“Habría que echar a la mayoría en nuestro Poder Judicial por la falta de empatía”

Lo sostuvo el expresidente del Colegio de Abogados de Misiones, Rodrigo Bacigalupi. El letrado realizó un crítico diagnóstico del Superior Tribunal de Justicia, la demora del sistema para resolver causas y contó una en especial de docentes jubilados.

La mora judicial como el funcionamiento en general del Poder, fue eje de duras críticas por parte del expresidente del Colegio de Abogados de Misiones, Rodrigo Bacigalupi. Para el letrado, los miembros de la Justicia carecen de empatía, considerada por él fundamental para la resolución de las causas.

No se toma conciencia del efecto nocivo del paso del tiempo en las aspiraciones, expectativas y necesidades de la gente. La Justicia todavía está absolutamente alejada de lo que significa la necesidad de una persona de obtener una resolución a su conflicto. No le estamos pidiendo una resolución en un mes o dos, sino en uno o dos años. Pero sucede que hay que esperar cinco años, esto es lo absurdo”, sostuvo en diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones.

Al ser preguntado por qué razones consideró que se demora, indicó: “Esto es lo que el STJ de Misiones no comprende, la Justicia no entiende. ¿Por qué? No tengo la menor idea, tal vez falta de empatía. Creo que habría que hacerles un test de empatía a los jueces para ver si son capaces de ponerse en el lugar del otro para tomar decisiones. Y me parece que habría que echar a la mayoría de los miembros de nuestro Poder Judicial por esa falta de empatía. No todos, porque hay magistrados ágiles, pero en general los que están en el STJ, cero agilidad”.

Rodrigo Bacigalupi cargó contra la titular del STJ, Rosanna Venchiarutti: “La presidenta del STJ, cuando era jueza, se identificaba con la idea del juez expeditivo, llamaba a audiencia de inmediato, si había un problema de desalojo llamaba a los Ministerios de Desarrollo Social o Gobierno. Tenía una agilidad que la perdió absolutamente. Cuando entró al STJ se mimetizó, pobre, y es lo que ha sucedido con todos los ministros. Gente de primer nivel que se transforma, llegan al STJ y pierden su esencia. Se transforman en un ente oscuro, poco transparente, de un secretismo absoluto en total contradicción con las nuevas generaciones”.

Sin embargo, dijo estar “muy contento que hay una nueva generación de chicos jóvenes muy capacitados que están tomando mucha conciencia. Espero que, en algún momento, esta gente se vaya y sea reemplazada por estos jóvenes que tienen otra visión y ven a la Justicia de otra forma con capacidad de empatía. Porque el problema es el tiempo. Los tendríamos que mandar a todos al psicólogo para que nos diga por qué no tienen empatía para ponerse en el lugar del otro para trabajar y definir, ese punto hay que ver: si trabajan o cuánto trabajan”, sugirió el letrado.

De la crítica por inacción, separó a “los jueces de primera y segunda instancia se rompen el lomo y uno los ve. No digo que los del STJ no trabajen, lo que pasa que no lo demuestran. ¡Dos años para dictar una resolución de declaración de inadmisibilidad! Es una cuestión formal donde se analizan dos o tres puntos. El 80% de las causas se caen por la inadmisibilidad. Cualquiera que trabaja en la actividad privada pone un grupo de jóvenes, los capacita y les pide que saquen las declaraciones de inadmisibilidad”.

A su vez, Bacigalupi consideró en la entrevista que “el STJ está lleno de personal capacitado, de alta escuela! A los mejores los sacan de los juzgados al Superior Tribunal y los ponen en un lugar donde se convierten en el sistema. Este es un grave problema que tenemos hoy con el Superior Tribunal de Justicia, se demora porque no se pone en el lugar del ciudadano y no resuelven las causas”.

 

Docentes jubilados en larga espera

El extitular del Colegio de Abogados de Misiones contó en entrevista con FM de las Misiones, la radio de PRIMERA EDICIÓN, que “hace 10 días presenté un escrito para que me digan en qué momento iban a resolver una causa donde hay jubilados docentes que se están muriendo pero por la edad porque ni siquiera están enfermos. Y están esperando desde 2015 para acá que la Justicia tome una decisión. En febrero de este año entró para resolver un caso donde el STJ tenía 90 días para resolver”.

Agregó que “pasaron ya 7 u 8 meses y no lo resolvieron. Por eso le pedí al STJ en una nota que nos diga cuándo, así les puedo avisar a los interesados que traten de vivir hasta ese momento. ¿Saben lo que respondió el STJ? Nada”.

Rodrigo Bacigalupi insistió en su postura que “este es el problema que tenemos en la Justicia, la falta de empatía”.

El reemplazo de Highton de Nolasco debe ser una mujer y con especialización penal

En otro orden, el expresidente del Colegio de Abogados de Misiones, Rodrigo Bacigalupi, opinó  sobre la renuncia de la jueza de la Corte Suprema Elena Highton de Nolasco y el perfil que deberá tener su reemplazante en el máximo tribunal judicial de la Argentina.

Consultado si debería ser del área penal, indicó que “hace falta una experta en esa materia. Dentro del área penal hay diferentes visiones y es importante que estén equilibradas esas visiones. Me parece que un solo penalista en la Corte no es suficiente. Ante la situación, que es un cargo en juego por ahora, debería ser penalista porque los otros ámbitos están bastante cubiertos con los demás ministros. Tampoco hay demasiado para elegir, suenan algunos nombres, pero será complicado el consenso con las fuerzas que representan a las minorías”.

“La Corte sigue en crisis desde, creo, el momento en que Carlos Menem la convirtió en un órgano como ´escribanía´ que justificó los actos de Gobierno en adelante. La Corte entró en una crisis que fue medianamente bien llevada en el Gobierno de Néstor Kirchner, con la remoción de buena parte de esos miembros que justificaban todo. Ese período de tranquilidad que duró 10 años aproximadamente se volvió a convulsionar con la renuncia de (Eugenio) Zaffaroni y la disminución del número de miembros. Hoy llega a quedar en un número muy escueto de cuatro miembros con la renuncia de Highton y una dificultad que va a tener este Presidente o el que venga en nombrar a una candidata (debe ser mujer, existe consenso) que reúna los dos tercios del Senado para el acuerdo”, analizó el letrado.

Preguntado si tendrá un impacto en los ciudadanos que buscan Justicia la reducción de los integrantes de la Corte hasta que se resuelva una reemplazante, aseguró que “no va a impactar de modo negativo porque venía no participando, de hecho no participó en la elección del Presidente. Hay una cuestión de salud, estaba muy deteriorada con su columna, en las fotos se la veía muy inclinada. No va a tener un impacto mayor en la Corte, esperando a que aparezca la nueva ministra”.