Paginas vistas

  • 116.187 Análisis Litoral

Enrique Cresto encabeza la lista y larga la carrera para el 2023

El oficialismo juega una carta de peso. El titular del Enosha se juega más que una diputación. Qué se juega en el peronismo. La lista.

La lista del oficialismo se resolvió este jueves, bastante antes de lo que se suponía y de lo que se espera en una instancia de estas características.

La nómina la encabezará Enrique Cresto, según confirmó a Página Política una fuente kirchnerista en Buenos Aires. Se trata de un funcionario nacional que venía recorriendo el territorio con la cartera del Enosha, pero con la vista en 2023. Primero se entusiasmó con ser candidato este año, cuando se lo sugirió Eduardo “Wado” De Pedro, pero luego entró en razones que no era la mejor maniobra en su plan por la sucesión de Guastavo Bordet. A su entorno le dijo: “Si me lo piden no puedo decir que no”. Pues bien, se lo pidieron.

Cresto adelanta la carrera para el 2023. Enfrentará ahora al candidato más taquillero de Juntos por el Cambio para dentro de dos años: Rogelio Frigerio. Para el intendente de Concordia en uso de licencia una diputación es lo de menos.

El peronismo, siempre enojado con un celular en la mano y en su casa, tiene ahora a un hombre que ofrece futuro. ¿Qué hará el PJ en una elección en la que el que interpela es una carta para la continuidad después del 10 de diciembre de 2023?

A quien también le pidieron fue a Laura Stratta. Esa era -según los trascendidos de Palacio – la carta de compromiso que le pedían al Gobernador. La Vicegobernadora dijo que no. Se entiende. Tiene una agenda propia abultada y otra que le ofrece el Poder Ejecutivo que le permite estar todos los días en la vidriera. ¿Sería negocio, en caso de que asumiera su banca, perderse en un Congreso? Está claro que no. Y convertirse en una testimonial, resta siempre. Excepto José Eduardo Lauritto, una rara avis. Paréntesis: Stratta evidentemente tiene audacia. Es la segunda vez que se niega a una candidatura. En 2017 Bordet se lo propuso y ella no aceptó. Luego fue vicegobernadora.

En segundo lugar irá Carolina Gaillard. Su nombre ya estaba anotado hace semanas y no tiene resistencias en el kircherismo. De buena relación con Bordet y conocida de Alberto Fernandez hace años, la legisladora buscará su reelección para un lugar que le sienta cómodo: el Congreso.

El tercer lugar es para Tomás Ledesma. Un camporista de 26 años que se desempeña en una área en la que se vincula con municipalidades desde el Ministerio del Interior. Para que Ledesma se convierta en diputado, el Frente de Todos se tiene que imponer en las elecciones. Una exigencia (y prueba de amor) para quienes quieren llevarse bien con el Instituto Patria. Hay dos intendentes que deberían tomar nota:  Adán Bahl y Martín Piaggio. Jugar en contra de Cresto o de la lista de Bordet también perjudica al candidato de Cristina Kirchner.

Fuente: Página Política

A %d blogueros les gusta esto: