El plan de Cristina Kirchner para tener un armado competitivo en las elecciones, tras el caótico gobierno de Alberto

nc efi placeholder - DIARIO ANALISIS LITORAL DIARIO ANALISIS LITORAL Primer portal de noticias del litoral Argentino 25 septiembre, 2023
COMPARTIR

Cristina por fin está pudiendo darle forma al proyecto político que mandará a la competencia en las próximas elecciones, aunque habría PASO

Le costó, esta vez más que otras. Es que compatibilizar a Juan Grabois Sergio Massa, por ejemplo, no es sencillo. Ni uno ni otro es estrictamente de su “palo”, la obediencia no está en sus genes ni forma parte de su estilo de “crianza” política; y sin duda, son agua y aceite, no solo ideológicamente sino también emocionalmente, se odian. Pero todo indica que, por fin, Cristina Kirchner está poniendo los patitos en fila y se apresta a tener un armado competitivo en estas elecciones.

Por cierto, no es la única dificultad que enfrentó la vicepresidenta, esa de compatibilizar personajes tan diferentes y que se repelen entre sí. Poner en carrera la continuidad peronista, después del caótico gobierno de Alberto Fernández que también ella eligió, con más de 120% de inflación anual, el dólar a valores astronómicos y la pobreza acechando la mitad de los hogares del país, se apareja con caminar sobre el agua o multiplicar panes.

Pero la “Jefa” sabe que en Argentina, la posibilidad de obrar milagros es mayor que en cualquier otra parte del mundo y obra en consecuencia. En definitiva, su decisión fue inclinarse por Eduardo “Wado” De Pedro para encabezar su proyecto de permanencia. Algunos estudios y su propia intuición, le dicen que no hay otro dirigente al que pueda transferirle tantos de sus propios votos.

Su base electoral, desprecia a Massa, Axel Kicillof no quiere ese rol, y aparte, todo indica que la provincia está perdida si el pequeño economista la abandona por una incierta presidencia. Daniel Scioli y Agustín Rossi no son ni siquiera considerados ni lo fueron en ningún momento, pese a los rumores.

Wado – Grabois es la fórmula presidencial del kirchnerismo de pura cepa que impulsa Cristina. “Eso garantiza mantener la base, que hoy está entre el 20% y el 25% de los votos, nada despreciable en una elección de tercios”, explica un estratega del Instituto Patria. Y es cierto, la ventaja más importante del kirchnerismo, como dijo Cristina en su última entrevista, es la famosa elección de tercios.

En definitiva, pese al cataclísmico gobierno de Alberto, el peronismo tiene una posibilidad, gracias a que su base electoral se acerca demasiado al número necesario para ir a un ballotage. “Tenemos una ventaja fenomenal. Nuestro voto duro, es realmente nuestro. El que se suponía era el voto duro de Juntos, es de clase media y esos te cagan siempre, porque creen que piensan y que son autónomos, preguntale a los radicales”, define el especialista peronista en diseños electorales.

s

Wado – Grabois es la fórmula presidencial del kirchnerismo de pura cepa que impulsa Cristina

Elecciones: la fórmula del kichnerismo que pensó Cristina

Lo cierto es que la fórmula que pensó Cristina es completita: De Pedro y Grabois a la presidencia y vice, Kicillof a la reelección en la provincia y Massa en la boleta de senador por el distrito bonaerense. Así, el de Tigre asegura algún voto independiente, pero no le espanta a los propios, y Axel mantiene incólumes las chances de que, si todo se pierde, la Provincia probablemente sea el refugio para aguantar, hasta el segundo regreso K.

Aparte, esto le permite al actual ministro de Economía mantenerse en su cargo hasta el fin de la gestión, ordenar los problemas de vencimientos con el FMI y, en general, llevar adelante la gestión del gobierno nacional, que es lo que hace desde que Alberto se retiró a componer y preparar su disco debut.

Podría haber una variante a la repartija de cargos mencionada y que también tiene que ver con las ambiciones del ex intendente de Tigre: la “Jefa” evalúa el lugar que ocupará Malena Galmarini en todo esto. Algunos insisten en que podría modificarse levemente la estrategia general y que la actual titular de AYSA reemplace a Grabois en la candidatura a vicepresidenta, otros, indican que, en definitiva, sería candidata a vicegobernadora de Axel. En todo caso, Massa saca a jugar a su mejor socia y la pone en la conversación.

Volviendo a la lógica de la elección de tercios, el kirchnerismo tiene serias expectativas de entrar al ballotage y una vez allí, consigue su primer objetivo: evitar la desaparición que implicaría salir tercero.

Para eso, confía en recuperar algunas voluntades que hoy se fugaron y engordan en las encuestas, los porcentajes de Javier Milei. “Un 30% de los electores nuestros, de los estratos sociales mas bajos, en el conurbano y especialmente en las villas, les dicen a los encuestadores que votan por Milei.

Pero eso no es definitivo, están calientes, la cosa salió mal, pero los recuperamos. Es en la recta final, cuando caemos con las heladeras, los colchones y las chapas, ahí damos vuelta a más de la mitad de ese 30%, suficiente para entrar a la segunda vuelta”, dice el puntero, acostumbrado a estas lides.

s

En el kirchnerismo advierten también, que posiblemente tengan PASO, incluso cuando Cristina y Massa no quieran

¿Habrá PASO dentro del kirchnerismo?

En el kirchnerismo advierten también, que posiblemente tengan PASO, incluso cuando Cristina y Massa no quieran. Daniel Scioli, el “Pichichi”, está totalmente obsesionado y no hay forma de bajarlo. Pero a esta altura, parece no preocuparles demasiado: “no se quien lo votará, pero a nosotros no nos saca ni un voto. Se llevará alguno cercano a (Horacio Rodríguez) Larreta supongo. En definitiva, no hay problema, nos legitima ganarle a alguien en la primaria, aunque esos pocos votos no vayan a quedar en el Frente después”, se resignan en el cristinismo.

Al fin de cuentas, mientras el carro avanzaba los melones se iban ordenando como pronosticó el General, el oficialismo fue encontrando un formato y curiosamente, pese al descalabro que su gestión generó, es competitivo, especialmente por la aparición del fenómeno Milei que tergiversó el panorama político en esta elección y les dio una chance que no hubiesen esperado.

COMPARTIR