Entre Ríos: inmunizan a casi el 60% de mayores de 50 años

 

 

Se trata del grupo más vulnerable a la circulación de la distintas cepas del Covid-19. Destacan la buena aceptación en Entre Ríos de la combinación de vacunas

En Entre Ríos se intensifica la campaña de vacunación contra el coronavirus, y en ese marco el objetivo primario es completar los esquemas de vacunación en diferentes grupos poblaciones. La proyección del Ministerio de Salud es durante agosto cubrir con la segunda dosis de las diferentes vacunas al 60% de personas mayores de 50 años. Según datos proporcionados a UNO desde el Programa Ampliado de Inmunizaciones, en lo que va del mes ya se cubrió con ambas dosis a un 50% de esa población en la provincia. A esta altura la estrategia es ganar tiempo en la carrera para atenuar el impacto epidemiológico de la variante Delta, al igual que con el resto de las cepas de coronavirus que circulan en nuestro territorio. Para el jefe del Programa Ampliado de Inmunizaciones, Claudio Niz, la dinámica del trabajo de la campaña de vacunación está pensada en agilizar la aplicación de las segundas dosis, y llegar a personas que por diferentes motivos no han tenido la posibilidad de inocularse. “Se busca descongestionar las terapias intensivas y que mínimamente la gente, en caso de contagiarse, sea con consecuencias leves”, explicó el funcionario.

Llegada de nuevas dosis

En las tres primera semanas de agosto, Entre Ríos lleva registradas 110.674 dosis (del primer y segundo componente), según datos publicados en el Monitor Covid-19 del Ministerio de Salud. El ritmo de vacunación siempre estuvo sujeto a la llegada de nuevos lotes de vacunas, como las del laboratorio Sinopharm que sirvieron para completar los esquemas de vacunación. “El intervalo mínimo entre ambas aplicaciones son 30 días. Ya hemos pasado esos 30 días y la gente se ha ido vacunando. Estamos hablando del segundo envío que recibió la provincia desde la Nación, cuando se iniciaron los nuevos esquemas de vacunación”, indicó Niz.

 

Una dinámica similar se está dando con la vacuna de AstraZeneca, ya que en este mes se está cumpliendo el intervalo de 8 semanas requerido para recibir ambas dosis. “Recibimos también un envío de Moderna en el transcurso de este mes y en esta primera instancia se apuntó a los adolescentes de entre 12 y 17 años con factores de riesgo”, ilustró el funcionario.

En esta coyuntura uno de los mayores desafíos que enfrentó el sistema de salud ha sido la llegada a cuentagotas de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V. Sobre esta dificultad, Niz planteó que surgió “la alternativa o la herramienta como para poder avanzar en la modificación de aquellas personas que tengan primera dosis de Sputnik V con un intervalo mayor a 90 días, sobre todo en el grupo de mayores de 50 años. A estas personas se les ofrece la intercambialidad con la vacuna Moderna, que tiene un muy buen resultado en términos de inmunidad”.

Combinación de vacunas

La estrategia de combinar vacunas se presentó como un verdadero desafío ante la preocupación por la llegada de la variante Delta. “Hemos tenido una muy buena aceptación, porque a pesar que desde el Ministerio de Salud se ha informado acerca de la eficacia de la combinación como herramienta para seguir avanzando, la gente la ha aceptado muy bien. Son pocos los que han querido esperar completar su esquema de vacunación con el segundo componente de Sputnik V. Un buen porcentaje de la población a la que se le ofreció la combinación, la aceptó. Es una de las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación y como dato secundario, la gente acudió a sus médicos de cabecera para consultar la opinión con respecto a la estrategia de intercambialidad de vacunas”, completó Niz.