Paginas vistas

  • 120.397 Análisis Litoral

Emiliano Sordi: “Si hubiese llevado la plata a la Argentina, hubiese perdido la mitad y hoy estaría ahorcado en una planta”

Sordi es el primer campeón argentino de artes marciales mixtas de la PFL (Professional Fighters League); el año pasado estuvo en el ojo de la tormenta por su decisión de no traer el premio al país, pese a su deseo de tener un feedlot

Emiliano Sordi saltó a la fama en enero del año pasado luego de consagrarse campeón mundial de la MMA PFL (Professional Fighters League) -un torneo internacional que premia al ganador con 1 millón de dólares- y por rehusarse a traer el dinero a la Argentina.

Emiliano Sordi y el sueño de un feedlot

El mayor anhelo del atleta que trajo al país el primer cinturón en esa disciplina era invertir en un feedlot en su natal Río Cuarto, Córdoba, pero esa posibilidad se marchitó cuando hizo “los números” y saltaron las restricciones del Gobierno en el sector agropecuario. Ahora, el ‘He-Man’ analiza junto a sus asesores la idea de desarrollarlo en Estados Unidos, donde vive desde 2016.

Probablemente, Emiliano nunca vio avecinarse una polémica semejante que opacó la hazaña conseguida el 31 de diciembre del 2019 en el mítico Madison Square Garden de Nueva York, donde se convirtió en un emblema nacional al consagrarse campeón de los semipesados de PFL ante Jordan Johnson Por Tko Puños. Ese mismo día se instaló el debate por el premio monetario obtenido, el pago de la alícuota por traerlo al país y el destino de su dinero. “Por la ley Argentina hubiera tenido que pagar una alícuota del 5% que con lo que ya iba a pagar del 30% acá se hacía un 35% que permite la ley. Pero al llevarlo allá me iban a pesificar al dólar paralelo, que en ese momento no llegaba a $80. Si hubiese tomado esa decisión, hoy hubiese perdido la mitad de la plata y estaría ahorcado en una planta”, dijo a Agrofy News.

Si hubiese tomado la decisión de traer el dinero al país, el Estado se lo hubiese pesificado a $60 y él hubiese cobrado $60 millones. De este total, según los economistas que se hicieron eco de la noticia en su momento, tendría que haber pagado $21 millones en impuestos. En rigor, el millón de dólares se hubiese convertido en 487.500 dólares luego de reconvertirlo al dólar blue y haber pagado todas las alícuotas correspondientes.