Crean cuchillos de madera prensada con mejor filo que los de acero

La técnica también permite crear clavos de madera con una resistencia similar a los de metal

Investigadores de la universidad de Maryland crearon un cuchillo de madera prensada que logra ser tres veces más afilado que un cuchillo de mesa convencional, con la ventaja extra de que no se oxida y es enteramente reciclable. La técnica permite crear también clavos de madera mejores que los de acero.

En un estudio publicado en Cell Press, el grupo explica que buscaban materiales ultra resistentes alternativos al acero o la cerámica, ya que para fabricar un cuchillo convencional se usan materiales no renovables y técnicas de fabricación (como tratamiento a altas temperaturas) con un impacto medioambiental notorio.

Según explican, la celulosa (el material que compone la mitad de la madera) tiene una “mejor relación entre su resistencia y densidad que la mayoría de los materiales de ingeniería, como la cerámica, los metales y los polímeros”, y podría convertirse en una alternativa más ecológica (y con mejores prestaciones) que a los cuchillos de metal o de plástico (tipo descartables).

Lo que hacen los científicos es quitar la mayor parte de la lignina de la madera al prensarla en caliente sin destruir la estructura de celulosa base. Con un baño químico a 100 grados (que puede reutilizarse para otras tandas de madera) es posible eliminar el agua presente y hacer más denso el material resultante. Termina siendo 23 veces más duro que la madera original, y se puede afilar hasta el punto de que corta mejor que un cuchillo de acero. El cuchillo de madera puede lavarse, reusarse y, eventualmente, afilarse.

El proceso consiste en tratar la madera químicamente para quitar la lignina de la celulosa, prensarla para hacerla más densa, embeberla en aceite para quitar el agua y luego pulirla para darle forma, sea de cuchillo o de clavo
El proceso consiste en tratar la madera químicamente para quitar la lignina de la celulosa, prensarla para hacerla más densa, embeberla en aceite para quitar el agua y luego pulirla para darle forma, sea de cuchillo o de clavo

La técnica de prensado de madera permite crear, también, clavos de madera con una resistencia similar a los convencionales, con la ventaja de que no se oxidan, son más livianos, y que permitirían construir estructuras enteramente de madera donde antes se necesitaban clavos de acero para fijar piezas. La madera, tanto del cuchillo como de los clavos, pasa 48 horas en aceite durante su tratamiento para hacerla impermeable.