Los 1.658 kilos de cocaína de máxima pureza secuestrados este viernes en Rosario estaban camuflados en bolsa de expeller de maíz que, para las autoridades, se iban a exportar con destino a Dubai desde un puerto de la región.

Y desentrañar todo ese circuito comercial que arranca en un pequeña planta de molienda en el interior del país para terminar en la lujosa ciudad de Dubai expone la existencia de una importante red gloabl que opera en la ciudad, la ausencia de controles oficiales en el campo y los muelles y también el papel de Rosario en la logística narco mundial.

Un producto de exportación

Primero: ¿qué es un expeller? Cuando se extrusa y muele el grano (soja y maíz) para sacar el aceite y la harina, queda un residuo sólido. Un subproducto del grano es el expeller, que al tener alto valor proteico se usa como base de alimentos balanceados para consumo animal.

Insomnio y enojo del presidente del club Reflejos, ubicado frente al galpón en el que se encontró la droga

En Argentina, el negocio del expeller está bien atomizado. Es que si bien los grandes grupos aceiteros (en su gran mayoría de capitales internacionales) son fuertes productores  en envíos a granel, existe también una amplia red de industrias pymes de capitales nacionales, llamadas extrusadoras, que lo producen para el mercado interno (avícolas, tambos, feedlots, cerdos, etc).

Actualmente en Argentina existen 327 establecimientos habilitados como plantas industriales aceiteras por extrusado y/o prensado, según datos del Registro Único de la Cadena Alimentaria (RUCA), que están en manos de 315 empresas diferentes. La provincia de Buenos Aires encabeza la lista en número con 96 plantas extrusoras, representando el 29% del total de plantas del país, seguido por Córdoba con 74 plantas y Santa Fe en tercera posición con 58 establecimientos.

Operativo narco Rosario-Dubai: los negocios y fachadas del galpón donde encontraron 1600 kilos de cocaína

«En 2021 se superó por primera vez el millón de toneladas producidas de expeller de soja. Y el año pasado, las exportaciones de expeller alcanzaron un récord en volumen desde el año 2008, al exportarse un total de 18.025 toneladas, por un valor cercano a los US$ 4,4 millones. Esto significó un incremento del 238% en tonelaje, y las exportaciones pymes juegan su parte en el aumento de los despachos al exterior», señala un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Además, está el negocio de la molienda húmeda de maíz, que también fabrica un subproducto que puede utilizarse como forraje o suplementación en la nutrición animal. De acuerdo a datos proporcionados por J.J. Hinrichsen sobre la molienda de maíz a diciembre de 2019, la capacidad teórica de molienda húmeda en Argentina es aproximadamente de 4.400 toneladas diarias (algo más de 1,5 Mt anuales) concentradas en 7 empresas y 14 plantas, habiendo dos plantas de dos distintos grupos en Santa Fe.

El círculo se cierra con las plantas de alimentos balanceados para consumo animal, un sector que viene creciendo mucho en la actualidad. Las plantas de balanceados tienen sus recetas (en base a la mezclas de expellers de granos, en el que el expeller de maíz tiene una participación decisiva) y en la actualidad se pobló de muchas pequeñas plantas del interior, muchas vinculada a cooperativas. Y sobre la actividad de muchas de esas nuevas plantas chicas de reciente aparición pesa la sombra de las operaciones en negro para la compra de balanceados para alimento de ganado.

Puertos secos

“Sobre una operación legítima se introdujo la droga”, dijo el titular de la superintendencia de Drogas Peligrosas, Mariano Giuffra. Con esas palabras, la planta productora vendedora estaría quedando fuera de la investigación. Las autoridades no informaron sobre el sector de la empresa vendedora (fábrica de balanceados, extrusadora o de molienda seca de maíz).

Es que el vendedor tiene la obligación de vender su producción a compradores finales (el consumidor) o a intermediarios habilitados (obvio en blanco). Y, en este caso, el operador estaba habilitado por Afip. Se trata de Pepe Cereales, con base en Santiago del Estero, y a nombre de Héctor Pérez, que está entre los detenidos.