Paginas vistas

  • 116.197 Análisis Litoral

Cuba acusa a Estados Unidos de provocar las protestas sociales en la isla “con una política de asfixia económica”

El presidente, Miguel Díaz-Canel, advierte que los manifestantes “tuvieron la respuesta que se merecían” durante el fin de semana

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha denunciado el lunes que Estados Unidos tiene “una política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país”, un día después de que se registrase en la isla la mayor ola de protestas desde los años noventa. En una transmisión en directo por la televisión cubana, Díaz-Canel, que estuvo acompañado por miembros de su Ejecutivo y del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC, el único legal), ha dicho que los disturbios buscaban “fracturar la unidad del pueblo”. Por ello, ha agregado, los manifestantes “han tenido lo que se merecían”, en alusión a la represión oficial contra las protestas.

La policía reaccionó a las manifestaciones que se contagiaron en varias ciudades cubanas con represión, un centenar de detenidos y al menos un fotoperiodista agredido por las autoridades. Las protestas golpeaban a los vehículos policiales y llegaron a volcar a una patrulla en Cárdenas, uno de los municipios más afectados por la pandemia. El presidente cubano advirtió de que si “hay personas con insatisfacciones legítimas por la situación que están viviendo, y también revolucionarios confundidos”, al mismo tiempo “hay oportunistas, contrarrevolucionarios y mercenarios pagados por el Gobierno de EE UU para armar este tipo de manifestaciones”.

Las concentraciones que convocaban a los cubanos a través de redes sociales a tomar las calles tenían dos mechas principales. En primer lugar, el país atraviesa el peor momento de la pandemia con un promedio de casi 4.900 casos nuevos al día y un pico máximo de muertes alcanzado ayer con 47 fallecidos. Y en segundo lugar, la crisis económica agravada por la pandemia y los bloqueos de EE UU ha llevado a una caída PIB del 11% en 2020, según estimó el Gobierno Cubano. Los precios de artículos básicos disparados, colas interminables en tiendas y comercios por la escasez, y el miedo al coronavirus han desencadenado el caldo de cultivo perfecto para las protestas más grandes de los últimos 25 años.

El presidente de EE UU, Joe Biden, se ha referido a la situación en Cuba la mañana del lunes. No ha hecho referencia a las acusaciones de Díaz Canel, pero tuvo palabras muy duras hacia La Habana. “Apoyamos al pueblo cubano y su clamor por la libertad y el alivio del trágico control de la pandemia y de décadas de represión y sufrimiento económico a las que ha sido sometido por el régimen autoritario de Cuba. Estados Unidos hace un llamado al régimen cubano para que escuche a su pueblo y atienda sus necesidades en este momento vital en lugar de enriquecerse”, ha señalado Biden.

 

A %d blogueros les gusta esto: