Funcionarios en un motel: el efecto de la pastilla provocó temor en la mujer

Lo sucedido al alto funcionario (coordinador de campaña) y a su compañera funcionaria, por suerte no pasó de un susto.

Un alto funcionario  (Coordinador de Campaña) que tiene excelentes ingresos, el salario más alto de alguien que cobra del Estado, y una funcionaria provincial de mucho menor rango, con ingresos 20 veces menor, habrían coincidido en uno de esos lugares que dejan descansar por hora ( L – S ), en una ciudad del norte entrerriano, famosa por sus salamines y cítricos.

Hacia allí se dirigieron en un Chevrolet Cruze blanco, coche oficial del organismo del cual es titular el funcionario. Él mucho mayor, pisando los sesenta, y ella, de unos cuarenta.

Estaban agotados por tanta y tanta campaña militante. Aprovecharon la tarde para tomar aire. “En una horita quedamos como nuevos” se dijeron. Pero, el caso fue que el hombre pidió media hora más de tolerancia “para que le haga efecto la pastilla” (que no era ni Tic Tac, ni caramelo media hora, obviamente, ni de menta). De pronto comenzó a ponerse muy colorado y a lagrimear sin motivo alguno. Su compañera se preocupó y, asustada, comenzó a los gritos: “ ‘luchito’ (el nombre puede ser de fantasía para no invadir la privacidad de gente casada) ¿¿que te pasa??», repitió varias veces y en tono más bajo pero siempre con voz firme, y describió la situación: “estás poniéndote colorado e hirviendo, tenés la cara como un fuego”. Como es un edificio de paredes finas y puertas de madera, escucharon el percance varios clientes y trabajadores del lugar (allí están acostumbrados a escuchar otro tipo de ruidos pero no estos).

Por suerte el susto pasó, todo volvió a la normalidad, pero el cuento corrió como reguero de pólvora porque, repetimos, es una localidad no muy grande (pueblo chico, infierno grande).

Después de intentar prolongar ese merecido descanso (no sabemos con que final) la pareja se retiró raudamente en el coche oficial con el cual habian ingresado para continuar con la ardua y difícil misión de revertir lo sucedido en las pasos del 12 de septiembre. Esperemos que la campaña si haga efecto.

P. de Ricardo David

One thought on “Funcionarios en un motel: el efecto de la pastilla provocó temor en la mujer

Comments are closed.