El gobierno de Entre Ríos aumentó la publicidad en un 100%

La bendita pauta publicitaria: El Gobierno cree que lo ves más lindo si gastan la tuya.

Van a pagar más de seiscientos  setenta millones de pesos (si hay miseria que no se note). La millonada de pesos que gasta la ciudadanía en tratar de “lavarle la cara” al Gobierno para que no se le vean las grietas, es impresionante.

“Como te ven te tratan” decía Mirta Legrand, y quedó inmortalizada la frase dentro de los dichos populares.

Bordet lo tomó al consejo al pie de la letra. No anda con chicas si tiene que gastar. Pero aparentemente olvidó aquello que decía Albert Einstein: “Si no sabes explicarlo de un modo simple, no lo entiendes bien”

¿Podrá explicar en forma sencilla que con la hambruna, persianas que se cierran, frustración, enojo, mal humor social y bronca aumenta desmedidamente la publicidad oficial? ¿Qué quiere? comunicar lo que está pasando o por el contrario, busca barnizar, disimular, amortiguar, desfigurar la realidad? ¿Podrán los medios beneficiados  también explicar la que reciben, cuanta reciben, el motivo por que la reciben?

Las “Campañas” (no partidarias, obviamente) alcanzan la friolera de 676.000.000 -seiscientos setenta y seis millones de pesos. 300 millones de pesos más que en el presupuesto 2021, un aumento del 100% en un año.

Por ejemplo, tiene previsto gastar: 205.000.000 Gobernación, Cultura, y Comunicación, 60.000.000 para Salud, 45.000.000 a Desarrollo Social, Ministerio producción Turismo Ambiente, Ciencia y Tecnología 210.000.000, Ministerio de Gobierno 30.000.000 de pesos entre otros.

Todo dentro de un nuevo presupuesto que además para “gastos en prensa” se reserva 901.099.000 pesos ( 400 millones de aumento en un año) que le asigna a la Secretaría de Marisel Brusco para que “maneje” los recursos: Sí! los mismos que están declarando ante la justicia por éstos días por al menos desprolijos y posiblemente ilícitos manejos de la “pauta”, ahora tienen por delante un futuro para publicitariamente ”tirar manteca al techo” o “tirar la casa por la ventana”.

 

La ciudadanía tiene derecho a informarse, también de cómo se gastan. Te pregunto a vos que estás leyendo, ¿recibís algún pesito fruto de tanto despilfarro?

Portal de R. David