El tiempo ahora

El tiempo - Tutiempo.net

Giampaolo y Benitez, amigos de Bordet y funcionarios ejemplares

Terrenos que serían fiscales ( Otra vez la historia se repite) que habitaban familias durante 20 años, llamativamente habrían pasado a manos del hijo del alto funcionario, que con topadoras destruyó las viviendas, dejando familias y decenas de chicos en la calle.

Ganar más o menos de 600.000 pesos por mes, ir a trabajar de vez en cuando, mas bien poco y encima tener la profesión de abogado libre, sería el “sueño del pibe”.

Por más que te caigas de espaldas, se le da en todo al abogado integrante de la Comisión Fiscalizadora del IOSPER, Mariano Rafael Giampaolo, amigo de Bordet. Pero además de eso, como si esto fuese poco, se dedica a los negocios inmobiliarios con éxito singular. “Bonus Track”, jugale una fichita a Giampaolo que no falla.

Hace apenas un par de días, el 21 de febrero del corriente al mediodía, se hizo presente con una topadora (si, entendiste bien, con una TOPADORA) y gracias a los buenos oficios de la Justicia, derribó una de las casas de once criaturas, mujeres y desocupados, en un terreno que una de las ocupantes dice que pertenecía antes a la Municipalidad de Concordia, de la cual Mariano Rafael fue Concejal, en épocas en las que su jefe Bordet era Intendente. El terreno está ubicado zona de calles Concejal Veiga y Vito Moreno de Concordia. Varias familias quedaron en la calle. Los Fiscales, muy bien, gracias. Como en “agua patito” miran para otro lado.

Pero eso no es todo: el terrenito está a nombre del hijo de Mariano Rafael, de nombre Bruno, y claro, adivinaste!! Mariano como no podía ser de otra forma, es el abogado de Bruno. Otro abogado exitoso si los hay, que se dedica a los emprendimientos inmobiliarios.

El Copnaf, otro organismo provincial encargado de velar por la protección de los menores de edad, fue notificado del desalojo pero nadie se hizo presente, más que para decirles a las madres de los chicos que les iban a internar a sus hijos en hogares de menores si no tenían donde alojarlos.

Nada más nacional y popular que Giampaolo y su abnegada familia militante. Creer o reventar. Fátima Ávalos (34 años) afirmó que vive allí hace 20 años, y le dijo a la prensa que en el 2004 “fui a Catastro municipal y esos terrenos figuraban como inhabitables, eran una laguna y no tenían dueño”. Y continuó diciendo “como me dijeron que eran municipales empecé con mi marido a juntar pesito por pesito, con mucho sacrificio a hacer nuestra casita de material y no sabemos cómo es que ahora, algún sinvergüenza hizo aparecer a un tal De los Santos como el dueño de esos terrenos que se lo habrían donado”. Es raro, dijo Fátima, ya que me hicieron llegar un contrato en el que “quien aparece como dueño es un tal Bruno Giampaolo, pero ellos no tienen el título de propiedad”.

A la hora de contar el dramático episodio dijo que “cuando vimos las topadoras voltear nuestra casita, abrace a mis gurises, se me partía el corazón, lloraba, indignada por lo que hacen estos corruptos”.

Vale señalar que, según lo afirmado por Fátima, los otros desalojados fueron Norma Zabala (mamá de 7 niños) quien vive aquí hace 26 años, y un señor mayor, Juan José Palacios que está aquí desde hace 40 años.

Pero no te quedes solo con eso. Siempre hay algo más para que te de bronca.

Maximiliano Benítez, Defensor General, o sea, quien tiene que representar a los desposeídos y vulnerables, que se hizo un espacio para estar vestido de gala, en primera fila en la apertura de la Asamblea Legislativa junto con su amigo Gustavo Bordet, su ex amigo Sergio Urribarri quien lo tendría atravesado por traidor, y su otro actual amigo el Rey de los Contratos Angel Giano, pareja de la Suprema Gisela Schumacher, no dijo «ni mu» ante el espectáculo dantesco en el cual 11 menores que él debía proteger quedaban con su casa destrozada y a la intemperie. Claro, no podía hacerlo.

Giampaolo también es funcionario del gobierno y amigo de Gustavo y quería a los intrusos rápido afuera del terrenito del nene para poder venderlo cuanto antes y hacer una diferencia. Además los nenes y ocupantes no eran familiares de ningún integrante del Superior Tribunal, de ningún Ministro ni de ningún legislador. Tampoco de Gustavo. No había motivos para que “el maxi” tome medidas.

Si no nos crees todo lo que te contamos, te mostramos las imágenes y sacá tus propias conclusiones.

F:Pde R. David

A %d blogueros les gusta esto: