que derivó en la resolución del juez de garantías Francisco Ledesma que prorrogó por 38 días (una cifra fuera de lo común) la prisión preventiva de Benedetto, fueron expuestas por Fiscalía como indicios claros de “entorpecimiento” del accionar de la Justicia las dos maniobras, la primera que tuvo por protagonista al médico policial y la segunda donde el ejecutor habría sido el empleado de electrotecnia.

Tanto el médico policial Marcogiuseppe como Goyeneche, según los datos colectados por la investigación, habrían tenido contactos con el abogado Diego Labeque Drewanz, quien, a la par que ejerce como defensor de Benedetto, es funcionario nacional. En efecto, el 1° de Septiembre de 2020 fue designado Coordinador de Centro de Frontera Mesopotamia Sur, dependiente de la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos de Frontera del Ministerio del Interior de la Nación.

Por último, en la audiencia de este miércoles llamó la atención que el abogado querellante de otra de las cuatro denunciantes no se hiciera presente. Se trata del Doctor Jorge Cavallo, quien por segunda vez incurrió en una inasistencia. Este letrado originariamente no era querellante de ninguna de las presuntas víctimas, pero una de ellas, para sorpresa de quienes siguen de cerca el caso, resolvió cambiar de profesional y eligió para esa tarea el Doctor Cavallo.

Fuente: El Entre Ríos
A %d blogueros les gusta esto: