Paginas vistas

  • 120.371 Análisis Litoral

El Gobierno prepara una batería de anuncios tras la derrota electoral

Evalúa beneficios para jubilados y un incremento en la ayuda social; también impulsa créditos productivos y un plan de reconversión laboral

l Gobierno nacional evalúa una batería de anuncios tras la dura derrota del domingo en las elecciones legislativas primarias. La comunicación de varias de esas medidas podría concretarse pasado mañana, según coincidieron ante LA NACION fuentes oficiales del Ejecutivo nacional. Beneficios vinculados a jubilaciones, créditos productivos, capacitación y conversión de planes sociales en trabajo genuino son parte de los puntos sobre los que se debate por estas horas como primera reacción para intentar revertir el resultado electoral de cara a las elecciones generales del 14 de noviembre próximo.

Las medidas se “evalúan con todo el gobierno, se juega en equipo”, afirmaron desde una de las carteras del gabinete. “Se adelantan fechas de anuncios de medidas en las que se venía trabajando”, completaron desde otro ministro. “Acelerar” es la palabra clave en la que coinciden las distintas fuentes del oficialismo ante las consultas sobre los anuncios en puerta. La mayoría de ellos explicaron que las medidas que se anunciarán ya venían en estudio y estaban planificadas para ser comunicadas en breve, pero que el escenario postelectoral adelantó los tiempos. Aseguraron, junto con ello, que la recuperación ya venía en marcha, pero que “no llegó a impactar” del modo esperado en un electorado golpeado por la crisis económica agudizada por la pandemia y el parate en el que fue sumido el país durante largos meses de 2020.

En materia de seguridad social, en la ANSES están en preparación “dos políticas públicas, en las que se venía trabajando desde hace meses”, explicaron a LA NACION. El anuncio, previsto para fines de este mes, sería encabezado por el presidente Alberto Fernández.

La búsqueda de la conversión de los planes sociales en trabajo genuino es otro de los puntos sobre los que se avanza. Se trata también de uno de los objetivos mejor vistos por todas las áreas que componen el oficialismo. Fuentes consultadas explicaron que “tras lo que se avanzó en el sector rural (que fue el primer paso del proceso de conversión), se piensa en cómo ir avanzando sector por sector, articulando las necesidades de empresarios, gremios, y sectores de la economía popular para ir a esa compatibilización”. Las mismas fuentes consideraron que, aunque este anuncio podría no llegar a lo que se comunique en las próximas horas, si se descuenta que sería en breve. “Se está trabajando”, dijeron. Apuntan a darle un impulso a economías de mano de obra intensiva.

Para el 30 de septiembre también está previsto el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil. Empujado por la escalada inflacionaria, el Gobierno había oficializado en julio pasado el aumento del salario mínimo a $29.160, monto que comenzó a regir a partir de este mes. A ese número se tenía previsto llegar recién en febrero de 2022, de acuerdo al acta que se había acordado hace apenas dos meses en el Consejo del Salario, una instancia de diálogo de la que participan el Estado, las principales cámaras empresarias del país, las centrales obreras y los movimiento sociales.

El Ministro de Trabajo, Claudio Moroni, al llegar a la Casa Rosada
El Ministro de Trabajo, Claudio Moroni, al llegar a la Casa Rosada

Entre los anuncios también habrá ampliaciones en el Plan Te sumo, del Ministerio de Trabajo, que apunta a la capacitación profesional y laboral de jóvenes de entre 18 y 24 años, así como en el portal de Empleo, donde se cruzan ofertas y búsquedas laborales, pero sin límite de edad. “No va a haber límites”, refieren fuentes del gobierno para referirse a la posibilidad de sumarse a ambos planes.

En materia de producción también se analiza la posibilidad de extender créditos productivos en búsqueda de la tan mentada reactivación.

Desde los movimientos sociales oficialistas explicaron a LA NACION que dieron el aval a “una batería de medidas que aceleren el impacto de la recuperación en los bolsillos de la gente”. Agregaron que “en el contexto de apatía e indiferencia que mostró la sociedad en las elecciones, hay que dar señales en el camino de mejorar la vida cotidiana”.

“Medidas para acelerar la recuperación”

El ministro de Producción, Matías Kulfas, reconoció que hay medidas en evaluación. “Hay mucha gente que podrá decir que no le llegó esa recuperación y es comprensible esa reacción. Lo que queremos es acelerarlo, es lo que estuvimos conversando en el día de ayer con el presidente, con varios del Gabinete, para ver cómo en los próximos meses fortalecemos algunas medidas y podemos acelerar esa reactivación”, dijo en AM 750.

Y agregó: “Están otros sectores donde queremos hacer refuerzos que tiene que ver con los sectores donde no llegó la recuperación en el empleo o estar en actividades informales. Ahí es donde estamos trabajando en generar medidas para acelerar la recuperación de los ingresos y que esta reactivación que está en curso le llegue a todos los sectores”.

Las declaraciones del ministro hicieron crecer las versiones sobre la posibilidad de que haya un aumento en la ayuda social, como la Asignación Universal por Hijo (AUH) o la restitución del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), una medida de urgencia que se adoptó por unos meses durante el peor momento de la pandemia y que alcanzó a nueve millones de personas.