Directora de un hospital entrerriano pide ayuda a los habitantes del pueblo

A menos de un mes de haber asumido como directora del Hospital Behring, en Holt Ibucuy, en el departamento Islas, la obstétrica Gisela Susana Prelat admitió ante un grupo de vecinos que la situación del nosocomio es catastrófica: tiene altísimas deudas con proveedores y una infraestructura sin atención en años.

“Se está terminando un informe contable y hay una deuda grandísima, por eso necesitamos que todo el pueblo ayude al hospital. No tengo aún la cuenta habilitada razón por la cual no puedo hacer compras, por eso, un alcohol o un paquete de gasa que puedan donar es suficiente para que no se generen más gastos. Hay una deuda a vecinos comerciantes que es muy grande; tampoco tenemos para comprar placas para la máquina de rayos, ya que se le debe al proveedor desde enero”, dijo la funcionaria.

Prelat fue puesta en funciones a finales de agosto pasado por la directora General de Hospitales del Ministerio de Salud, Karina Muñoz.
Sucede en el cargo al médico Luis Emilio Pajón, a quien el Ministerio de Salud le abrió un sumario administrativo por haber permitido que, durante dos años, una médica trucha se desempeñara en el servicio de Guardia de ese nosocomio del sur entrerriano.

El caso se disparó a partir de la presentación hecha por el propio Pajón, que en agosto de 2018 hizo una denuncia en la Unidad Fiscal de Gualeguaychú. Se trata de una profesional de origen peruano, Teresa Criado, quien se desempeñó en el Hospital Behring aunque nunca pudo probar que era médica. La matrícula que había presentado, además, correspondía a otra persona.

El sumario fue dispuesto a través del decreto N° 4.796. La norma señala que el director del Hospital Behring informó que “la señora Criado, de nacionalidad peruana, quien como ´médica´ ha prestado servicios en la guardia del hospital, constatándose con posterioridad que la misma no está incluida en el Regimen de la Carrera Profesional Asistencia Sanitaria”. El propio Pajón admite que “en varias oportunidades se le solicitó a la misma la documentación correspondiente que acreditara su profesión, y sin haber obtenido respuesta satisfactoria, pese a los requerimientos manifestados por el director, se verifica que la señora Criado no está registrada en el SISA como médica en este país, y que dicho número de matrícula pertenece a otra persona”.

La llegada de la nueva directora se dio en un contexto crítico para el hospital. “El hospital está mal, hace años no se hace nada”, dijo Prelat. Falta de inversión en infraestructura, sin insumos y “deudas gravísimas” son parte del escenario que se encontró la obstetra al asumir hace menos de un mes. Este viernes debió enfrentar los reclamos de los vecinos autoconvocados y allí trazó un panorama de emergencia en el efector de salud.
La profesional expuso que “nadie quiso agarrar las riendas del lugar, nadie quiso ser director y yo, por una situación particular, decidí hacerme cargo” y adelantó que “el lunes 23 tengo reunión en Paraná para evaluar todas las situaciones que estuvieron pasando y saber la devolución del ministerio”.

“El hospital está mal porque hace años que viene mal, la institución se está cayendo porque hace años que no se hace nada, no se gestiona” aseguró contundente ante los vecinos autoconvocados “hay mucha deuda; no hay insumos”, se explayó y adelantó un pedido de auditorías internas por sectores.

La funcionaria admitió una dura realidad ante un grupo de vecinos que pidió saber en qué condiciones está el centro asistencial. “Ustedes verán cómo está el hospital, nadie quiso agarrar las riendas del lugar, nadie quiso ser director”, sostuvo.

Respecto de la situación del médico Pajón, aseguró: “Fue desafectado de las guardias activas. Pero no lo puedo hacer totalmente. Hasta que la Justicia dictamine, tiene el derecho a trabajar”.

Fuente: Entre Ríos Ahora