IMPOTENCIA TOTAL :“No sé cuando me van a matar”, el desesperado relato del dueño de un taller baleado en Rosario por una banda narco

Mauro, dueño de una taller metalúrgico, contó en el aire de Radio Mitre sobre su calvario tras recibir amenazas de muerte por parte de una banda narco en Rosario tras no querer pagar una extorsión.

Mauro, dueño de una taller metalúrgico, contó en  Radio Mitre sobre su calvario tras recibir amenazas de muerte por parte de una banda narco en Rosario tras no querer pagar una extorsión.

”Le dieron al taller recién, lo rellenaron de plomo. Mínimo 12 plomos le dejaron en el portón. Eso es para asustar, saben que no hay nadie, pero saben que lo van a ver mañana”, expresa el audio que envió un vecino del taller.

Mauro reveló que le comenzaron pidiendo 6 millones de pesos y el llamado habría salido de la Unidad Penitenciaria Nº 11 de Piñero.

“Llegó una nota al taller, la recibió un empleado. La nota decía ‘llamá a este número’. Llamamos pensando que era un cliente. De ahí empezaron las amenazas. Llamó mi socio, lo atendieron. Dicen ‘yo soy tal, si ustedes quieren trabajar tienen que pagarme 6 millones de pesos’. Ustedes tienen que pagar sino les voy a hacer cerrar el taller, no van a trabajar más, les voy a hacer matar a la familia”, comenzó contando.

Y agregó: “Esto fue el lunes, el martes. el jueves vinieron al portón dos en moto, se bajaron, los veo por las cámaras, digo no abran. Estábamos trabajando con el portón cerrado. Efectúan un disparo. El sábado nos mandan un WhatsApp diciendo si quieren trabajar tienen que pagar sino los vamos a matar. Les decía no puedo juntar esa plata, somos un taller chiquito. Me decía juntame algo. Empiezo a recibir llamados de un teléfono de Buenos Aires, en el WhatsApp decía ‘Plata o plomo’. El sábado 17 disparos recibimos”.

“Yo tendría que estar abriendo mi fábrica en este momento, no abro más. Si no sé cuándo me van a matar. Lo único malo que hice fue trabajar, sacrificarme para trabajar, para comprarme mis máquinas. No le pedí un peso al gobierno, no vivo de planes. Que arranqué este proyecto hace tres años. Mis socios habían arrancado hace siete años. Arranqué con monedas, juntando lo que tenía. Lo único malo que hice fue trabajar. Tengo 40 años y no sé qué hacer. Todo lo que tengo lo tengo ahí adentro. Todo mi esfuerzo, toda mi plata está ahí adentro”, reconoció con la voz quebrada.

“Estoy cansado, no sé qué hacer. Mi familia está destruída. Tuve que prohibirles todos, ni acercarse a la ventana”, insistió Mauro.

“Los gobernantes no tienen los huevos suficientes para decir: ‘Hasta acá llegaron’”, lanzó apuntando hacia la clase política.

%d bloggers like this: