“El número de víctimas es imposible de imaginar”: Rusia bombardea un concurrido centro comercial en Ucrania

Un misil impactó el lunes en Amstor, en Kremenchuk en la región de Poltava, donde se calcula que había más de 1000 civiles

KIEV.– Un misil ruso impactó el lunes en un “concurrido” centro comercial de Kremenchuk, en la región de Poltava en Ucrania, causando muertos y heridos, indicaron las autoridades locales, que añadieron que el número de víctimas podría ser muy elevado.

”Los ocupantes dispararon un misil contra un centro comercial donde se encontraban más de 1000 civiles. El centro comercial está en llamas y los equipos de rescate están luchando contra el fuego. El número de víctimas es imposible de imaginar”, dijo el gobernador regional Dmytro Lunin en Telegram.

Poco después, el subjefe de la oficina presidencial, Kiril Timoshenko, dijo que al menos 10 personas habían muerto y unas 40 personas resultaron heridas. Si bien “la operación de rescate continúa”, añadió.

“Estamos haciendo todo lo posible para ayudar a los damnificados lo antes posible. Desplazamos ambulancias al lugar, preparamos los hospitales de la zona para acoger a los heridos. Los equipos de rescate de todas las zonas aledañas están en camino para sofocar el fuego”, aseguró el funcionario.

Por su lado, el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, condenó el ataque al centro comercial Amstor en su canal de Telegram y lamentó que Rusia haya bombardeado de nuevo un enclave sin interés militar de ningún tipo, donde cientos de personas intentaban llevar “una vida normal” al margen del conflicto.

Las imágenes difundidas en redes sociales muestran al establecimiento en llamas y cómo sale una columna de un intenso humo negro.

También se viralizó un video desde el interior del centro comercial. Las personas finalmente lograron escapar del incendio, como se ve en las imágenes.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, repudió el ataque en Twitter. “El mundo está horrorizado por el ataque con misiles de Rusia de hoy, que ha impactado en un centro comercial ucraniano abarrotado, el último de una serie de atrocidades. Seguiremos apoyando a nuestros socios ucranianos y haremos que Rusia, incluidos los responsables de las atrocidades, rinda cuentas”, escribió.

Entretanto, el presidente ucraniano exhortó este lunes a los líderes del G7, reunidos en cumbre en Alemania, “a hacer lo máximo” posible para terminar la guerra que arrasa a su país antes de fin de año, indicaron fuentes dentro del G7.

También pidió a los dirigentes de los siete países más industrializados “intensificar las sanciones” y “mantener la presión” contra Rusia, ya que el rudo invierno en Ucrania hace más difícil la lucha, según el mandatario.

Los combates en el este y sureste del país se han recrudecido en las últimas semanas. Las fuerzas rusas lanzaron 49 ataques en la región de Lugansk en las últimas 24 horas, informó la policía nacional ucraniana en Telegram, según Ukrinform. Se llevaron a cabo ataques aéreos en la ciudad de Lysychansk y en el pueblo de Vovchoyarivka. En general, se destruyeron 23 infraestructuras, incluidas dos iglesias en Lysychansk, señala el reporte.

Además el ejército ucraniano ha tenido que retirar a sus tropas de Severodonetsk, una localidad estratégica de la región del Donbass, que había sido bombardeada por la artillería rusa durante semanas.

Agencias AFP y DPA

%d bloggers like this: