El gran campo de batalla en estas PASO: El departamento Paraná

Los candidatos del oficialismo apuntan a este distrito para reducir las abismales diferencias; Frigerio quiere mantenerla; Galimberti y Schneider apuntan a meterse en la lista del ex ministro y Lucía Varisco busca llegar a las generales.

A poco más de una semana de las elecciones legislativas primarias, se prevé que la gran batalla de estos comicios se va a dar en el departamento Paraná.

En este territorio vota el 35% del electorado de la provincia, lo que lo hace el quinto distrito en cuanto a cantidad de electores.

De cada 10 votantes, casi cuatro son de Paraná, lo que genera un enorme desafío tanto para el oficialismo, los candidatos del PJ, el gobernador, los ministros, la vicegobernadora, el intendente de Paraná, Adán Bahl, y sus aliados políticos; como para Cambiemos y las distintas listas que disputan las internas en la oposición.

Este martes hubo una exposición de los candidatos de Cambiemos en Crespo junto con estudiantes del departamento Paraná. El día antes había estado el gobernador Bordet con los aspirantes por el justicialismo y una nutrida comitiva de funcionarios.

Enrique Cresto se reunió con el sector de la ministra Rosario Romero y con Santiago Halle, que tiene aspiraciones de llegar a la intendencia de Paraná, y se sacaron una foto, que hasta el momento no se había visto.

Además, estuvieron presentes otros dirigentes, con lo que se confirma que la gran batalla se dará en Paraná, que es el campo elegido también por Cambiemos.

La gran mayoría de los dirigentes que se presentaron a las reuniones de la oposición están identificados con el justicialismo, también había sindicalistas que en las pasadas elecciones acompañaron a los candidatos del oficialismo, a Kueider, a Casaretto, a Bordet y Stratta.

Pero ahora aparecen en las fotos de Cambiemos en la seccional 11, posando para la foto con el cartel de Rogelio Frigerio.

Evidentemente, la clave de esta elección será el departamento Paraná Campaña, el gran desafío para la oposición y para el oficialismo.

Este último, Gustavo Bordet, Kueider, Enrique Cresto, tienen la gran misión de achicar las abismales diferencias que se avizoran, de perder por una diferencia digna.

En cuanto a Cambiemos, apunta a mantener las diferencias que las encuestan arrojan, y por eso no quiere dejar que solamente el oficialismo camine por Paraná y se metió en este terreno de batalla.

En la oposición, además, esperan saber qué cantidad de votos puede aportar la lista de Galimberti y Schneider, ya que este departamento está fuertemente identificado con el radicalismo y el intendente de Crespo podría hacer un aporte en ese sentido.

La lista de Galimberti hoy por hoy se muestra fuerte en Concordia, Rosario del Tala, en el departamento Federación, pero apuesta al departamento Paraná para llegar al 25% necesario para meter un candidato por la minoría.

En ese caso, Atilio Benedetti sería desplazado del tercer lugar por Galimberti, que disputaría las elecciones generales, lo que agregaría otra figura radical al armado de Cambiemos, junto con el Pro.

Eso fortalecería a Cambiemos de cara a las generales.

Otro de los que tiene un gran desafío en Paraná es el varisquismo, con Lucía Varisco, que apunta a sumar el 1,5% de los votos, para lograr participar en la grilla de las generales.

Estos votos provienen del radicalismo, por lo que se le podrían restar a la lista de Galimberti y Schneider.

Así, se configura un gran campo de batalla en el departamento Paraná, en el que todos los candidatos juegan su propia partida para intentar lograr sus objetivos.

El PJ busca achicar para perder dignamente, y los de Cambiemos, para mantener la gran diferencia que hoy por hoy se prevé.